Seria amenaza de Bolsonaro: planteó una posible suspensión de Argentina en el Mercosur si gana Alberto F.

24 de octubre, 2019

Bolsonaro

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, está lejos de suavizar su discurso al referirse a una posible victoria de la fórmula que integran Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Tras varios duros mensajes, ayer subió la apuesta y planteó que podría analizarse una suspensión de Argentina en el Mercosur si se impone el Frente de todos, porque considera que esa victoria pondría en riesgo el bloque comercial regional.

 

“Podemos reunirnos con Paraguay y Uruguay, y tomar una decisión semejante a la que se tomó (contra los paraguayos) en 2012”, dijo Bolsonaro en Japón, donde realiza una visita oficial, al referirse a lo que generaría una victoria del peronismo. Así, trazó una línea paralela entre Argentina y lo que sucedió con Paraguay, que en 2012 fue suspendido por el juicio político que apartó de su cargo al presidente Fernando Lugo.

 

Según Bolsonaro, “el regreso del grupo del Foro de San Pablo (un espacio de partidos de izquierda fundado en 1990) de la mano de Cristina Kirchner puede poner en riesgo a todo el Mercosur”. Por eso, afirmó: “Tenemos que tener una alternativa a mano”.

 

El objetivo de Bolsonaro, que comparte el presidente Mauricio Macri, es bajar el arancel común del Mercosur. Para el mandatario brasileño, ese punto puede quedar en duda si triunfa en las elecciones Alberto Fernández. “Es necesario estar listos para posibles cambios en el Mercosur”, afirmó, y recordó que su tarea “no es facilitarle a la izquierda formar una gran patria bolivariana y sí abrir el mercado para el comercio con el mundo”.

 

El bloque comercial sudamericano tendrá su cumbre el 5 diciembre en la ciudad de Bento Gonçalves, estado de Rio de Grande do Sul. La fecha permitirá que, en caso de ser derrotado, igualmente sea Macri el que le entregue a Bolsonaro la presidencia pro témpore. Allí se presentará un plan de reducción de tarifas de importación y la modificación del arancel.

 

“Podemos reunirnos y tomar una decisión semejante a la que se tomó (contra los paraguayos) en 2012”, advirtió.

 

La relación conflictiva entre Bolsonaro y Fernández, que ya tuvo varios capítulos, podría complicar el reciente acuerdo entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur, según informó ayer el diario Folha de São Paulo.

 

La advertencia de Bolsonaro sobre posibles sanciones para Argentina en el Mercosur se sumó a una serie de explosivas declaraciones que el presidente formuló desde que se produjo el triunfo de Fernández en las PASO, el 11 de agosto. La escalada de tensión nunca se detuvo. Fiel a su estilo, Bolsonaro apostó más fuerte cada vez que tuvo que referirse al posible regreso del peronismo al poder.

 

Tras la victoria de Fernández en las primarias, alertó sobre la posibilidad de un éxodo argentino hacia Brasil. “Si estos izquierdosos vuelven a Argentina, podremos tener en Rio Grande do Sul un nuevo estado de Roraima (donde se asentó una gran cantidad de venezolanos que escaparon de su país). No queremos eso, no queremos hermanos argentinos huyendo hacia acá”, fue su frase.

 

El presidente Bolsonaro recordó que su tarea “no es facilitarle a la izquierda formar una gran patria bolivariana”.

 

El destino del Mercosur es una preocupación que agita de modo permanente el presidente de Brasil cuando habla de la situación electoral argentina. Está convencido de que Fernández no coincidirá con sus intenciones en el bloque comercial. “No quiere alinearse a lo que en su momento nos alineamos con Macri, con el presidente de Uruguay (Tabaré Vázquez) y
con Marito (por el mandatario paraguayo, Mario Abdo Benítez)”, dijo tras las PASO.

 

La disparada del dólar posterior al triunfo del candidato del Frente de Todos en las primarias generó otro zarpazo de Bolsonaro. En una visita al municipio de Parnaiba, en el estado de Piauí, dos días después de las elecciones argentinas, disparó: “Vean lo que pasa en Argentina, está sumergida en el caos. Argentina comenzó a transitar el rumbo de Venezuela, porque en las elecciones primarias delincuentes de izquierda comenzaron a volver al poder”.

 

La tensión en el vínculo también se alimentó desde el lado argentino. Fernández respondió a las críticas de Bolsonaro con actos, como su visita en prisión a Lula Da Silva, en plena campaña pasa las PASO. De parte del candidato presidencial del peronismo, además, hubo ataques verbales, como cuando afirmó que el presidente de Brasil es “misógino, violento y racista”. En una entrevista televisiva, remarcó: “En términos políticos, yo no tengo nada que ver con Bolsonaro. Celebro enormemente que hable mal de mí. Es un racista, un misógino, un violento”.

 

Además de las frases contra Fernández y Cristina, el mandatario brasileño reforzó su postura con gestos. El 27 de septiembre recibió al candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, Miguel Angel Pichetto, en Brasilia. Ambos mostraron afinidad.

 

Hace quince días, en el Brasil Investment Forum, que se realizó en San Pablo, Bolsonaro utilizó la situación política argentina como ejemplo de lo que no desea para su país. “Hemos trabajado para que un país más al sur no vuelva a las manos de otras personas que lo colocaron en una situación tan complicada. No podemos ser nosotros, en 2022, lo que ese país es y vive en este momento”, consideró ante unos 3.000 inversores que participaron de ese encuentro.

Dejá un comentario