San Miguel renueva su matriz con energías limpias

29 de octubre, 2019

San Miguel

A partir del año que viene, 40% del consumo eléctrico del Complejo Industrial Famaillá de la empresa San Miguel será abastecido por energías renovables. Esta decisión forma parte de la estrategia de sustentabilidad de la citrícola que empaca en su planta tucumana 2,5 millones de cajas de fruta y procesa hasta 300.000 toneladas de limón para elaborar jugo, pulpa, aceite y cáscara.

 

De esa forma, San Miguel estará duplicando con cinco años de anticipación el objetivo fijado por la Ley N° 27.191 de energías Renovables que exige que, para el 2025, el 20% de la demanda eléctrica sea abastecido con fuentes limpias producidas en el país.

 

“Argentina está invirtiendo intensamente en energías renovables –tanto eólica como solar– y constatamos que existe un mecanismo y un marco jurídico muy inteligente para facilitar este proceso de migración hacia energías limpias”, asegura Lucas Méndez Trongé, director de relaciones Institucionales y Sustentabilidad de San Miguel.

 

El establecimiento de Famaillá es la unidad operativa más grande que tiene la compañía.

 

La transformación de la matriz energética es una de las tantas medidas que San Miguel tiene en agenda.

 

Gran parte del gasto eléctrico de la planta está ligado al funcionamiento de las maquinarias para el procesamiento de fruta que, de marzo a septiembre, necesita un suministro continuo, todos los días durante 24 horas. Cerca del 70% de la fruta se procesa, mientras que el 30% se comercializa en fresco.

 

El volumen de energía eléctrica de fuente renovable será adquirido en el Mercado a Término de Energía Renovable (“MATER”) y corresponde a 8.700 mWh al año, equivalentes al 40% del consumo eléctrico de la planta.

 

“Evaluamos diferentes posibilidades– incluso la autogeneración– pero nos dimos cuenta que dadas las características estacionales de nuestro negocio resultaba más conveniente llamar a licitación y adquirir la energía renovable”, cuenta Méndez Trongé. “De este modo, no sólo fortalecemos nuestro compromiso con la disminución de la huella de carbono, sino que cumplimos con la ley, garantizamos el suministro y minimizamos riesgos”.

 

Los datos

  • El 40% del consumo eléctrico de la planta de San Miguel en Tucumán se abastecerá con energía renovable
  • El 70% de la fruta cosechada se procesa industrialmente
  • A la vez, 300.000 toneladas de cítricos se transforman en jugo, pulpa, aceite y cáscara

 

Licitación digital

 

La decisión de reconvertir parte del abastecimiento llevó a la compañía a abrir una licitación a través de la plataforma Conecto Energía, un marketplace digital argentino de energía. La digitalización del proceso de decisión permitió aumentar la transparencia en la elección del proveedor, que finalmente resultó ser CP renovables.

 

“Fue una gran experiencia que nos sumó transparencia y nos permitió evaluar en un solo lugar las propuestas de los participantes capacitados para responder al contrato”, aseguró Méndez Trongé.

 

CP Renovables a través de su PE Los Olivos fue la compañía ganadora con la cual se suscribió un contrato de diez años a partir de enero de 2020. El año que viene estará operativo Olivos, un nuevo parque de Central Puerto que volcará su producción al Sistema Interconectado Nacional. “Estamos muy orgullosos de formar parte de este proyecto que representa un nuevo hito en la transformación de la matriz energética de nuestro país”, señaló Rubén Vázquez, Gerente de Energías Renovables de Central Puerto.

 

“Hay un marco jurídico muy inteligente para facilitar el proceso de migración hacia energías limpias”, dice Méndez Trongé.

 

Desde la citrícola aseguran que la transformación de su matriz energética es una de las tantas medidas que San Miguel tiene en agenda frente al desafío asumido de reducir la huella de carbono de sus productos y fortalecer el desarrollo sustentable de sus operaciones. Además, la iniciativa contribuye con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, como la producción responsable, las acciones por el cambio climático y la generación de energía limpia.

 

En este sentido, la compañía evalúa y tiene en carpeta otros proyectos ligadas a la reducción de la huella de carbono, que van desde la logística hasta todo el proceso de producción. Si bien todavía están en etapa de factibilidad no se descarta, además, la incursión en proyectos de energía solar. Asimismo, la empresa planea avanzar sobre la reducción de la huella hídrica, buscando oportunidades de trabajar y hacer más eficientes las bombas de riego de sus campos de frutales.

 

Con cerca de 10.000 has productivas, San Miguel no solo opera en Argentina sino que tiene presencia en Uruguay, Sudáfrica y Perú. Actualmente abastece a más de 300 clientes en 80 países. La compañía procesa anualmente en total 400.000 toneladas de cítricos y exporta más de 150.000 toneladas de fruta fresca. Recientemente incorporó palta y uva de mesa a su portafolio.

 

“Nuestro principal objetivo es desplegar al máximo nuestro potencial para ser más eficientes, sustentables y transparentes de cara al consumidor, nuestros accionistas e inversores financieros”, concluye el director de sustentabilidad Méndez Trongé.

***

Vientos que producen energía

 

La energía eléctrica renovable que abastecerá al Complejo Industrial Famaillá provendrá del Parque Eólico Los Olivos, integrante del grupo Central Puerto. El parque, ubicado al suroeste de la provincia de Córdoba en el departamento de Río Cuarto, se encuentra en etapa avanzada de construcción y contará con una potencia instalada de 22.8 mW.

 

El grupo Central Puerto está diversificando su matriz de generación con casi 400mW de proyectos renovables que forman parte de su base de 4.139mW totales instalados. La estrategia apunta a encontrar nuevas alternativas para generar energía eléctrica, que resulten más favorables para el ambiente y permitan reemplazar tecnologías que requieren el uso de recursos no renovables.

 

Junto al Parque Los Olivos, la empresa también desarrolla El Manque. Ambos nacieron de la fusión de los proyectos iniciales denominados Achiras II y Achiras III. a compañía cuenta actualmente con 180 mW en construcción, los que se espera que comiencen a operar durante 2019 y 2020.

 

Actualmente la empresa tiene cinco plantas de energía renovable, con un total de 206 mW.

 

El parque eólico La Genoveva II se habilitó en septiembre con una capacidad instalada de 42 mW, proyecto que se sumó a los 100.8 mW de La Castellana y los 48 de mW Achiras. L

 

Dejá un comentario