Versiones sobre su salud: Alberto cargó contra Peña y le pidió que “deje de gastar los pocos dólares en instalar noticias falsas”

1 de noviembre, 2019

alberto fernandez inventamos o erramos

El presidente electo Alberto Fernández despejó hoy los falsos rumores que circularon ayer sobre una supuesta internación por problemas de salud y le pidió al jefe de Gabinete, Marcos Peña, que “deje de gastar los pocos dólares que todavía no dilapidaron en instalar noticias falsas” a través de las redes sociales.

 

“Agradecería que Marcos Peña deje de gastar los pocos dólares que todavía no dilapidaron en instalar noticias falsas por las redes”, escribió esta mañana Fernández en su cuenta oficial de Twitter.

 

Y agregó: “También agradecería a ciertos medios no prestarse a las fake news”, al publicar una nota de sitio digital de Perfil de ayer, titulada “Circulan rumores de que el presidente electo Alberto Fernández está internado en el Sanatorio Otamendi: su entorno los desmintió”.

 

“Estoy muy bien y trabajando para ordenar el caos que nos dejan. Gracias”, escribió el presidente electo esta mañana.

 

 

El rumor se dispersó en las redes sociales, principalmente Twitter, donde decenas de usuarios compartieron al mismo tiempo links de noticias correspondientes a la internación que Fernández protagonizó el pasado mes de junio, generando una tendencia en esa red social repleta de trolls y militantes.

 

Fernández, nunca estuvo internado en el Sanatorio Otamendi, según confirmaron varias personas muy cercanas al presidente electo este jueves. Según su entorno, el presidente electo se encontraba el jueves por la noche cumpliendo con compromisos privados con personas de su entorno y que la noticia de su internación es falsa.

 

En aquella oportunidad, Fernández ingresó al sanatorio porteño para realizarse unos chequeos médicos tras sufrir “un cuadro de tos seca y dolor torácico, sin otros síntomas asociados”, indicó el parte médico dado dos días después.

 

“Hace muchos años tuve un problema con un coágulo en el pulmón y como ahora era una tos muy persistente, decidí hacer eso. Está todo bien, no sé por qué hacen tanto bodrio. Me vine a hacer unos estudios antes de la campaña. Me pidieron que me quede 48 horas para hacer los estudios”, explicó el por ese entonces precandidato a presidente.

 

Hoy la agenda del presidente electo continúa en el exterior. Partirá hacia la Ciudad de México para reunirse con el jefe de Estado de ese país, Andrés Manuel López Obrador, acompañado por el diputado nacional Felipe Solá, Santiago Cafiero, el ex funcionario bonaerense y dirigente del Grupo Callao Miguel Cuberos, y el político e intelectual progresista chileno Marco Enríquez Ominami.

 

Además de AMLO, también figuran reuniones con el jefe de Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, y con uno de los empresarios más poderosos del mundo, Carlos Slim.

 

Dejá un comentario