Suárez: “Si Cambiemos pierde, deberá mantenerse más unido que nunca”

21 de octubre, 2019

SUÁREZ

Entrevista a Rodolfo Suárez  Por Javier Fuego Simondet

 

El gobernador electo de Mendoza, Rodolfo Suárez, se muestra ilusionado con aprovechar a pleno el potencial petrolero y minero de la provincia. Sobre esos ejes se plantó en su participación en el Coloquio de IDEA, que otorgó un espacio importante para los gobernadores en su jornada de cierre. Con la mira puesta en un próximo viaje a China para buscar inversores para una mina de potasio cuya administración la empresa brasileña Vale le dejará al gobierno provincial, el sucesor de Alfredo Cornejo dialogó con El Economista para esbozar el futuro político de Cambiemos, el rol de la UCR y algunas líneas directrices de lo que será su gobierno en la provincia cuyana.

 

¿Qué ejes tendrá la Mendoza que gobernará Suárez?

Tenemos que afianzar lo que es nuestra industria madre, la vitivinicultura, por la cantidad de empleo que genera en la provincia y la cantidad de familias que viven de ella. Pero también todo lo que es el sector agropecuario primario. Más allá de eso, estamos repensando el desarrollo económico de Mendoza a partir de muchas potencialidades que no están explotadas. En primer lugar, en materia de hidrocarburos. La provincia de Mendoza es una provincia petrolera, donde las industrias anexas a los hidrocarburos eran muy potentes, como la metalmecánica, y hoy es una provincia que tiene petróleo pero no es una provincia petrolera. Nosotros pretendemos que esa lengua norte de Vaca Muerta, y otros yacimientos que se pueden explotar en forma convencional, avancen. Porque malas políticas implementadas en los últimos años llevaron a que nosotros perdiéramos ese lugar tan importante que teníamos en el país. Vamos a avanzar y poner las condiciones necesarias para que tenga un desarrollo similar al de Neuquén el ala norte de Vaca Muerta. Estamos esperando un fallo de la Corte, porque reglamentamos a través de un decreto del gobernador las pautas ambientales en las que se tiene que llevar adelante la fractura hidráulica. Creemos que este fallo va a salir en forma favorable, va a permitir dar previsibilidad a los inversores y será un paso importante para el desarrollo.

 

¿En términos de inversiones, qué previsiones hay?

Estamos hablando en forma permanente. Todas estas inversiones van de la mano de la macroeconomía, eso es innegable. Queremos estar preparados para que, si se dan las condiciones a nivel país, Mendoza explote en esta rama de la economía que es tan importante. Estamos llevando adelante todo lo que tiene que ver con (el parque industrial) Pata Mora, en Malargüe. Una vez que ocurra el fallo de la Corte y con el desarrollo de Pata Mora, el avance va a ser importante.

 

¿Cómo vivió el proceso hasta ser electo? En la previa se generó mucha expectativa con la elección mendocina.

Con mucha ansiedad, porque fue una campaña en la que gente de todo el país fue a Mendoza. Gobernadores de otras provincias, el candidato a presidente Alberto Fernández, un despliegue muy grande. Pero nosotros estábamos muy confiados por lo que habíamos hecho los mendocinos, en cuanto al orden establecido en el Estado, un Estado normal, que no gasta más de lo que ingresa, con mejor prestación de servicios en Justicia, educación, salud y seguridad. Los mendocinos valoraron eso. Y con mucho compromiso, porque ganamos con el 52% de los votos, con casi 16 puntos de diferencia. Fue un triunfo contundente, ganar en esas condiciones tiene un plus que hay que poner para hacer las cosas bien.

 

¿Qué futuro avizora para Cambiemos, si el resultado de las PASO se repite?

Si tuviéramos el mismo resultado, Cambiemos tendría que estar unido, más que nunca. Hay que representar un espacio importantísimo de la sociedad que comulga con lo que nosotros venimos diciendo, con nuestra forma de gobernar. Creo que el radicalismo tiene que seguir siendo parte de ese espacio, obviamente con un rol mucho más protagónico. Nosotros tenemos una territorialidad en toda Argentina que es muy importante, tenemos que afianzar esa territorialidad y nuestros valores en ese espacio que representa a tantos argentinos.

 

¿Cómo evalúa lo que queda el radicalismo después de estos cuatro años en Cambiemos?

Creo que el radicalismo sale fortalecido. Tenemos tres gobernaciones, tenemos más legisladores. No hemos sido una alianza de gobierno, sino una alianza parlamentaria. No fuimos parte del Gobierno en forma activa, es más, fuimos los que marcamos muchas cosas que el Gobierno debería haber hecho en cuanto a tarifas, a agrandar el espacio. Tenemos un potencial muy grande que tiene que ver con la territorialidad, con la Franja Morada que está haciendo muy buenas elecciones en todo el país. Es un partido vivo, con dirigentes nuevos, así que tengo mucha esperanza en que este espacio represente genuinamente a tantos argentinos.

 

¿Y qué rol ve para la UCR mendocina y sus figuras?

Un rol fundamental, porque nosotros tenemos el aval de las buenas gestiones que llevamos adelante en Mendoza. Vengo de un radicalismo de la capital, donde ganamos con el 63,6% de los votos, no hemos perdido ninguna elección desde el año 1983 en la ciudad de Mendoza. Así que esa forma de gobernar es lo más importante, lo demás queda en el ámbito de la política. Tenemos un gobernador que se va por la puerta grande, que va a ser diputado nacional y presidente de la Unión Cívica Radical, y que va a ocupar un rol protagónico en esta Argentina que viene. Gane (Mauricio) Macri o gane (Alberto) Fernández, Alfredo Cornejo va a ser uno de los actores principales de la política argentina que viene.

 

¿Con qué objetivos llegó al Coloquio de IDEA?

Un evento de esta magnitud, de esta calidad de gente que asiste, todo el empresariado de Argentina, es una gran oportunidad como gobernador electo de la provincia de Mendoza para demostrar qué es lo que vemos para los próximos años en nuestra provincia, cuál es la potencialidad que tiene, las oportunidades de negocios que pretendemos que existan. Para eso, el Estado tiene que ser un facilitador de las inversiones, porque sin inversiones no hay crecimiento, ni empleo genuino. Es una gran oportunidad de exponer todas las potencialidades que tiene Mendoza.

Dejá un comentario