El asilo de Morales en Argentina, cada vez más cerca: sus hijos ya están en el país y planea estar en la asunción de Alberto

24 de noviembre, 2019

El asilo de Morales en Argentina, cada vez más cerca: sus hijos ya están en el país y planea estar en la asunción de Alberto

Los hijos del ex presidente de Bolivia Evo Morales llegaron ayer a la Argentina en un vuelo de línea de la empresa Latam procedentes de Lima, Perú, ciudad a la que arribaron en horas de la madrugada tras dejar La Paz.

 

Evaliz Morales Alvarado y Álvaro Morales Peredo llegaron al aeropuerto internacional de Ezeiza a bordo del vuelo 4M 7901 y permanecerán en Argentina ante la crisis institucional y social que afecta a la nación del altiplano.

 

Fuentes de la Cancillería consignaron a Télam que los hijos del ex mandatario ingresaron al país como visitantes y no lo hicieron en calidad de asilados políticos.

 

Los hermanos Morales fueron autorizados a viajar por las autoridades de Bolivia, por lo que se comunicaron con el embajador argentino en La Paz, Normando Álvarez García, para consultar si había inconvenientes para viajar a Buenos Aires.

 

Las fuentes del Palacio San Martín consignaron que los hijos de Evo Morales no tienen ningún tipo de restricción para ingresar al país, ni está previsto tampoco operativo alguno especial, ya que accedieron como lo hace cualquier pasajero que llega desde el exterior.

 

El ministro interino de Gobierno (Interior) de Bolivia, Arturo Murillo, señaló en su cuenta de la red social Twitter que se les dio a los hijos de Evo Morales todas las seguridades “para salir del país, por instrucciones de la señora presidenta Jeanine Áñez”.

 

 

Sin embargo, el funcionario arremetió contra Morales al decir que la administración que integra cuida “a la familia” porque “los hijos no responden por los crímenes de los padres”, escribió en un tuit.

 

Sectores allegados al gobierno que encabeza la presidenta autoproclamada ante la Legislatura sin quórum, Jeanine Áñez, reclamaron ayer que las autoridades ordenen la detención de la hija de Morales por los delitos de sedición y corrupción.

 

“La acusación contra mi hija Evaliz, es una muestra más de la mentira y las difamaciones a las que acude el régimen de facto. Exijo que presenten una prueba del supuesto ‘enriquecimiento ilícito’ ¡Que más inventarán para intentar defenestrarnos!”, señaló Evo Morales a través de su cuenta en Twitter.

 

 

Evaliz Morales tiene 25 años, es abogada, y es hija del renunciado presidente y Francisca Alvarado Pinto, ex dirigente del movimiento político Eje Pachakuti.

 

Álvaro Morales, de 24 años, es ingeniero, e hijo del ex mandatario y la docente de un área rural, Marisol Peredo.

 

En Bolivia, en tanto, el pleno de la Cámara de Senadores de la Asamblea Legislativa Plurinacional aprobó el sábado al mediodía, por unanimidad, el Proyecto de Ley de “Régimen Excepcional y Transitorio para la realización de Elecciones Generales”.

 

Evo habló sobre la asunción de Fernández

 

El ex presidente boliviano Evo Morales dijo que “sería un orgullo y un honor” poder asistir a la asunción del presidente electo Alberto Fernández el próximo 10 de diciembre en Buenos Aires, al tiempo que volvió a manifestar la posibilidad de trasladar a la Argentina el asilo político que cumple en México.

 

“He recibido una invitación pública. Qué lindo sería… Sería un orgullo y un honor acompañar la posesión del mando. Vamos a consultar a los compañeros”, respondió Morales en una entrevista con Página/12, que se publica hoy, al ser consultado si viajaría para participar de la jura del nuevo gobierno argentino.

 

En ese marco, añadió: “Además, la Argentina está más cerca de Bolivia y podría agradecerle otra vez la gran solidaridad al hermano Alberto Fernández. Fue uno de los que me salvó la vida, y salvó la vida de Álvaro (García Linera, ex vicepresidente) y del equipo que me acompañaba el domingo 10 de noviembre y el lunes 11. Tengo cariño, respeto y admiración por él”.

 

En tanto, el ex mandatario boliviano volvió a dejar abierta la posibilidad de cambiar el asilo mexicano por un asilo argentino: “No lo descarto. Quiero estar más cerca de Bolivia”, reiteró.

 

“El hermano y la hermana Fernández siempre me cooperaron. Nunca me abandonaron. Tengo muchos buenos recuerdos de cuando la hermana Cristina era presidenta”, destacó.

 

En ese sentido, Morales recordó: “Una vez faltó harina para el pan (…) . Todos iban a decir que yo sería responsable de la falta de pan, llamé y dije: ‘Hermana Cristina, usted tiene que venderme trigo’. Me contestó: ‘Evo, está todo comprometido'”.