Fernández: “El nivel de decadencia en el que estamos es enorme”

El Presidente brindó declaraciones en donde defendió la declaración de Emergencia y ponderó su relación con Cristina

23 de diciembre, 2019

Fernández: “El nivel de decadencia en el que estamos es enorme”

El presidente Alberto Fernández ofreció ayer una extensa entrevista en la señal América. Habló sobre la herencia recibida y defendió la sanción de la Emergencia, que tuvo su aprobación definitiva el sábado pasado en el Senado y que generó duras críticas de un sector de la oposición. El Jefe de Estado defendió el proyecto al sostener que “no hay ningún congelamiento a los aumentos de los jubilados”. Además anticipó: “Acabo de aumentarlas y en marzo hay un nuevo aumento para todos”, sostuvo.

 

En esa línea indicó que “en diciembre aumentó para todos casi el 9%; a las mínimas les dimos un adicional de $5 mil en diciembre y “5 mil en enero y en marzo habrá un nuevo aumento”. “Decir que se anula una fórmula de indexación de lo que cobran los jubilados no quiere decir que se congelen los haberes de los jubilados. El que está preocupado por los jubilados soy yo y no ellos que los dejaron como los dejaron”, sostuvo en claro tono de crítica a la gestión anterior.

 

Fernández también aclaró que van a cambiar las jubilaciones de privilegio en búsqueda de una “mayor equidad” y estimó que las de los regímenes especiales requerirán algún tratamiento diferenciado que podría ser legislativo y ese es el motivo por el cual se prorrogó el período de sesiones extraordinarias.

 

“Yo llego en una situación un poco parecida al 2001. No igual. En aquel entonces teníamos 57% de pobreza y hoy 41%. En aquel momento teníamos una deuda impaga en default y ahora estamos en virtual default, lo que heredamos. Una situación de desempleo creciente”, explicó en relación al cuadro de situación recibido. “Todo debate es razonable pero hablemos sinceramente porque el nivel de decadencia en el que estamos es enorme”, se defendió.

 

“Yo llego en una situación un poco parecida al 2001. No igual. Entonces teníamos 57% de pobreza y hoy 41%”, dijo Fernández.

 

El Presidente a su vez estimó que “en 2003 no teníamos un proceso inflacionario que ahora sí tenemos. Lo que gracias a Dios no tenemos hoy es el estallido social del 2001, porque todo ocurrió en el momento de la votación que eligió la gente”, explicó ponderando el sistema de representación.

 

Por otra parte, Fernández rechazó la idea de que el Poder Legislativo no trabajará al afirmar que “el Congreso va a legislar mucho porque hay que cambiar muchas cosas de lo que dejó (Mauricio) Macri. Vamos a buscar un nuevo régimen tarifario, que no sea el que favoreció a las empresas de electricidad y de gas y que no le sirvió a la industria y a la gente que lo padecieron”.

 

En ese marco dijo que con la sanción de las emergencias no se lo “ dio facultades para aplicar impuestos”, aclaró que no está facultado para “prorrogar la emergencia” y sostuvo que “las facultades son para administrar el caos”.

 

A su vez, dijo que “no se le pidió facultades al Congreso para poner impuestos. Se le mandó impuestos, se crean y corrigen impuestos para que lo legisle el Legislativo, por ejemplo Bienes Personales y la compra de divisas”.

 

“Durante estos últimos tiempos dijeron que no se podía crecer sin orden fiscal y ahora que lo hacemos nos dicen que es un impuestazo”, dijo.

 

En relación al agro (el Presidente se reunirá hoy con la Mesa de Enlance) aclaró que “esta vez segmentamos para que no todos tengan el mismo peso, el productor no paga lo mismo que las cerealeras”.

 

Fernández también se refirió a la relación con la vicepresidenta, Cristina Kirchner, quien preside la Cámara Alta. Somos amigos y éramos amigos desde hace muchos años. Nos peleamos 10 años, como muchos en Argentina. Pongo ese ejemplo para ponerle fin a la grieta. Ella cambió. Si no hubiera cambiado, yo no sería Presidente”, sostuvo Fernández, en tono elogioso.