Grave: pese al dólar quieto, en noviembre la inflación fue de 4,3% y diciembre cerraría en 4%

13 de diciembre, 2019

pesos inflación plazos fijos desafíos herencia fiscal

Tal como lo habían anticipado los estudios privados, la inflación del mes pasado mostró una aceleración respecto al desempeño que se había registrado en octubre. De acuerdo con los datos difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el índice de precios minoristas de noviembre ascendió a 4,3%, lo que marca un aumento de un punto porcentual respecto al 3,3% registrado durante el mes anterior.

 

De esta manera, el índice de precios minoristas acumuló un alza de 48,3% entre enero y noviembre de este año. En tanto, el acumulado de los últimos doce meses fue de 52,1%. “La merma de la inflación en los últimos dos meses de 2018, después del impacto de la devaluación de septiembre, explica la aceleración de la inflación anual de noviembre respecto a octubre (+1,6 puntos porcentuales)”, señalaron desde la consultora LCG.

 

De acuerdo con los datos, en noviembre todos los componentes mostraron una aceleración: la inflación núcleo ascendió a 4%, por encima del 3,8% de octubre; los bienes estacionales aumentaron 7,3%, lo que muestra un fuerte aumento en comparación con el 2,8% del mes anterior; y los bienes y servicios regulados, todavía sujetos al congelamiento postPASO, tuvieron un incremento de 3,8%, muy por encima del 2% registrado en octubre.

 

Grave: pese al dólar quieto, en noviembre la inflación fue de 4,3% y diciembre cerraría en 4%

 

El informe del Indec muestra que el mayor aumento del mes pasado se registró en el rubro de comunicaciones, que tuvo un incremento de 7,4% mensual, seguido por el rubro de salud, sobre el cual se observó una suba mensual de 6,3%. En cambio, el que registró el menor aumento de precios fue “equipamiento y mantenimiento del hogar”, con un alza de 0,6% mensual, lo cual se explica por el aumento de 22% durante los tres meses previos como resultado del traslado de la variación del tipo de cambio.

 

Por su parte, el rubro más sensible, que es el de alimentos y bebidas (por cuestiones sociales), que se ubicó en cuarto lugar entre los de mayores aumentos de precios en noviembre, presentó una suba mensual de 5,3%, más que duplicando el nivel registrado en octubre, cuando se observó un incremento de 2,5% en esta categoría.

 

Según Elypsis, diciembre arrancó con una fuerte desaceleración de la inflación: los precios minoristas subieron 0,6% en la primera semana del mes, mostrando una significativa desaceleración intersemanal.

 

“La suba estacional de frutas y verduras impacta sensiblemente sobre la inflación de alimentos. También se registró en noviembre una mayor suba en el precio de la carne (6,7%), con peso en la canasta. Pero, además, entendemos que se produjo cierto adelantamiento de los aumentos como forma de preservar rentabilidad en caso de que el nuevo Gobierno avance en el Acuerdo Social que prometió en campaña”, señaló LCG.

 

En tanto, el rubro de bebidas alcohólicas y tabaco mostró un aumento mensual de 5,6%, seguido por bienes y servicios varios (4,9%); transporte (4,6%); prendas de vestir y calzado (4,4%); educación (4,4%); recreación y cultura (3,4%); restaurantes y hoteles (3,3%); y vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (1,5%).

 

Medido por regiones, los datos del Indec señalan que el Gran Buenos Aires registró una inflación de 4,1% mensual. Por su parte, en el noreste del país registró un alza de 4,3% y en el noroeste, que mostró el nivel más bajo del mes, fue de 3,9%. En tanto, las regiones pampeana, patagonia y el cuyo tuvieron una inflación de 4,5%.

 

Hacia adelante

 

Desde la consultora Elypsis señalan que diciembre arrancó con una fuerte desaceleración de la inflación: los precios minoristas subieron 0,6% durante la primera semana del mes, mostrando una significativa desaceleración intersemanal. Para diciembre, estiman que la inflación se ubicará en 4%, aunque con un sesgo a la baja. De esta manera, estiman que el año cerrará con una inflación de 53,8% anual.

 

“A la luz de los números de noviembre y los indicadores de alta frecuencia, esperamos que la inflación siga en torno al 4,0% mensual en diciembre, y elevamos nuestra proyección para el año a 54,0% (desde 53,0%)”, indicaron desde el Grupo SBS.

 

Por su parte, desde LCG esperan para diciembre una inflación más alta: 4,4% mensual. De esta manera, la proyección del índice de precios para 2019 de este estudio se ubica en 55% anual. En tanto, para la consultora ACM el año cerrará con una inflación de 56%.

 

Para el año que viene, Elypsis proyecta que la inflación se ubicará en 42,6% anual. “De cara a 2020, las expectativas no son alentadoras. El año inicia con una inflación anualizada en torno a 60% (4% mensual) y, más allá del éxito que pueda tener el Acuerdo Social sobre el que concentra sus expectativas desinflacionarias el nuevo Gobierno, no existen muchos factores que alienten un proceso de desinflación”, advirtieron desde LCG.

 

Para el Grupo SBS, hasta el momento, la proyección de inflación del próximo año es de 46,25%, mientras aguardan los primeros anuncios formales de política económica del nuevo Gobierno. Sin embargo, remaron que los riesgos al escenario de inflación se mantienen sesgados al alza.