Hasta octubre, las exportaciones de carne superaron US$ 2.400 millones

En los primeros 10 meses de 2019, China compró el 73,7% de toda la carne que exportó Argentina: más de US$ 1.500 M

4 de diciembre, 2019

carne exportaciones

Las exportaciones de carne bovina de Argentina de octubre, informó ayer el Ipcva, alcanzaron un valor de US$ 363 millones, 96% superiores a los US$ 185 millones obtenidos en octubre de 2018. Ayudó, también, una suba de 17,6% en los precios. En volumen, fueron 95.905 de toneladas de res con hueso (r/c/h).

 

“Las exportaciones argentinas de carne vacuna acumuladas a lo largo de los últimos doce meses, desde noviembre de 2018 a octubre de 2019, se ubicaron en volúmenes cercanos a las 777.000 toneladas equivalente r/c/h, por un valor superior a US$ 2.770 millones”, indicó el Ipcva. En octubre, las exportaciones de carne bovina, en volumen, subieron 17,3% contra septiembre pasado y 66,6% interanual.

 

China resultó el principal destino, en volumen, para la carne vacuna argentina durante los primeros diez meses de 2019, con aproximadamente 329.500 toneladas: 73,7% en volumen y 64% en valor. En total, US$ 1.503 millones. Fue seguido por Chile, con 25.200 toneladas y luego por Israel, con 21.700 toneladas.

 

Las exportaciones de carne se incrementaron en 152.000 toneladas si se comparan los primeros diez meses de los últimos dos años. “De ese volumen adicional, cerca de 169.000 toneladas tuvieron como destino a China, que representa el 111% del incremento de las ventas al exterior de carne bovina observado a lo largo de los primeros diez meses de 2019, en relación al mismo periodo de 2018, ya que el resto de los destinos en conjunto acumulan una caída equivalente a más de 16.600 toneladas”, indicó el Ipcva.

 

Hasta octubre, las exportaciones de carne superaron US$ 2.400 millones

 

Durante los primeros diez meses de 2019, se registraron exportaciones de carne bovina enfriada, congelada y procesada por aproximadamente 447.000 toneladas peso producto. “Utilizando los factores de conversión a toneladas res que habitualmente usa el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, se exportaron durante el período alrededor de 666.000 toneladas equivalente res con hueso (superior al volumen total de 2018). A lo largo de los primeros diez meses de 2019, ingresaron al país divisas por un valor superior a los US$ 2.400 millones por exportaciones de carne vacuna”, dijo el Ipcva y agregó que la exportación representó el 33,3% de la producción de carne bovina obtenida en el mes de octubre de 2019.

 

El volumen exportado mensual promedio de 2019 se ubica en 66.600 toneladas res con hueso, que resulta significativamente superior (+45%) al promedio mensual de 2018, que había sido de 46.000 toneladas res con hueso.

 

En una columna publicada en Clarín, el titular del Ipcva, Ulises Forte, destacó: “Hoy tenemos, gracias al trabajo del sector público y del privado, un gran menú de opciones para colocar nuestros productos: Unión Europea, China, Israel, Chile, Rusia, Estados Unidos y Japón para la Patagonia, entre otros. Y vamos por más: Corea del Sur, México y países del Caribe, Japón para el resto del país y otros países del sudeste asiático. Por otra parte, sabemos que el mercado interno, alicaído en los últimos tiempos, se va a recomponer cuando se recupere un poco la economía, ya que la gente bajó el consumo por ‘billetera flaca’ pero sigue teniendo una terrible cultura carnicera, que debemos respetar e incluso fomentar”.

 

“El ‘tablero’ mundial está a nuestra disposición, por lo que –insistimos- se trata de generar más carne. Para eso, necesitamos más Estado, no uno que se desentienda de las asimetrías y deje todo librado a los mercados. Necesitamos un Estado eficiente que articule con los privados políticas activas y previsibles, con créditos acordes a la producción y con acciones segmentadas para las distintas capas de la economía agraria”, agregó Forte.

 

***

Animos bajos

 

Según la última edición del “Ag Barometer Austral”, elaborado por el Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral, por primera vez desde que se elabora el índice los productores ven con igual pesimismo el futuro que la situación presente. El 76% de los productores piensa que los próximos 12 meses serán malos tiempos financieros para el sector agropecuario, y casi el 80% cree que es un mal momento para realizar inversiones. El 67% ha utilizado alguna estrategia de cobertura de precios para la campaña 2019/20. Además, 61 % de los productores esperan malos tiempos para los próximos cinco años.

 

“La incertidumbre política, el acceso al crédito y financiamiento y las retenciones, son los principales desafíos que enfrentan los productores para los próximos 12 meses, superando al clima que hace un año era la principal preocupación”, resumió el trabajo.

 

Carlos Steiger, Investigador del Centro de Agronegocios de la Universidad Austral, destacó: “A pesar de las malas expectativas y la incertidumbre en torno a la cuestión política, más de la mitad de los productores, aún en este contexto, manifiesta que invertirá lo mismo o más que el año pasado. Solo 14% de los productores manifiesta que su inversión por hectárea será en este ciclo menor al de la campaña pasada. En general, el productor tiene una voluntad de mantener la productividad y el paquete tecnológico”.