Sigue la polémica por los DNI en trenes: Bullrich le respondió a Alberto que dijo “en tren viajan los pobres”

6 de octubre, 2019

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, acompañada por el presidente de Trenes Argentinos, Marcelo Orfila, lanzó el jueves pasado el Programa “Ofensores en Trenes”, según el cual las fuerzas de seguridad ahora están autorizadas a escanear documentos y a realizar reconocimientos faciales en distintas estaciones de trenes del país con el objetivo de “prevenir delitos”.

 

Desde que se anunció la medida generó múltiples rechazos del arco opositor y también fue cuestionada por organizaciones de Derechos Humanos al considerarla “estigmatizante” y “discriminatoria”.

 

El candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, fue uno de los primeros que apuntó contra la nueva medida del Ministerio de Seguridad, diciendo que el procedemiento “se inscribe en una lógica de criminalización”, porque en esos medios de transporte “viajan los pobres”.

 

Para Fernández, “van a las estaciones de trenes porque en los trenes viajan los pobres y van a pedirles documentos a los pobres para ver dónde están los delincuentes”, afirmó tras la resolución publicada en el Boletín Oficial y que ya entró en vigencia.

 

 

Por lo pronto, Bullrich informó a través de un comunicado oficial y desde su Twitter, que en la primera jornada de la puesta en marcha de la medida se realizaron unos 800 controles en las estaciones ferroviarias de las líneas Mitre y Urquiza de las cuales 42 dieron “resultado positivo”.

 

Desde la oficina que conduce Bullrich indicaron que esas personas fueron notificadas de su “situación judicial al haber cometido algún delito en trenes” al tiempo que aseguraron que se trata de “un porcentaje importante para brindar seguridad a los viajeros”.

 

 

Diversas organizaciones de DDHH se manifestaron en contra de la nueva medida. Desde la oficina local de Amnistía Internacional mostraron su “preocupación” por la decisión del ministerio de Seguridad porque “vulnera los estándares internacionales de derechos humanos y compromete la responsabilidad del Estado argentino”.

 

A través de su cuenta en redes sociales, desde Amnistía Internacional señalaron que “entender que la verificación de la identidad puede evitar que se cometan delitos en los trenes resulta estigmatizante, discriminatorio y violatorio del principio de inocencia”.

 

En tanto, Bullrich explicó que “estamos cuidando que no se sigan cometiendo delitos en el tren y que sepan (quienes los cometen) que van a tener un monitoreo durante el viaje”.

 

Consultada por las críticas, en diálogo con Radio Metro, la ministra le contestó al candidato del FdT: “Fernández tiene que dar vuelta la cabeza. Tiene que entender que estamos cuidando a la gente que viaja en tren de aquellos que son profesionales del delito”.

 

Además, aclaró que es un “prejuicio” creer que sólo se le exigirá los documentos a las personas según su apariencia. “La idea es que sea un sistema en que todos los días se analice cómo es el corte, personas que están con campera y otras con cortaba, tengan gorra o patineta, la idea es que sean todas las personas que vayan en tren”, explicó la funcionaria.

 

Fuentes del Ministerio de Seguridad aclararon que no hará falta que la persona tenga el DNI consigo el momento en el que le sea solicitado. Será suficiente con que proporcionen el número de documento para que se pueda verificar si hay alguna causa pendiente. Para corroborar si el pasajero está diciendo la verdad, la Policía contará con un dispositivo que permite identificar a las personas a partir de la huella digital.

 

Dejá un comentario