Fernández rechazó la idea de “una casta política”: “Esa creencia afecta a la democracia”

24 de diciembre, 2019

alberto fernández

El presidente Alberto Fernández dialogó hoy con AM750 sobre sus primeros días de Gobierno, el cierre del 2019 y sus deseos para el país.

 

“Yo voy a brindar por todos. Primero y antes que nadie por los que están mal, para que dejen de estarlo”, dijo. “Si ellos dejan de estar mal, todos vamos a estar mejor (…) Queremos ser una Argentina más justa. Todos tenemos que ayudar a la gente más pobre, porque ellos son los que están más postergados, los que más lo necesitan. Es la obligación que tenemos los que estamos un poquito mejor”, agregó y dijo que la recepción de la Tarjeta Alimentaria, que se realizó en la semana en Concordia, fue un éxito.

 

“Una vez hagamos algo ético todos los argentinos, que es terminar con el hambre. Es mucho más fácil pensar en el futuro sabiendo que nadie tiene urgencias, que la urgencia mínima del hambre está cubierta. Yo hoy voy a brindar por eso” completó Fernández.

 

Consultado sobre la posibilidad de que la política haga más gestos y, por ejemplo, donde parte de sus ingresos, dijo: “Hay muchos que ayudamos silenciosamente a comedores, a gente que lo necesita. No lo contamos, simplemente lo hacemos. A mi me parece que hay una falsa imagen, que se piensa que los sueldos de la política son sueldos extraordinarios. Eso ya no es así. Son sueldos razonables. Obviamente son mejores sueldos que alguien que está pasándola muy mal o que cobra un salario mínimo, y gran parte de esos sueldos van a parar a comedores, merenderos, o gente que lo necesita. Lo que pasa es que no se hace publicidad de eso, porque no hay por qué hacerlo”.

 

“Siempre digo que estamos en democracia y el mal trato de la política afecta a la democracia. Los políticos somos ciudadanos que tenemos una tarea específica y, en mi caso, administrar el Estado”, agregó el Presidente y rechazó la idea de que hay “una casta política” o tenga “una condición de privilegio”.

 

“Somos básicamente ciudadanos que muchas veces hacemos el sacrificio de dejar de ganar dinero en nuestra actividad privada para ponernos al servicio de un proyecto común, que lo hacemos encantados. Yo no estoy haciendo ningún esfuerzo, hago lo que me gusta. Lo que digo es que hay una prédica de que hay una condición de privilegio en la política que no existe. Obviamente hay abusos, no voy a decir que no. Y con esos abusos hay que terminar”, agregó el Presidente y puso como ejemplos a las personas que cobran entre $150.000 y $200.000. “Es un delirio”, describió. “El Estado no puede pagar como si estuvieran en la actividad privada”.

 

Por último, criticó que la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva sea “un plan de ajuste”: “Esta semana me ha pasado algo increíble. Estamos volcando $100.000 millones para el consumo de los sectores más postergados, más hambrientos de Argentina. Estamos haciendo todo lo posible para que eso no se convierta en una suba de precios. Estamos acordando con sindicalistas, con el campo, con los empresarios, para que todo esto se vuelva un circuito virtuoso, y pareciera ser que saqué una ley de ajuste”.

 

“Nos llenan de ideas que no son ciertas y que generan un gran daño”, dijo Fernández, quien también dijo estar disgustado con “que hayan dicho que atamos todo esto como un trámite de escribanía” cuando, en realidad, se tomaron “muchas de las cosas que desde la oposición nos dijeron de corregir”.

 

Consultado por el reclamo del Gobierno de Chile, a raíz de declaraciones suyas por el conflicto interno que atraviesa ese país, dijo haber hablado con el canciller Felipe Solá para que se comunique con su par chileno y le aclare que él no emitió “ningún juicio sobre la situación interna de Chile”.

 

“Lo único que le marqué a un periodista que me estaba entrevistando, que estaba muy preocupado por la situación de Venezuela y no por lo que pasaba en otros lugares del mundo donde pasaban cosas, en algún sentido, parecidas a las de Venezuela”, dijo el Presidente, que remarcó: “Tengo en claro que no es lo mismo Chile que Venezuela”.

 

“Mi comentario no fue de ningún modo un acto de intromisión en Chile, sino un reclamo al periodista que me estaba entrevistando. Yo amo Chile, tengo muchos amigos chilenos. A pesar de mis diferencias ideológicas tengo un muy buen trato y respeto por el presidente (Sebastián) Piñera”, expresó.

 

Saludos de Cristina Kirchner

 

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner abogó hoy por “construir una patria con oportunidades para todos y todas”.

 

“Mis mejores deseos en estas Fiestas. Los quiero mucho”, publicó la ex mandataria en su cuenta de Twitter. En ese mensaje, la vicepresidenta convocó a “volver a construir una patria con oportunidades para todos y todas”.

 

El texto fue acompañado por fotos en la que se ve a la vicepresidenta saludando a niños en presentaciones de su libro “Sinceramente”.