Fuerte apoyo de Stiglitz a Guzmán: “Es uno principales expertos del mundo en deuda soberana”

24 de diciembre, 2019

Fuerte apoyo de Stiglitz a Guzmán: "Es uno principales expertos del mundo en deuda soberana"

Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía, se jugó un pleno con Martín Guzmán. No es para menos. Es un pupilo suyo que hoy enfrenta la hercúlea tarea de estabilizar la macroeconomía de Argentina y, entre otras cosas, renegociar su deuda pública. ¿Sentirá “Joe” que él también se juega algo en el éxito de Guzmán? Si bien no se inmiscuye en los detalles de las medidas, aprueba la orientación general.

 

En una columna publicada en Project Syndicate, donde escribe regularmente (en varias ocasiones, lo hizo con Guzmán), Stiglitz repasó la trayectoria de Guzmán, celebró su nominación y delineó los desafíos hacia adelante.

 

  • “La persona adecuada en el lugar correcto y en el momento oportuno”. Dice Stiglitz: “A juzgar por su nombramiento de un economista de primera línea en su Gabinete como ministro de Economía, el nuevo presidente de Argentina, Alberto Fernández, ha tenido un buen comienzo al enfrentar los problemas económicos de su país. Martín Guzmán, con quien he colaborado frecuentemente en los últimos años, se encuentra entre los principales expertos del mundo en deuda soberana y los problemas que ésta puede causar, lo que lo convierte en la persona adecuada en el lugar correcto y en el momento oportuno”.

 

  • “Fernández hereda una situación económica mucho peor que la que enfrentó Macri”. Describe Stiglitz: “Como resultado, Fernández hereda una situación económica mucho peor que la que enfrentó Macri: mayor inflación, mayor desempleo y ahora, una deuda que está más allá de la capacidad de Argentina para pagarla. Redoblar una política fallida no funcionará, y tampoco lo hará volver a lo que la precedió. Por eso es tan importante que Fernández haya nombrado a un economista conocedor y brillante que combina la energía juvenil con una sabiduría que va más allá de sus 37 años”.

 

  • Stiglitz celebró la decisión de no seguir tomando más deuda y la decisión de no seguir ajustando. “Como ha dicho Fernández, no se resuelve un problema de deuda excesiva asumiendo más deudas. Tampoco se resuelve un problema de recesión y desempleo imponiendo más austeridad, que en cada recesión siempre lleva a más contracción económica”.

 

  • Según Stiglitz, el objetivo es reactivar la economía. Fue, de hecho, lo que dijo Guzmán en su primera conferencia de prensa. “Argentina debe aprovechar sus limitados recursos, dedicándolos a reanimar la economía. Uno alberga la esperanza de que los bancos multilaterales de desarrollo otorguen préstamos anticíclicos para proyectos de inversión que estimulen el crecimiento y el alivio de la pobreza (bajo Macri, la pobreza ha vuelto a crecer enormemente, hasta alcanzar más del 35% de la población). El potencial es enorme. El turismo, por ejemplo, tuvo un gran auge después de la última gran devaluación. Argentina cuenta con universidades de primer nivel y con un gran número de personas altamente educadas y emprendedoras.

 

  • “Un programa de moderación”. Por último, Stiglitz dice: “Fernández, junto con Guzmán, parece estar formulando un programa de moderación, evitando los extremos del pasado. A diferencia de la agenda de Macri, el programa de Fernández no se basa en grandes apuestas y wishfull thinking. Se basa en las duras realidades de la situación que ha heredado. Representa la mejor oportunidad que tiene Argentina para lograr el restablecimiento gradual del crecimiento. Obviamente, cuanta más asistencia pueda proporcionar la comunidad internacional, más rápida y sólida será la recuperación”.