En Cuba, Maduro volvió a enviar mensaje de apoyo a Alberto y también anunció inversiones para Kicillof

4 de noviembre, 2019

En Cuba, Maduro volvió a enviar mensaje de apoyo a Alberto y también anunció inversiones para Kicillof

En otra señal explícita de apoyo al futuro gobierno del presidente electo Alberto Fernández, el mandatario venezolano Nicolás Maduro, volvió a celebrar su triunfo y el de Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires y aseguró que su país está “listo” para invertir y terminar los buques de la petrolera Pdvsa que se construyen en el astillero bonaerense Río Santiago, en la localidad de Ensenada, desde hace años.

 

El gobierno de Maduro, denunciado por múltiples violaciones de los derechos humanos y que se encuentra asediado por un colapso social y económico desde hace años, no ofreció más detalles sobre el monto destinado ni de la fecha estimada, en un extenso mensaje brindado en Cuba el domingo, en el cierre del “Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo”.

 

El venezolano aseguró que “empieza a configurarse una nueva situación geopolítica en la región, una nueva ola antineoliberal que tendrá espacios en el futuro”, dentro de la que incluyó al presidente y al gobernador bonaerense electo.

 

Sugirió que espera una mejoría de las relaciones entre ambos países con la llegada de Alberto Fernández a la Casa Rosada y de Kicillof a la gobernación de Buenos Aires. “Llegaron buenos y mejores aires”, dijo.

 

En ese sentido, el mandatario bolivariano acusó al presidente Mauricio Macri de “sabotear” la finalización de los buques. “Macri, que nos odia y nos tiene miedo a la vez, paró todo. Lo saboteó”, dijo Maduro durante su discurso.

 

“Hay un nuevo gobernador en esa provincia. Hay un nuevo presidente. Yo les digo a ustedes: Venezuela tiene los recursos y está lista para invertir y terminar estos dos buques”, agregó.

 

Maduro dijo que recibió información actual de los dos barcos tras una reunión con líderes sindicales del astillero Río Santiago en un restaurante el fin de semana en La Habana, en medio de un encuentro “antiimperialista”.

 

La petrolera Pdvsa, golpeada por el derrumbe de su producción y por las sanciones de EE.UU. para lograr la salida del cargo de Maduro, está necesitada de nuevos tanqueros, después de perder buena parte de su flota por retrasos en los pagos.

 

Los buques Eva Perón y Juana Azurduy, que se construyen en el Astillero Naval Río Santiago para la petrolera estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), serían parte del nuevo trato.

 

“Hay un buque Eva Perón se encuentra terminado en un 98% de su construcción, y un segundo barco que se llama Juana Azurduy, situado en la grada 1, en pleno trabajo para llegar a la botadura. Yo no estaba informado de la situación de estos dos barcos”, dijo Maduro al referirse las embarcaciones que formarán parte de la flota de Pdvsa.

 

Se trata de barcos preparados para el transporte de petróleo y derivados con capacidad de carga hasta 47.000 toneladas de porte bruto.

 

“Venezuela tiene los recursos y está lista para invertir y terminar estos dos buques, díganle a los trabajadores del Astillero Rio Santiago que estamos listos”, dijo el mandatario al anunciarlo mediante un video que fue difundido por televisión y en redes sociales en una reunión con sindicalistas argentinos en el Encuentro Antiimperialista de Solidaridad por la Democracia y contra el Neoliberalismo en La Habana.

 

Los buques con sus más de 180 metros de eslora, son los de mayor porte que se han construido en la Argentina desde la botadura de los navíos “Ingeniero Huergo” e “Ingeniero Silveyra”, producidos en Río Santiago hace más de 30 años para la flota de la petrolera YPF.