Santander integra su cultura sustentable en su sede corporativa

26 de noviembre, 2019

El edificio Garay, inaugurado en julio pasado en San Telmo, no es sólo la nueva sede corporativa de Santander Argentina. La entidad bancaria representa y conjuga en su arquitectura, tecnología, innovación y sustentabilidad, como parte importante de su cultura de cara al futuro.

 

“Para Santander Argentina, la sustentabilidad y el cuidado ambiental es fundamental, y el edificio Garay es un claro ejemplo de eso”, destaca Marcelo Dosa, de la gerencia de Asuntos Públicos y Comunicaciones Externas del banco. “Se trata de un edificio de los más avanzados de Argentina. Una nueva casa para el futuro de Santander y la ratificación del compromiso del banco con el país.”

 

Desde el inicio de la obra, el proyecto tuvo en cuenta procesos como el control de erosión y sedimentación, la planificación y clasificación de materiales, el reciclado de residuos de obra y planes de manejo de la calidad ambiental interior del edificio. Asimismo, está preparado para nuevos modelos de atención, con espacios dotados de la más avanzada tecnología y soluciones innovadoras (como su moderno Work Café); una propuesta de encuentro entre emprendedores, empresarios y pymes.

 

En el libro “Construyendo el Futuro”, recién editado, la entidad explica que en la dinámica proyectual, se fue incorporando casi naturalmente la necesidad de que la obra responda a parámetros de sustentabilidad.

 

En ese sentido, se decidió aplicar a una Certificación LEED GOLD (Leadership in Energy and Environmental Design) en la categoría de Nueva Construcción. Se trata de un sistema de evaluación y certificación estandarizado, utilizado para clasificar proyectos y certificar aquellos que demuestran ser sustentables en cuanto a diseño, métodos constructivos y métodos operativos. En ese sentido, desde la demolición, hasta la puesta en servicio, tuvo que responder a parámetros predeterminados. Por eso, desde el proyecto se incorporaron la mayor cantidad de conceptos sustentables posibles, no solo para obtener la certificación, sino por el compromiso de Santander Argentina con el bienestar y el medio ambiente.

 

“Desde el comienzo de la construcción se adoptaron medidas preventivas en todas las actividades de obra para el resguardo del medio ambiente, entre ellas controlar la polución, planificar y clasificar los materiales y residuos para su reciclado, como así también el manejo de la calidad ambiental interior”, argumenta Laura Yacachury, una de las arquitectas que lideró el proyecto para la nueva sede corporativa de Santander Argentina – Edificio Garay, junto a José Melián, Santiago Loza y el estudio de arquitectura Urgell-Penedo-Urgell.

 

Yacachury destaca, además, que Santander Argentina se mueve “hacia nuevas formas de trabajar, más colaborativas, que buscan generar beneficios en los colaboradores, la comunidad y el medioambiente.” En esa línea, el edificio Garay fue pensado como un espacio sustentable, tanto desde su estructura como en su funcionamiento en el día a día.

 

“Es un edificio sustentable que tiende a disminuir el consumo energético y mejorar las condiciones de espacios de trabajo y el confort de los empleados”, explica la arquitecta.

 

En la selección de materiales de las envolventes del edificio, se utilizaron superficies reflejantes. Además, en las fachadas con orientación este y oeste, el edificio posee una “doble piel” de carpintería vidriada que funciona como una capa aislante térmica que reduce el consumo energético además de mejorar la aislación acústica.

 

A escala global y para luchar contra el cambio climático, Santander tiene como objetivo primordial la responsabilidad de reducir las emisiones y nuestra huella medioambiental. “Nos hemos puesto el objetivo de que el 100% de la energía que utilizamos provenga de fuentes renovables en 2025 en los países donde sea posible certificar la fuente de la electricidad. También queremos eliminar
todo el plástico de un solo uso innecesario en nuestras sucursales y edificios corporativos de ahora a 2021”, afirma Dosa. Este compromiso lo formuló en julio pasado Ana Botín, presidente del Grupo Santander, cuando se definieron diez metas de banca responsable hasta 2025, que buscan contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

 

 

***

Construyendo futuro

La historia de la construcción de la nueva sede del edificio Garay, ubicado en la intersección de las avenidas Paseo Colón y Juan de Garay, en el Distrito de las Artes, acaba de ser plasmada en el libro “Construyendo el futuro”. La publicación, de tapa dura, formato 25×25 cm, y 204 páginas de encuadernación lujosa, cuenta además la historia de Banco Santander en el país, desde mediados de los años ‘60 hasta la decisión y concreción del proyecto. Se puede descargar en https://www.santander.com.ar/construyendoelfuturo.

 

 

***

Energía renovada

 

El ahorro de energía y agua es una de las premisas del edificio Garay de Santander Argentina. Estos son algunos hitos del nuevo espacio.

 

  • Sistema especial de aire acondicionado: busca el mayor aprovechamiento de la diferencia de temperatura con el aire exterior.

 

  • Sistema de control centralizado (BMS) de todo el edificio: para hacer más eficiente el uso de los recursos, controla las instalaciones eléctrica, sanitaria, de ascensores, climatización, ventilación, iluminación, entre otras.

 

  • Máximo aprovechamiento de la luz natural: El diseño de las plantas maximiza el uso de la luz natural en todos los espacios de trabajo.

 

  • Llamada predeterminada para ascensores: optimiza su funcionamiento evitando tiempos de espera, traslados innecesarios y ahorrando energía en el proceso.

 

  • Terrazas Verdes: áreas vegetadas con especies autóctonas que favorecen a la aislación térmica y acústica del edificio, disminuyen el escurrimiento de agua de lluvia a desagües públicos y promueven la biodiversidad.

 

  • Cuidado en el consumo de agua potable instalando de artefactos y griferías más eficientes.

Dejá un comentario