El dólar baja en el mundo, pero está subiendo en Argentina

6 de diciembre, 2019

dólar mercado incertidumbre

Por Luis Varela 

 

A horas del anuncio del gabinete de ministros (con un nombre clave todavía en suspenso) y a cuatro días (dos ruedas de negocios) de la asunción, siguen rodando rumores sobre la política económica que aplicará Alberto Fernández de arranque y, en línea con lo que se vio en los últimos días, el mercado sigue con clima pesimista.

 

Ayer, por lo pronto, hubo tres noticias concretas que profundizaron el mal humor. La empresa Celulosa Argentina no logró pagar una deuda de US$ 60 millones y entró en default. El holding agroindustrial santafesino Vicentín también anuncio que enfrenta problemas para refinanciar una deuda multimillonaria con los bancos. Y, como si eso fuera poco, la agencia Moody´s alertó sobre la situación financiera de las provincias para 2020, colocando la perspectiva de la mitad del interior en tendencia “negativa”. Con esta dura situación, que pone la realidad delante de la nariz, el campo siguió liquidando divisas a dos manos, con los operadores convencidos de que después del martes 10 viene una suba en las retenciones a las exportaciones de granos. Y, a pesar de eso, el Banco Central no pudo subir las reservas: ayer la autoridad monetaria perdió US$ 23 millones, por lo que le quedan US$ 43.729 millones.

 

El renunciante Guido Sandleris, que dejará el BCRA el martes, junto con Gustavo Cañonero y Verónica Rappoport, tuvieron que desprenderse de billetes verdes porque mantuvieron al dólar oficial anestesiado, sin cambios, al tiempo que los dólares libres siguen subiendo, con cotizaciones nerviosas, que se acercan a los valores récord que tuvieron a fines de agosto, cuando el mercado asimiló en las PASO que el peronismo kirchnerista volvería al poder en la Casa Rosada, y en el Congreso.

 

Lo particular del caso es que ayer, después de las últimas movidas que estuvo realizando Donald Trump con China y con Europa, el dólar empezó a retroceder en el mundo contra todas y cada una de las principales monedas. Pero aquí en Argentina el dólar sigue subiendo sin parar, por lo menos en las cotizaciones libres.

 

En el exterior el dólar bajó 0,7% en Chile, 0,6% en Brasil, 0,5% contra la libra, 0,4% en México, 0,3% contra el euro y cedió 0,1% contra el yen. Pero en el mercado argentino el dólar oficial siguió anestesiado, sin cambios, en $ 62,94, pero con el dólar blue saltando $ 1, hasta $ 70, con una suba de 11 centavos para el dólar mayorista, hasta $ 59,99, y con un aumento de $ 2,74 para el contado con liquidación, hasta $ 79,13.

 

Con esto tenemos una situación muy particular, con el dólar oficial quieto, atrasándose, ya que desde hace seis semanas la inflación acumuló un 6%. Pero la brecha entre el dólar oficial y el blue subió hasta el 11,2% y la diferencia entre el ccl y el mayorista ya llega al 31,9%.

 

Y, por si quedara alguna duda, el peso argentino cayó también fuerte contra otras monedas. Medidos en pesos, la libra saltó ayer 56 centavos hasta 78,93 pesos, el euro subió 35 centavos hasta $ 66,60 y el real subió 12 centavos hasta $ 14,33.

 

Imperturbable, y a pesar de que el stock total de plazos fijos en pesos sigue bajando, el BCRA volvió a pagar 63% anual por las Leliq a los bancos. Y la tasa de los plazos fijos siguió bajando: pagaron 42% por plata chica y 45% por plata grande.

 

Esta inestable situación financiera argentina se está dando en un mundo con muchas dudas. Ayer, por ejemplo, se vio una fuerte caída para los bonos de India, con descenso también importante para los de Hong Kong e Italia, con un particular clima de tensiones sociales en Francia.

 

Y, a horas del anuncio del gabinete, persistió ayer la caída para los bonos argentinos, y con doble volumen operado. Con el 80% de lo operado en bonos transado cuatro papeles: AY24 37%, AA22X 33%, TJ20X 5% y TC21X 5%, el riesgo país argentino ganó ayer 23 unidades, hasta 2.382 puntos básicos.

 

En los extremos, hubo un salto del 37% para el bono BCIUF y subas del 4% al 6,6% para los bonos PARY, DIA0, PAA0, AC17, DICY, AA25, BPLD, A2E2 y DICA. Y un derrumbe para el bono AE48C, con caídas del 4% al 7,8% para los bonos A2E7C, A2E8C, AA22Z, AE48D, AA22Y, TJ20Z y AY24C.

 

En medio de versiones y rumores de todos los colores, los mercados bursátiles del mundo están transitando una zona de tensa calma. Ayer se vio una suba del 0,1% en los índices de la Bolsa de Nueva York, con un avance del 0,3% en la de San Pablo y suba del 0,1% en la de México.

 

El único dato positivo del día estuvo en la Bolsa de Buenos Aires, con muchos inversores tomando posiciones en lo que pueden ser empresas del mercado interno con posibilidades de exportación, y saliendo de compañías vinculadas a servicios públicos.

 

De esa manera, después de un arranque de diciembre en baja, el índice Merval tuvo más negocios, $ 625 millones, y la Bolsa logró subir 2,2%, con el 80% de lo operado en acciones transado en nueve papeles: G.F. Galicia tuvo el 25% de las operaciones totales, YPF logró el 11% y Pampa E el 10%, con todo el mercado buscando datos sobre Miguel Galuccio y Vaca Muerta.

 

En los extremos hubo alzas del 3% al 6,2% para Loma Negra, Banco Macro, Havanna, Esmeralda, Rigolleau, Aluar, Morixe, Boldt, Telecom, Irsa y Mirgor. Y con caidas de entre 2% y 8,5% para Carboclor, Clarín, Rosenbusch, Metrogas, Celulosa, Molinos, Gas Natural y Tglt.

 

Mientras que entre los ADR argentinos que cotizan en Nueva York se vieron subas del 1% al 3,3% para Banco Macro, Tenaris y Globant, con bajas del 1% al 4% para Irsa P, Cresud, Galicia, YPF e Irsa I.

 

Finalmente, en commodities hubo muchos reacomodamientos. El petróleo subió otro 0,5% y llegó a los US$ 58,50 por barril. Los metales preciosos estuvieron sostenidos: el oro cerró sin cambios pero la onza de plata subió 0,7%. Los metales básicos actuaron mixtos: el níquel subió 1,1%, el cobre ganó 0,4% y el aluminio bajó 0,6%. En Chicago hubo una suba del 0,7% para la soja, con baja del 0,6% para el trigo y caída del 1% para el maíz. En Rosario la soja subió 1,7%, el trigo bajó 0,6%, el girasol bajó 1,2% y el maíz cedió 1,4%. Y el Bitcoin subió 0,1%, con clima más positivo para el resto de las criptomonedas.