En octubre, se observó un repunte del consumo

27 de diciembre, 2019

Consumo

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), durante octubre los supermercados registraron ventas corrientes por $ 66.420 millones, lo que implicó un alza de 53% respecto al mismo mes del año pasado. Sin embargo, medido en precios constantes, el registro alcanza $ 24.686 millones, lo que implica una contracción de 1,3% interanual.

 

Entre enero y octubre, la contracción acumulada es de 10,8% en términos reales. De esta manera, el consumo masivo acumula dieciséis meses consecutivos con caída en la comparación interanual. “Sin embargo, este mes (octubre) sorprende positivamente debido a la fuerte desaceleración que se evidencia en la caída del consumo (-7,5 puntos porcentuales respecto a septiembre)”, destacaron desde LCG.

 

Tanto en cadenas mayoristas como en shoppings, en octubre se registró por primera vez en el año un alza en las ventas.

 

“Este resultado es consistente con el buen resultado que evidenció el EMAE en el mismo mes. En parte puede explicarse a mayores bases de comparación, ya que a fines de 2018 se evidenciaron las mayores caídas del año, y por otro lado al efecto rebote y una reactivación algo marginal de la actividad y el poder adquisitivo de los salarios, en línea con la desaceleración de los precios evidenciada en octubre”, explicó la consultora.

 

Por su parte, durante octubre las cadenas mayoristas registraron ventas a precios corrientes por $ 11.005 millones, lo que implicó un aumento de 61,2% respecto al mismo mes del año pasado. A precios constantes, las ventas en este segmento fueron por $ 3.984 millones, que en comparación con los registros de un año atrás representó un crecimiento de 3,5%. De esta manera, es la primera vez que se observa un alza en este indicador luego de quince meses consecutivos de caída: en lo que va del año acumuló una baja real de 11,2%.

 

“En la medida en que se sostenga la suba en los próximos meses, octubre podría ser el mes del rebote en el consumo. Con este resultado en las cadenas mayoristas, se mantiene la mejora en el desempeño que se observó con las ventas en los supermercados. Los descuentos y la posibilidad de financiamiento en cuotas traccionan positivamente este segmento”, resaltó LCG en su análisis.

 

En tanto, los centros de compra (“shoppings”) en octubre registraron ventas a precios corrientes por $ 16.902 millones, lo que significó una variación 59,1% en relación al mismo mes del año pasado. Medido en precios constantes, las ventas fueron por $ 7.089 millones, lo que representó un crecimiento de 5,2% en términos interanuales.

 

En este segmento, también es la primera vez que se registra un crecimiento en lo que va del año, marcando una mejora considerable respecto a la evolución registrada durante los meses anteriores. Los análisis muestran que, si bien la base de comparación es muy baja, teniendo en cuenta que en octubre de 2018 se registró la mayor caída del año pasado, los planes Ahora 12, así como escasos canales de ahorro debido a la restricción en la compra de dólares, pudieron haber impulsado la compra de bienes.

 

Hacia adelante

 

Según LCG, para los dos últimos meses del año, es posible que mejoren los indicadores de consumo, a partir del cobro de los aguinaldos y de los bonos otorgados por el Gobierno a los sectores de menores ingresos, que son los que tienen la mayor propensión a consumir. Sin embargo, señalan, las mejoras que podrán observarse serán marginales debido al escaso dinamismo en el mercado interno y a los rezagos de la inercia inflacionaria.

 

“Para 2020, se espera que el consumo interno comience a repuntar, de la mano de una reactivación de la actividad y recuperación en el salario. Algunas medidas ya anunciadas por la nueva administración, como la reducción de tasas en diciembre y los planes de pago para aliviar a las pymes de las deudas impositivas, podrían operar con cierta lentitud en el rebote de la actividad e influir positivamente en el consumo”, estimó LCG.