Candia y Zubizarreta (FLAR): “Bancos centrales apuran estudio de mundo cripto”

10 de diciembre, 2019

Bitcoins criptomonedas

Entrevista a Antonio Candia e Iker Zubizarreta Fondo Latinoamericano de Reservas Por Ariel Bazán

 

Luego de que Facebook anunciara que en 2020 lanzará Libra, los bancos centrales de todo el mundo aceleraron sus procesos de estudio y eventual regulación del mundo cripto. Esa fue una de las conclusiones de la última Conferencia de Bancos Centrales e Instituciones Oficiales que organizó recientemente el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR). En diálogo con El Economista, Antonio Candia –head portfolio manager de FLAR– e Iker Zubizarreta –director financiero de FLAR– explicaron los detalles de esta tendencia.

 

¿Los bancos centrales comenzaron a reaccionar ante la expansión de las criptomonedas?

Uno de los temas tratados en la Conferencia fue la reacción que tendrán los bancos centrales ante las amenazas que pueden plantear las criptomonedas. Tomando por ejemplo el caso de China, WeChat tiene formas de pago que funcionan con la moneda nacional y eso le permite al regulador seguir teniendo un control total del sistema monetario. En Europa, la aparición de Libra hizo surgir una urgencia por tratar el tema cripto y se conformó una comisión que ya está trabajando aceleradamente en eso. Una iniciativa con músculo financiero y alcance global como Libra cambió las reglas de juego y apuró a la banca central respecto al tiempo que pensaba que tenía para trabajar el tema.

 

¿Que amenaza plantea Libra?

En la conferencia se planteó que una stablecoin como esa podría plantear amenazas en la estabilidad financiera, porque serían sustituidas la banca tradicional y el rol de los bancos centrales, que perderían tanto la visibilidad como el control de su economía, agregados monetarios, inflación, etc. Hasta que apareció Libra la banca central sentía que tenía tiempo de analizar el tema cripto, pero luego comenzó a tomarse en serio la amenaza y ya se han empezado a formar varios grupos de trabajo, especialmente en Europa.

 

Además de amenazas, ¿el tema cripto puede traer ventajas?

Sí, también hay temas positivos, especialmente considerando la baja bancarización en Latinoamérica. El universo cripto redundaría entonces en un incremento notable de la inclusión financiera, permitiendo que gente que tradicionalmente fue dejada de lado por la banca tradicional pueda acceder a servicios financieros de ahorro, seguros, transferencias, pagos, tarjetas de crédito, etc. El único riesgo es que esto sea ofrecido por proveedores que no entren dentro de los marcos regulatorios de cada país y eso termine impactando en el control de la estabilidad financiera, de la política monetaria, del lavado de activos, etc. En la Conferencia se coincidió en que la banca central no debe ser un freno para la innovación, sino crear entornos regulatorios apropiados que la fomenten.

 

¿Fuera del universo cripto, qué tendencias se están viendo en los mercados financieros?

A un mayor uso de inteligencia artificial y robótica. En ese sentido, está cambiando el perfil de los empleados: en el trading de equities, el fondo de inversión BlackRock pasó por ejemplo de un modelo de “brokers” haciendo mercado a otro en que especialistas de sistemas programan y controlan algoritmos.