Estiman que la inflación de noviembre será de 4,5% y que el próximo año tiene un piso de 40%

14 de noviembre, 2019

precios inflación UTDT supermercado consumo

Hoy, el Indec dará a conocer el dato de la inflación correspondiente a octubre. Mediciones privadas estiman que durante el mes pasado el aumento generalizado de los precios se ubicó en torno a 4% mensual. En tanto, de acuerdo con la consultora Elypsis, durante los primeros diez días de noviembre los precios subieron 1,2%, impulsado principalmente por los servicios, mientras que el rubro de alimentos y bebidas mostró una desaceleración y el de bienes está contenido por la calma del dólar.

 

De esta manera, Elypsis estima que, al ritmo en que vienen subiendo los precios, la inflación de noviembre finalizará en 4,5% mensual y proyectan que en diciembre se observará un desempeño similar. “El supercepo y la estabilidad del dólar están permitiendo que la inflación de 2019 finalice más cerca de 55% que de 60%”, señalaron desde la consultora en un informe, y precisaron que su proyección para este año es de 56,2%.

 

“La inflación de noviembre y diciembre va a estar presionada por los ajustes pendientes de toda la suba del dólar desde las PASO. El cepo cambiario tranquilizó por ahora el tipo de cambio y eso contiene los precios. Pero van a ser muy importantes las medidas que tome desde el inicio el próximo Presidente, Alberto Fernández, para evitar que operen las subas por expectativas o tomas de coberturas”, afirmó ante El Economista Victoria Giarrizzo, directora ejecutiva de Elypsis.

 

 

Giarrizzo señaló que para el próximo año estiman que la inflación no será menor a 40%, marcada por un tipo de cambio que acusara las dificultades que tiene Argentina para generar dólares y la inercia inflacionaria aún si los controles cambiarios mantuvieran al dólar oficial quieto. “Esa inercia en parte es impulsada por las expectativas que se mueven en torno a los dólares alternativos, especialmente el paralelo”, explicó.

 

“La situación hacia delante no es fácil, habida cuenta del incremento de los combustibles (lo que ya subió y los aumentos por venir), el fin del congelamiento de las tarifas de los servicios públicos, el fin de la rebaja del IVA sobre algunos bienes y los aumentos preventivos frente a la posibilidad de un acuerdo social”, advirtió en diálogo con este medio el economista Matías Carugati, y aseveró que durante el último bimestre del año difícilmente se observará una inflación muy por debajo de 4%.

 

Para el próximo año, según Carugati, el consenso de los economistas estima algún grado de desinflación respecto respecto al desempeño de 2019, aunque asegura que la magnitud de la misma es difícil de precisar, teniendo en cuenta la incertidumbre respecto a la coyuntura y a la política económica que emprenderá el Gobierno entrante.

 

“El pacto social puede ayudar a contener los precios, lo mismo que la desdolarización de las tarifas. Pero, por otro lado, se espera una mayor emisión de dinero y no sabemos a ciencia cierta qué ocurrirá en materia cambiaria (más allá de que los controles se mantendrán vigentes)”, comentó el especialista.

 

Carugati señaló que la estructura de precios está muy sensible después de varias crisis cambiarias y aumentos tarifarios. “Cualquier shock puede tener impactos más fuertes de lo esperado”, advirtió. “Y, si bien no hay riesgo de hiper a corto plazo, la posibilidad de pasar a un régimen de inflación más alto al actual es muy concreta”, agregó.

 

“Si la inflación volviera a ser de 4% en noviembre y en diciembre, 2019 habrá registrado una suba de precios promedio cercana a 54%, seis puntos más alta que la del año pasado y, por tanto, la más elevada desde 1991”, señaló ayer en un informe la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (Umet), que estima que la suba de precios de octubre fue de 4,1% mensual.

 

Rubros

 

De acuerdo con el informe de Elypsis, entre el 1 y el 10 de noviembre, el aumento de precios en el rubro de alimentos y bebidas fue de 0,9%. A este ritmo, afirmaron, el mes finalizaría con una inflación promedio de 4% en esta categoría. Teniendo en cuenta el desempeño de la segunda semana del mes (entre el 4 y el 10 de noviembre), el estudio muestra una variación de 0,5%, registrando una leve desaceleración frente al aumento de 0,7% que se registró la semana anterior (entre el 28 de octubre y el 3 de noviembre).

 

En alimentos, puntualmente, el estudio indica que durante los diez primeros días del mes el incremento de precios fue de 0,95%, en tanto que en bebidas fue de 0,4%. En artículos y servicios para el cuidado personal, los precios subieron 1,4% en la semana del 4 al 10 de noviembre respecto a la semana anterior, cuando se registró un incremento de 2,1%. En el rubro de mantenimiento del hogar, la suba detectada en el mismo período fue de 0,3%, tras el alza de 1% durante la semana previa.

 

Alquileres: suben por debajo de la inflación

 

Según un estudio elaborado por Zonaprop, plataforma digital de venta y alquiler de inmuebles, en lo que va del año el alza en alquileres en la ciudad de Buenos Aires ronda el 26,1%. Esta cifra se ubica por debajo de la inflación, que hasta septiembre acumuló casi 38% en lo que va del año y que hasta octubre habría acumulado casi 42%, según mediciones privadas.

 

De esta manera, la variación de los alquileres implica una baja real del precio de más de quince puntos porcentuales. En promedio, de acuerdo con los datos de la plataforma, alquilar un departamento de dos ambientes en la ciudad cuesta $16.898 por mes.

 

Respecto a la compra-venta de inmuebles, octubre fue el séptimo mes consecutivo en experimentar un descenso en las cotizaciones de propiedades de la ciudad. Este dato refleja una tendencia bajista y muestra una caída acumulada de 1,6% que se observa desde marzo de este año. “Este decrecimiento en los precios es generalizado, ya que afecta al 90% de los barrios porteños”, aseguró el informe.

 

Por otra parte, las cuotas de los créditos UVA registran un aumento de 38,2% en 2019, lo que indica un incremento por encima del ritmo de los alquileres.

 

En cuanto a la rentabilidad que ofrecen las propiedades, la relación alquiler/precio bajó a 2,9% anual, dato que representa un nuevo mínimo histórico, según el reporte.

 

“La caída del precio del alquiler medido en dólares (consecuencia de la devaluación sistemática de la moneda) es mayor a la baja del precio de las propiedades. Actualmente, se necesitan 34,6 años de alquiler para recuperar la inversión. Es decir, 22% más que hace un año”, afirmó Zonaprop.