Dólar más caro, pero las acciones y los bonos subieron

El dólar cepo rozó los $ 82, el blue saltó a un récord de $ 80. Las tasas de interés en pesos dejaron de bajar. Pero el foco del día estuvo en los bonos y las acciones argentinas, que con triple volumen operado volvieron a mostrar subas en las cotizaciones, con un riesgo país en baja.

27 de diciembre, 2019

dólar mercado incertidumbre

Por Luis Varela 

 

Las leyes de emergencia votadas a gran velocidad entre viernes y sábado pasados siguieron teniendo un tremendo impacto ayer en el mercado financiero argentino, en la primera rueda con negocios después de los feriados del 24 y el 25 de diciembre.

 

La modificación que le parece más importante al argentino promedio tiene que ver con el tipo de cambio: el dólar oficial siguió muy quieto (bajó ayer 1 centavo hasta $ 62,99) pero como debutó el denominado dólar turista, que no es otra cosa que el oficial más un impuesto del 30%, el dólar cepo (con la posibilidad de compra de US$ 200 por persona por mes) saltó hasta los $ 81,90, por lo que el dólar blue fue arrastrado, mostrando un saltó de $ 3,25 hasta $ 80, un récord.

 

El dólar mayorista, en cambio, bajó 8 centavos hasta $ 59,89, con el Banco Central comprando reservas: ayer hubo una suba de US$ 252 millones en las arcas de Reconquista 266, que ahora tienen US$ 45.091 millones. Y al mismo tiempo se registró una baja de 22 centavos para el contado con liquidación, hasta $ 73,21. Por lo que la brecha entre el dólar oficial y el dólar blue saltó hasta el 27%, mientras que la diferencia entre el ccl y el mayorista se achicó hasta el 22%.

 

En el exterior, mientras tanto, el dólar subió 0,2% contra el yen, no cambió contra el mexicano, pero bajó 0,1% contra el euro, cedió 0,5% contra le libra, bajó 0,7% contra el real y achicó 1,1% en Chile. Y, en consecuencia, medidos en pesos, la libra subió 17 centavos hasta $ 77,73, el real bajó 8 centavos hasta $ 14,76 y el euro bajó 11 centavos hasta $ 66,37, con todas estas cotizaciones en el canal oficial, en el mercado blue los precios también mostraron valores récord.

 

Pero más allá de estos cambios en el valor del dólar real y el dólar imaginario, lo que más llamó la atención a los inversores que miran con habitualidad lo que ocurre con los negocios en la city porteña fue la gran ampliación del volumen operado con títulos públicos y privados, y el salto en los precios que se está concretando, que en algunos papeles llegan a repuntes de más del 40% en lo que va de diciembre.

 

Todos estos movimientos con acciones y bonos está directamente ligado con las leyes de emergencia que votó el Congreso el fin de semana y con las políticas económicas que está empezando a aplicar el presidente Alberto Fernández y su debutante absoluto el ministro de Economía Martín Guzmán.

 

Desde el Banco Central continuaron pagando 58% anual por las Leliq, pero los bancos privados tuvieron que detener la baja de tasas en los plazos fijos, porque los retiros se estaban sintiendo. Por eso, volvieron a pagar 40% anual por plata chica y 42% anual por plata grande.

 

La estrategia planteada por el ala económica es brindar apoyo a las empresas que se orienten al consumo local y a las exportaciones, y darles excenciones impositivas a los inversores que estén colocados en títulos públicos argentinos para que, por cuestiones de ahorro en el pago de los impuestos, regrese el crédito voluntario para el gobierno de Argentina.

 

Y ayer, de hecho, hubo triple volumen operado en bonos y el mayor monto diario negociado en acciones en la Bolsa porteña desde el cierre de octubre pasado. Y esa gran llegada de pesos, que salen de otras colocaciones por la alta inflación y la menor recompensa en tasa de interés, está fortaleciendo la cotización de los títulos argentinos, tanto en el ámbito local como en el exterior.

 

Ayer, mientras se registró un fuerte avance de los bonos de Brasil, los títulos argentinos ciertamente brillaron y con un monto negociado ciertamente alto. El 80% de lo operado en bonos se transó en ocho papeles: AY24 33%, TJ20X 13%, TO21X 12%, AA22X 7%, AF20 4%, DICA 4%, TC20 4% y TC20X 3%. Y, en consecuencia, en los extremos se vio un salto del 45% para el bono TJ20Y y mejoras del 14% al 27% para los bonos PF23C, A2M2D, TC21X, AA22Z, TC20Y, TC20Z, TC20X, TJ20X, TC21C, PUM21, AA37C y TJ20Z. Y retrocesos del 1% al 2% para los bonos RNA21, BDC20 y AM20.

 

“La demanda fue tan potente que a pesar de estar cortando cupón el bono centenario AC17, su cotización igual subió 2,5%, por lo que el papel cortando cupón y todo acumula una notable suba del 13% en lo que va de diciembre. Y hay otros papeles que están explotando, como los bonos TC20 o AF20”, se exaltaban algu
nos operadores.

 

El movimiento alcista de los bonos fue tan potente que ayer el riesgo país bajó otras 64 unidades, hasta 1.809 puntos básicos, y en el mercado comenzó a jugarse una apuesta, con los analistas preguntándose en qué momento se romperá hacia abajo el piso de 1.500 puntos de riesgo país.

 

La estructura impositiva planteada por las leyes hizo que el Gobierno colocara la semana pasada dos letras con vencimiento en agosto. Y hoy se colocarán otros dos títulos en pesos, que pagarán tasa Badlar más 3 puntos anuales, con lo que el Gobierno está logrando que los vencimientos de otros bonos que caen en estos días se renueven sin demasiado contratiempo, algo impensado hasta hace algunas semanas.

 

Debe decirse, esta gran suba de los bonos argentinos se está dando en un momento mundial ciertamente eufórico para las inversiones financieras. Ayer, junto con la debilidad global del dólar, se vio una fuerte suba en todas las bolsas, con precios de las commodities muy firmes.

 

Hubo una subas del 0,4% al 0,8% en los índices de la Bolsa de Nueva York mientras que se vio una suba del 1,2% en la Bolsa de San Pablo y una mejora del 0,3% en la de México.

 

Toda esta firmeza se concretó porque ayer, junto con la debilidad del dólar, hubo una salto del 2,4% para el petróleo, hasta US$ 61,63, su mayor precio en ocho meses. Con los metales preciosos muy firmes: hubo un brinco del 2,8% para la onza de plata y un salto del 1,8% para el oro. Mientras que los metales básicos actuaron mixtos (el aluminio subió 0,7%, el cobre mejoró 0,4% y hubo una baja del 0,5% para el níquel). Al tiempo que en Chicago hubo una suba del 0,1% para la soja, un avance del 0,2% para el trigo y del 1,5% para el trigo. Y en Rosario se vio una suba del 3,8% para el maíz, alza del 2,2% para la soja y baja del 2,9% para el trigo. Y el bitcoin retrocedió 2,1% y empieza a verse cierto gesto de preocupación entre los muy optimistas del sector.

 

Ahora bien, dejamos para el final la verdadera frutilla del postre del día. La Bolsa de Buenos Aires tuvo un día ciertamente festivo. Con el mayor volumen diario desde octubre ($ 1.584 millones), el índice Merval de papeles líderes saltó 5,9%, con el 80% de lo operado en acciones concentrado en once papeles: G.F. Galicia reunió el 22% de los negocios e YPF el 16%.

 

Con esto, en los extremos hubo un salto del 22% para Edenor y una subas entre el 11% y el 17% para Cuyana, Transener, Supervielle, Francés, Loma Negra, Camuzzi, Rigolleau y Central Puerto, con bajas del 1% al 7% para Rosenbusch, Ledesma, Morixe y Esmeralda. Y el aumento consolidado para las acciones argentinas no se registró sólo en Buenos Aires: los ADR argentinos que cotizan en Nueva York mostraron ayer subas del 1% al 8,6% para Irsa P, Edenor, Macro, Cresud, Galicia, Pampa E, YPF, TGS, Irsa I, Globant y Telecom.

 

Quedan tres ruedas para el cierre de 2019, y los analistas consideran que seguirán los amplios cambios de posición por cuestiones impositivas. Y todos están haciendo cambios ciertamente contundentes en los portafolios de inversión recomendados, con sorpresas que dejan con la boca abierta incluso a muchos gerentes bancarios.