Diputados y senadores congelan sus salarios por 180 días

27 de diciembre, 2019

Congreso política

El no congelamiento de las jubilaciones de privilegio de jueces y diplomáticos, a diferencia de todas las demás, generó un hondo malestar en la sociedad. Más aún en un contexto de fuerte suba de la presión tributaria. El Gobierno se comprometió a revisar eso y, además, dijo que pondrá un ojo en otros gastos de “la política”. Otros estamentos de la política empezaron a dar otros gestos, también. Bienvenidos, por cierto. Más allá de su escasa incidencia fiscal, la política también debía dar gestos de austeridad.

 

Hoy llegó el turno del Congreso, una de las instituciones políticas con peor reputación social. Los presidentes de la Cámara Alta, Cristina Kirchner y la Cámara de Diputados, Sergio Massa, firmaron sendas resoluciones para suspender por seis meses los aumentos “de cualquier carácter” de legisladores nacionales.

 

 

El primero en tomar la medida fue Massa, tal como informó el portal parlamentario.com, que dispuso “suspender por 180 días los incrementos de cualquier carácter sobre la remuneración mensual” de los diputados nacionales, autoridades superiores y personal político de la cámara.

 

Horas después, Cristina firmó una resolución idéntica salvo por una sola diferencia: excluyó del congelamiento a la planta política.

 

En los considerandos de la resolución de la Cámara Baja, que lleva el número 1716/19, el titular del cuerpo sostuvo que, en función de la Ley de Solidaridad Social recientemente sancionada, “resulta imprescindible transitar el camino de la austeridad en la función pública, guiados por la ética de la solidaridad y promoviendo políticas acordes a la realidad”.

 

“Resulta imperioso efectuar una revisión y análisis de los gastos que se efectúan en esta Cámara de Diputados de la Nación, en línea con la situación de emergencia económica y social que vive nuestro país”, agrega la resolución en otro párrafo, que fue copiado textualmente en el decreto 356/19 de la Cámara Alta, tal como consignó parlamentario.com.

 

Justo es decir que fueron los legisladores del interbloque Juntos por el Cambio quienes primero habían presentado en la semana un proyecto de resolución para suspender los aumentos de las dietas de los legisladores por 180 días, es decir, el tiempo que durará el congelamiento de la fórmula jubilatoria, tal como señala la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva aprobada el sábado pasado.

 

La dieta de los diputados y senadores nacionales está atada a los aumentos que perciben los empleados legislativos, que en 2019, con los ajustes de marzo y agosto, percibieron un incremento de entre el 51% y 52%. El último aumento fue dividido en tres cuotas y la última se cobrará en febrero de 2020. En marzo habrá nuevas paritarias.

 

Ahora, los legisladores de Juntos por el Cambio van por más. Los miembros del interbloque anunciaron que presentarán el próximo lunes en Mesa de Entradas de la Cámara Baja un proyecto de declaración solicitando que la resolución adoptada en el día de hoy por el Congreso sea imitada por el Poder Ejecutivo Nacional, el Poder Judicial, entes descentralizados de la Administración Públicas Nacional, empresas del Estado y bancos estatales y alcance así a todos los cargos de mayor responsabilidad de los tres poderes del Estado.

 

A su vez, en el mismo proyecto del Interbloque Juntos por el Cambio se invitará a las provincias y municipios a adherir en el mismo sentido. “Hace falta que todos los sectores del Estado den las mismas señales si realmente se quiere buscar soluciones integrales para la Argentina”, coincidieron los diputados opositores.