Netanyahu, más complicado: fue procesado por fraude, sobornos y abuso de confianza

21 de noviembre, 2019

Netanyahu, más complicado: fue procesado por fraude, sobornos y abuso de confianza

El fiscal general de Israel, Avichai Mandelblit,  procesó al primer ministro en funciones, Benjamin Netanyahu, por fraude, cohecho y abuso de confianza en tres casos de corrupción, informó hoy el Ministerio de Justicia israelí en un comunicado.

 

Esta es la primera vez en la historia de Israel que un primer ministro en funciones enfrentará cargos penales. El fiscal general de Israel envió las acusaciones a los abogados de Netanyahu y al presidente de la Knéset, el parlamento de Israel, para comenzar el proceso de despojarlo de su inmunidad parlamentaria, según el comunicado.

 

El fiscal general Mandelblit convocó a una conferencia de prensa esta noche para explicar su decisión.

 

El cargo más doloroso para Netanyahu proviene del “Caso 4000”, que se refiere a la relación de él y su esposa con el magnate de las telecomunicaciones líder de Israel.

 

Según una declaración policial, Netanyahu, quien en ese momento también era ministro de telecomunicaciones, presuntamente le dio a Shaul Elovitz beneficios regulatorios por cientos de millones de dólares.

 

A cambio, Netanyahu y su esposa supuestamente pudieron exigir una cobertura positiva de uno de los principales sitios web de noticias de Israel, propiedad de Elovitz.

 

La policía recomendó cargos en otros dos casos de soborno en febrero. Uno implica que Netanyahu supuestamente toma “obsequios” por valor de US$ 200.000 de empresarios a cambio de promover sus intereses. El otro es un supuesto acuerdo de soborno entre Netanyahu y Arnon Mozes, el editor del periódico más grande de Israel.

 

Netanyahu es el primer ministro con más años de servicio en Israel , después de haber servido desde 1996-1999 y nuevamente desde 2009. También es quizás el aliado internacional más cercano del presidente Trump.

 

Según la ley, Netanyahu tendrá 30 días para pedirle a la Knesset que no lo despoje de su inmunidad parlamentaria. Debido a que la Knéset apenas funciona en medio del actual punto muerto posterior a las elecciones, el proceso podría llevar bastante tiempo.

 

Luego de las elecciones, Netanyahu y Benny Gantz no lograron formar coalición , y un gobierno de unidad nacional propuesto ha sido bloqueado porque Gantz se niega a servir bajo un primer ministro que enfrenta cargos de corrupción.

 

Netanyahu, mientras tanto, se ha negado a hacerse a un lado como primer ministro porque las acusaciones amenazan su supervivencia política.

 

Si fracasan los últimos esfuerzos para formar un gobierno en las próximas tres semanas, Israel se dirigirá a su tercera elección en un año. No está claro cuál será la situación de Netanyahu en ese momento.