Avances con el aumento para privados: estaría entre $5.000 y $8.000 (sería remunerativo)

23 de diciembre, 2019

pesos inflación mmt

A partir de un artículo de la megaley que el Congreso aprobó la semana pasada, el presidente Alberto Fernández podrá decidir aumentos mínimos de sueldos para empleados privados. Se trata de una posibilidad que comenzó a tener sus primeros resultados, porque el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, anunció que habrá una suba con los sueldos y que ese incremento no será “un bono”, sino un monto que se tomará a cuenta de las próximas paritarias.

 

“Vamos a dar un aumento mínimo de los salarios para los próximos meses”, dijo Moroni en declaraciones radiales durante el fin de semana. Según trascendió, ese aumento oscilaría entre los $5.000 y los $8.000, informó el diario La Nación.

 

“Vamos a dar un aumento mínimo de los salarios para los próximos meses”, adelantó Moroni en declaraciones radiales.

 

El ministro de Trabajo, de buena sintonía con los distintos agrupamientos gremiales, pero particularmente con la CGT conducida por Héctor Daer y Carlos Acuña, agregó que el alza que prevén otorgar “es un incremento remunerativo que queda incorporado al salario, y no es un bono”. La mejora salarial para el sector privado se haría efectiva con los sueldos que se cobrarán en el mes de enero. “Vimos el mapa salarial luego de las últimas paritarias y, en algunos sectores, los sueldos básicos han quedado muy atrasados. Otros, más o menos, pudieron mantener la inflación, y otros quedaron fuera del piso”, evaluó el ministro.

 

“Vamos a hacer un piso mínimo que va a impulsar a esos sectores que quedaron con salarios básicos muy atrasados a poder trabajar en una paritaria con mayor comodidad”, explicó Moroni.

 

Las distintas vertientes gremiales estuvieron representadas la semana pasada en una reunión con funcionarios del Gobierno, entre ellos Moroni, en la que se habló de esta posibilidad de aumento. Es un proyecto que el ministro de Trabajo ya les había anticipado a los dirigentes que lideran la CGT en una reunión previa a la asunción de Alberto Fernández como presidente.

 

En la Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva que se aprobó en el Congreso hay un artículo que faculta al Presidente a definir aumentos en el sector privado. Se trata del 58, que autoriza al Jefe del Estado a “disponer en forma obligatoria que los empleadores del sector privado abonen a sus trabajadores incrementos salariales mínimos”.

 

La Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva aprobada faculta al Presidente a definir aumentos para los privados.

 

La nueva normativa establece beneficios para las empresas al otorgar esos aumentos definidos por el Presidente. En el inciso B del artículo 58 se faculta al Poder Ejecutivo a “eximir temporalmente de la obligación del pago de aportes y contribuciones al Sistema Integrado Previsional Argentino creado por ley 26.425 sobre los incrementos salariales que resulten de la facultad reconocida en el inciso anterior o de la negociación colectiva”.

 

El ministro Moroni agregó que el aumento que se otorgue debe vincularse con un ordenamiento de precios. “La política de precios y salarios tiene que ser convergente. Si los aumentos nominales se van a precios, no servirá de nada”, afirmó a la AM 750.

 

El titular de la cartera laboral afirmó que no se impulsará una reforma laboral integral, aunque se manifestó a favor de cambios puntuales. “Ajuste de las comisiones colectivas, de algunos temas puntuales, normas que han quedado desactualizadas, categorías que ya no existen, todos esos puntos metidos en acuerdos sectoriales me parecen muy razonables”, dijo sobre ese tema. “No hablemos de reforma laboral en el mal sentido de la palabra”, aclaró al referirse a un tema espinoso con los gremios, que fue un punto conflictivo durante la gestión de Mauricio Macri.