Yasky le ofrendó a Alberto Fernández el acercamiento a la CGT

4 de octubre, 2019

Alberto CGT CTA

El escenario ubicado ayer en el microestadio del Club Atlético Lanús albergó a buena parte del sindicalismo peronista argentino, en un acto que sirvió para poner en primer plano la reunificación entre la CTA que conduce Hugo Yasky, y la CGT. Se trató de un gesto que Yasky le ofrendó al candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, presente en el lugar, con Máximo Kirchner, Hugo Moyano y Verónica Magario, entre otros, como acompañantes.

 

En un congreso celebrado ayer, la CTA de los Trabajadores (una de las dos vertientes de la central) votó por unanimidad “iniciar el proceso de reunificación con la CGT”, tal como lo planteó Yasky al poner a consideración de los presentes la moción. Lo observaba Fernández, sentado detrás de él junto a Hugo y Pablo Moyano, Magario, Máximo Kirchner, Gisela Marziotta, Felipe Solá y Edgardo Depetri.

 

“Quiero poner a consideración del plenario de la CTA la siguiente moción: aportar al fortalecimiento de la unidad del campo popular y de la lucha de la clase trabajadora, que venimos impulsando en todo el país, dando mandato a la comisión ejecutiva de la CTA de los Trabajadores para iniciar el proceso de unificación con la CGT”, propuso Yasky. El respaldo a la moción se coronó con el cántico de “Unidad de los trabajadores, y al que no le gusta se jode, se jode”. Después se aprobaron otras mociones para aportar a la “concertación social” y dar apoyo a la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner. “Y ya lo ve, hay una sola CGT”, fue otro cántico que se escuchó tras la votación.

 

El gesto de la CTA de Yasky de ayer complementa la reunión que, la semana pasada, tuvieron los Moyano y los gremios de su sector (el Fresimona) con Héctor Daer y otros líderes de la CGT. Si bien desde la otra rama de la CTA (la Autónoma) se plantearon reparos a la unificación en la CGT, ayer Pablo Micheli estuvo presente en Lanús, gesto que Yasky destacó desde el escenario. La conducción de la CTA Autónoma está en disputa judicial entre Micheli y Ricardo Peidro. La unidad sindical es un pedido de Fernández para un hipotético mandato.

 

“Nos van a quedar diezmil, u oncemil millones de dólares de reservas”, dijo Alberto F. al trazar una posible herencia.

 

El acto con el que se dio inicio a la unidad entre la CTA de Yasky y la CGT fue, además de un encuentro sindical, una actividad de campaña del Frente de Todos. Después de Yasky hablaron Depetri, candidato a intendente de Lanús (que lleva como primer candidato a concejal a Nicolás Russo, presidente del club Lanús, donde se hizo el acto); Magario, candidata a vicegobernadora; Máximo Kirchner, candidato a diputado nacional, y el cierre estuvo a cargo del candidato presidencial. Axel Kicillof, candidato a gobernador de Buenos Aires, envió un mensaje grabado.

 

Yasky destacó a Cristina. “Fuimos capaces de construir esta unidad porque hubo una mujer que vino a la mesa de acción política y al Partido Justicialista, la compañera Cristina Fernández de Kirchner”, subrayó el líder de la CTA de los Argentinos al recordar el acercamiento de Cristina al PJ.

 

Alberto Fernández le agradeció a Yasky, y valoró el acercamiento de su central a la CGT. “En todos estos años de macrismo, aprendimos. Valoro la actitud de Cristina, correcta estratégicamente. Yo no entendí su estrategia, pero tuvo razón en dar un paso al costado, esos son los dirigentes que hacen falta”, recordó. Y pasó al tema gremial: “(El exministro de Trabajo Carlos) Tomada me dijo que el gesto de la CTA es tan grande como el de Cristina. Tenía razón. Así, un día aprendimos que divididos no teníamos futuro, porque en la división, con 30 puntos ellos ganaban”.

 

El candidato a presidente también trazó un futuro complejo, si logra acceder al cargo. Entre otras frases sobre la herencia que recibiría, afirmó: “Nos van a quedar 10 mil, u 11 mil millones de dólares de reservas, las mismas que cuando llegamos con Néstor (Kirchner). Han hecho el mismo daño que hizo la salida de la convertibilidad”.

 

Fernández hizo un rápido repaso de los últimos 50 años de gobiernos del país y aprovechó el pasaje que le dedicó a Raúl Alfonsín para insistir con una polémica de los últimos días y señalar que guarda “el mejor de los cariños y recuerdos, mal que les pese a algunos”. En el cierre, se fundió en un abrazo con Yasky, y remató: “Vamos a levantarnos una vez más. Vamos a hacer la Argentina que nos merecemos. Gracias a la CTA”.

 

Dejá un comentario