El caos sin precedentes de Hong Kong aumenta los temores sobre lo que sigue: manifestantes salen con arcos y flechas

14 de noviembre, 2019

El caos sin precedentes de Hong Kong aumenta los temores sobre lo que sigue: manifestantes salen con arcos y flechas

Los manifestantes de Hong Kong causaron nuevamente caos en las rutas, calles y en el transporte público por cuarto día consecutivo, ya que los activistas fortalecieron los campus universitarios en anticipación de los enfrentamientos con la policía. Algunos estaban armados con bombas incendiarias, arcos y flechas.

 

Cinco meses de disturbios se intensificaron esta semana. La policía abrió fuego contra los manifestantes durante la hora pico del lunes e hirió a un hombre de 21 años.

 

Mientras tanto, activistas saquearon y destrozaron oficinas de la policía, estaciones de tren y centros comerciales, según informó Reuters. Las escuelas hoy permanecen todas cerradas por segundo día en medio de preocupaciones por la seguridad de los estudiantes.

 

Las autoridades esperaban que el retiro en octubre de un proyecto de ley de extradición que desencadenó las protestas de la ciudad calmaría los disturbios.

 

El caos sin precedentes de Hong Kong aumenta los temores sobre lo que sigue: manifestantes salen con arcos y flechas

 

Sin embargo, a los manifestantes les preocupa que China pueda anular el alto grado de autonomía que han disfrutado desde que la antigua colonia británica fue devuelta al país en 1997.

 

Ante la fuerte escalada de violencia se plantea una vez más la cuestión de cómo responderá el gobierno central de China: ¿Intervendrá o permitirá que persista el caos?

 

La Oficina de Enlace, que representa a las autoridades continentales chinas en Hong Kong, dijo ayer que las acciones en el territorio semiautónomo estaban “cayendo en el abismo del terrorismo”. Denunciaron que un hombre fue incendiado el lunes durante una discusión con manifestantes, dejándolo en estado crítico.

 

El mismo día, un oficial de policía disparó a un manifestante que luego fue llevado a un hospital, también en estado crítico.

 

 

 

Dejá un comentario