Casi 7 de cada 10 argentinos consideran que su situación financiera es regular o mala

20 de diciembre, 2019

El contexto socioeconómico es crítico desde hace tiempo y la situación financiera de muchas familias se encuentra al límite. Lo dijo Arroyo durante las primeras entrevistas que brindó al asumir como ministro de Desarrollo Social: “Terminamos (el Gobierno anterior) con 60% de pobreza en los niños y 40% de pobreza general. Esta realmente mal la situación. Hay que desendeudar a las familias, que no están en cero, están en menos diez”.

 

 

Una encuesta realizada por Fundación UADE y Voices! que incluyó a 1.000 personas de todo el país, lo demuestra: dos de cada diez argentinos dijeron que deben más de lo que pueden permitirse en base a sus ingresos.

 

 

La mitad de la población encuestada señaló deber dinero más (18%) o de acuerdo (29%) a lo que pueden permitirse. Mientras que el 50% restante afirmó que aún cuenta con resto para financiarse.

 

Al ser consultados por su situación financiera personal, casi 7 de cada 10 argentinos (66%) consideró que es regular o mala mientras sólo 3 de cada 10 dijeron que es buena o muy buena.

 

Un dato de gravedad que resaltó el informe es que casi la mitad de la población  (45%) admitió que no podría ahorrar porque no tiene capacidad monetaria para hacerlo. Y casi 9 de cada 10 entrevistados con predisposición al ahorro lo haría en efectivo frente a otras alternativas bancarizadas. Estas cifras demuestran que existe una gran necesidad de alfabetizar financieramente.

 

 

“Resulta evidente que existe falta de educación financiera, dado que 3 de cada 4 de los que confirman ahorrar (76%) señalan que lo hacen en pesos en efectivo y el 14% en moneda extranjera en efectivo. Es decir que se trata de ahorros que no generan ningún rendimiento, ni tampoco dinamizan la economía”, señaló al respecto Andrés Cuesta, Secretario Académico de UADE. “Sólo una proporción muy baja de los ahorristas reconoce realizar inversiones, siendo las más comunes los plazos fijos (7%) y las propiedades (4%). Otros instrumentos de inversión, como los bonos o las acciones (renta fija y variable), apenas son considerados como opción para una minoría muy acotada de la población con capacidad de ahorro (2%)”, puntualizó.

 

Según informó el Indec, el 10% más pobre de la población concentra 1,2% del total de ingresos mientras que el 10% más rico recibe el 32,4%. El informe, difundido ayer, agregó que el ingreso medio del decil más bajo fue apenas superior a $3.000 mientras que ascendió a la zona de $85.000 en el decil más alto. En el universo de “población con ingresos”, el ingreso medio fue de $31.497 en los hombres y $22.365 entre las mujeres. Los datos son del tercer trimestre de 2019.

 

Por otra parte, el 77% de los hogares encuestados reconoció que el control de gastos del hogar se lleva a cabo de forma individual, ya sea por su propia cuenta (48%), por parte de otro familiar (16%) o por su pareja (13%). En cambio, dos de cada 10 ciudadanos (el 21%) dijeron que llevan el control de los gastos del hogar se lleva en forma conjunta con algún miembro de la familia.

 

Según el estudio, no hubo diferencias significativas de género en el control de gastos del hogar, pareciera no ser estrictamente “cosa de hombres” o “cosa de mujeres”.

 

 

Ahora bien, el control es generalizado: el 86% de los argentinos controla sus gastos una o más veces al mes, práctica que es más común entre los ciudadanos de menor nivel socioeconómico. Más de la mitad de la población (56%) evalúa sus gastos varias veces al mes.

 

Constanza Cilley, Directora Ejecutiva de Voices!, concluyó que “el estudio sobre finanzas personales reflejó la situación crítica que vive el país”.

 

 

 

Dejá un comentario