Gesto de Bolsonaro a Fernández y viaje conciliador de Scioli

El Presidente de Brasil invitó a su par argentino. El nuevo embajador hizo una visita relámpago y vio a funcionarios

13 de diciembre, 2019

Scioli Brasil Mourão,

Jair Bolsonaro dijo que Alberto Fernández “está invitado” a Brasil, y sumó así un paño frío a la relación tirante que se vislumbraba entre ambos desde la campaña electoral. Asimismo el embajador argentino en Brasilia, Daniel Scioli comenzó a recorrer despachos de funcionarios de Bolsonaro para contribuir a la distensión.

 

“Estoy a disposición si él quiere visitarnos. Está invitado, será motivo de satisfacción”, dijo Bolsonaro, en la puerta del Palacio de la Alvorada, la residencia presidencial brasileña. Agregó que la estrecha relación entre los países se mantendrá: “Vamos a seguir siendo grandes socios en América del Sur”.

 

El cambio de actitud del presidente brasileño tiene que ver, según él expresó, con los últimos dichos de Fernández sobre el Mercosur, principalmente en su discurso del martes, ante la Asamblea Legislativa en el Congreso. Bolsonaro calificó de “excelente” la mención al bloque comercial regional que hizo el Presidente. En su discurso, Fernández marcó que buscará “robustecer el Mercosur y la integración regional”, y subrayó la trascendencia del vínculo con Brasil.

 

Bolsonaro subrayó lo que considera un giro en las posiciones del presidente argentino. Dijo que Fernández “ahora habla de un modo diferente” sobre el “acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea”. Ese acuerdo comercial y las políticas para el bloque sudamericano aparecieron desde la campaña electoral como potenciales desacuerdos entre los líderes.

 

Bolsonaro dijo que Fernández “ahora habla de modo diferente” sobre el “acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea”.

 

La calma que comienza a reinar en el vínculo bilateral ya había tenido otro capítulo el miércoles, cuando Bolsonaro habló en la sede de la Confederación Nacional de la Industria y señaló: “Espero que a Argentina le vaya bien. Al final de cuentas, es nuestro gran socio comercial en Sudamérica”.

 

Scioli, el embajador en Brasilia designado por Fernández, también realizó aportes ayer para comenzar a aceitar una relación que amenazaba con crujir. Según informó a El Economista una fuente de confianza del exgobernador, hizo un viaje relámpago a Brasil para ver la sede de la Embajada argentino y conocer al personal de la misma, lo que aprovechó para encadenar un par de reuniones con funcionarios del gobierno de Bolsonaro. Se entrevistó con el vicepresidente, Hamilton Mourão, con quien ya había dialogado en la asunción del Presidente, y también tuvo una reunión con el ministro de Ciudadanía, Osmar Terra.

 

“Con Hamilton Mourão, se reunió para continuar la conversación del martes en el Congreso, durante el acto de asunción del Presidente. Scioli le expresó su satisfacción por las recientes declaraciones del presidente Bolsonaro respecto de la relación bilateral. Se conversó, además, sobre temas de integración, de turismo, y de exportación de gas, entre otros”, se informó en un comunicado de Scioli.

 

El vicepresidente brasileño, quien fue el enviado de Bolsonaro a la Asamblea Legislativa del martes, le pasó un informe al mandatario brasileño sobre lo que pudo recabar durante su estadía en Argentina, según informó ayer la agencia Télam.

 

En el encuentro con el ministro Terra, ambos dialogaron sobre la posibilidad de trabajo conjunto “con el ministro de Desarrollo Social” para “el plan contra el hambre y agricultura familiar”. Ayer, Scioli fue y vino de Brasil en el día. Para comenzar formalmente su gestión diplomática, debe esperar que se formalice su designación.