Vidal piensa su futuro y mira de reojo el 2021

20 de noviembre, 2019

Vidal

“Falta mucho”, respondió un estrecho colaborador de la gobernadora María Eugenia Vidal ante la pregunta de El Economista sobre el futuro político de la mandataria saliente. Sin embargo, y desde la derrota del 27 de octubre Vidal viene preparando el terreno para ser la principal referente de la oposición en tierras bonaerenses luego de haber cosechado 3.600.000 votos y recortado la diferencia respecto de las PASO con el gobernador electo, Axel Kicillof.

 

En las últimas semanas, la mandataria ha multiplicado encuentros: se reunió con intendentes, legisladores en dos oportunidades y referentes “sin tierra”, siempre con el objetivo de contener a la tropa propia, mantener gestualidad de liderazgo y bregar por la unidad desde la oposición.

 

La semana pasada la mandataria, realizó una reunión de Gabinete ampliado en La Plata, en lo que pareció una suerte de despedida formal, ante todo su equipo.

 

“María Eugenia no está pensando todavía en eso. Pero sería la mejor candidata para el espacio”, sostuvo una voz cercana a la gobernadora, reconociendo que las elecciones de medio término podrían ser el próximo test electoral en el que Vidal se ponga a prueba. “Sería algo natural”, explican.

 

Mientras Kicillof diseña su Gabinete en un hermetismo absoluto, el traspaso a nivel bonaerense permanece detenido, Vidal recorrió ayer obras en centros de salud en el distrito de Tres de Febrero, con uno de los intendentes que pudo revertir el resultado de las PASO, Diego Valenzuela.

 

Mientras todas las voces de Juntos por el Cambio aseguran que la “unidad” de la coalición será fundamental en la etapa que viene, se abre el interrogante sobre cómo funcionará. El liderazgo de Vidal tiene un primer cuestionamiento entre los intendentes amarillos, los que liderados por Jorge Macri han deslizado críticas a la jefatura de campaña ejercida por Federico Salvai, y no quieren aceptar pasivamente la jefatura de Vidal. El jueves pasado, la gobernadora y buena parte de los intendentes se reunieron en las oficinas del PRO, para constituir la mesa bonaerense y comenzar a discutir el reparto de cargos, entre ellos, la titularidad de los bloques en la Legislatura, en donde la mandataria reclama para el subsecretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell, la conducción del bloque en Diputados. “Tal vez terminé entregando la presidencia y se queda con la vicepresidencia de la Cámara”, razonó una voz de los intendentes ante este diario.

 

En el entorno de Vidal minimizan las tensiones con la Casa Rosada, al tiempo que admiten que trabajarán en el desarrollo territorial pensando en las elecciones de medio término.

 

Asimismo, el radicalismo encabezado por Daniel Salvador abrirá una discusión con el PRO en la que reclamará una mayor demanda de “horizontalidad” en la toma de decisiones, aunque el “buen” funcionamiento de Cambiemos a nivel bonaerense hace suponer que podría haber un camino allanado.