Gobierno busca aval multisectorial a la renegociación con FMI

Luego de la aprobación de la emergencia múltiple, el Gobierno necesita conseguir avales entre distintos sectores sociales

27 de diciembre, 2019

Gobierno busca aval multisectorial a la renegociación con FMI

La convocatoria se cursó ayer por la tarde, pero estaba in pectore desde hace unos días. Luego de la aprobación de la emergencia múltiple en el Congreso Nacional y la batería de medidas en marcha, el Gobierno necesita conseguir avales entre los actores y sectores sociales. Para cumplir con el programa que se propuso y avanzar con la renegociación con el Fondo Monetario Internacional, objetivo importante para la primera mitad del año próximo.

 

La invitación es para hoy a las 16, en Casa Rosada. La reunión la encabezará el presidente Alberto Fernández y será un primer paso del acuerdo social que viene proponiendo desde la campaña, aunque no se hable en esos términos sino de “compromiso simbólico”. Alrededor de la mesa estarán sentados empresarios industriales, agrarios, del comercio, las finanzas y la construcción, con distintos grados de representación. También la CGT, en nombre de los trabajadores asalariados.

 

Lo que se propone el Gobierno es para firmar documento conjunto “de dos páginas” para ratificar el rumbo elegido. “Nos reúne una crisis que conlleva una oportunidad y un deseo compartido: volver a ser una Patria unida, capaz de acrecentar el bienestar de todas sus hijas e hijos sobre la base del trabajo, la inversión productiva y una justa distribución de la riqueza”, dice un borrador que circuló ayer.

 

Hoy intentará darle a ese diálogo la fuerza de una imagen compartida, una puesta en escena de principio de acuerdo.

 

El Gobierno estará representado también por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Producción, Matías Kulfas; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; y posiblemente el ministro del Interior, Wado de Pedro. El Ministerio de Economía estaría representado por algún funcionario de Martín Guzmán. Cafiero y Béliz prepararon el terreno en las horas previas al anuncio. Recibieron a sindicalistas para comentarles pormenores de la reunión de hoy y se comunicaron con empresarios.

 

“Reconocemos la prioridad de la resolución sustentable de esa deuda pública. Expresamos nuestra confianza y respaldo a la gestión que ante los acreedores privados y organismos internacionales realizará el nuevo gobierno argentino. No será la mera negociación de una administración. Lograr una solución sustentable será la tarea colectiva de todo un país”, sostiene el texto que se firmaría hoy sobre la negociación con los acreedores que el Gobierno pretende encarar en el primer semestre del año.

 

La Unión Industrial, las cámaras de Comercio y de la Construcción, CAME, CGERA, la Bolsa de Comercio y las entidades rurales que forman parte de la Mesa de Enlace están entre los convocados por el empresariado. La CGT, la CTA y varios movimientos sociales alineados con el Gobierno (entre ellos, la CTEP, el Evita, Barrios de Pie y la CCC) estarían en representación de los trabajadores. Con todos ellos de manera parcial y mano a mano, Casa Rosada viene teniendo conversaciones de las más variadas. Hoy intentará darle a ese diálogo la fuerza de una imagen compartida, una puesta en escena de principio de acuerdo, más allá de las diferencias y las tensiones por los costos diferenciales por sectores de la política del Gobierno.

 

La agenda de hoy también contemplaría la definición de criterios y pautas para el lanzamiento del Consejo Económico y Social, uno de los instrumentos que el Gobierno pretende potenciar. Desde ese organismo se apunta a fijar precios y salarios en el marco de la situación de emergencia. “Coincidimos en la necesidad de poner en marcha un Consejo Económico y Social, que procese esos acuerdos en debates multisectoriales e informados, con tiempos de maduración acordes a su complejidad”, señala el borrador del documento.