Londres se niega a renovar la licencia a Uber por graves fallas en seguridad

25 de noviembre, 2019

Londres se niega a renovar la licencia a Uber por graves fallas en seguridad

La agencia de transporte de Londres declinó hoy renovar la licencia a Uber para operar, citando un “patrón de fallas de la compañía que incluye varias infracciones que ponen en riesgo a los pasajeros y su seguridad”.

 

Londres es uno de los mercados más grandes de Uber, por lo que este es un golpe significativo para la compañía.

 

En septiembre de 2018, un tribunal de apelaciones otorgó a Uber una licencia provisional de 15 meses (que fue extendida por dos más ), lo que le dio a la compañía la oportunidad de trabajar con Transport for London para abordar sus preocupaciones.

 

Las infracciones citadas por el regulador esta vez incluyen la capacidad de los conductores de subir sus fotos a otras cuentas y crear nuevas cuentas después de ser suspendidas.

 

Uber podrá continuar operando en la ciudad mientras apela la decisión.

 

Desde Uber emitieron un comunicado donde afirman que “la decisión de TfL de no renovar la licencia de Uber en Londres es extraordinaria y errónea, y apelaremos. Hemos cambiado fundamentalmente nuestro negocio en los últimos dos años y estamos estableciendo el estándar de seguridad. TfL descubrió que somos un operador adecuado hace solo dos meses, y seguimos yendo más allá. En nombre de los 3.5 millones de pasajeros y los 45,000 conductores con licencia que dependen de Uber en Londres, continuaremos operando normalmente y haremos todo lo posible para trabajar con TfL para resolver esta situación”, señalaron.

 

También su CEO Dara Khosrowshahi, escribió en Twitter que “la decisión de TfL es incorrecta. En los últimos 2 años, cambiamos fundamentalmente la forma en que operamos en Londres. Hemos llegado muy lejos, y seguiremos adelante, para los millones de conductores y motociclistas que confían en nosotros”.

 

 

En tanto desde TfL, dijeron que “es claramente preocupante que surjan estos problemas, pero también lo es que no podamos tener la seguridad de que no vayan a surgir en el futuro problemas similares”.

 

En concreto, TfL detectó 14.000 viajes operados por conductores diferentes a los que mostraba la aplicación de móvil. Eso se debe a un cambio en el sistema de la app que permite a conductores no autorizados descargar sus propias fotografías en cuentas de otros autorizados.

 

En tanto, el alcalde de Londres Sadiq Khan, expresó su apoyo a la decisión, asegurando que “mantener a salvo a los londinenses es mi prioridad número uno”.

 

 

 

Khan también destacó en un comunicado compartido en redes sociales, la necesidad de que las compañías sigan las reglas para mantener la seguridad de los clientes. “Sé que esta decisión será impopular entre los usuarios de Uber, pero su seguridad es la principal preocupación”, sostuvo.