Prevén más inflación y caída del PIB para el próximo año

15 de octubre, 2019

diego giacomini inflación 533x400

Mañana, el Indec dará a conocer el dato de inflación correspondiente al mes pasado, que según estudios privados habría aumentado entre 5,5% y 5,8% mensual, luego de que en agosto la suba de los precios interrumpiera la tendencia a la baja que se venía observando desde marzo y revirtiera su curso para ubicarse en 4% mensual, lo cual se dio como consecuencia de la fuerte devaluación que se generó tras los resultados de las PASO, que llevó al dólar a un salto de 30%, lo que impactó inmediatamente en los precios.

 

De acuerdo con las proyecciones, este año cerraría con una inflación en torno a 53%, lo cual fue admitido por el Gobierno, superando de esta manera a la del año pasado, que fue de 47,6%. En tanto, desde distintas consultoras y analistas económicos estiman que, asumiendo que las elecciones presidenciales las ganará el candidato del kirchnerismo, Alberto Fernández, durante el próximo año la suba de precios se acelerará.

 

“Los principales referentes económicos de Alberto Fernández plantean hipergradualismo en materia de política antiinflacionaria, lo cual sería un seguro de más inflación y contracción del PIB per cápita”, advirtieron desde la consultora Economía & Regiones, cuyo economista jefe es Diego Giacomini. “Por el contrario, Argentina necesita política antiinflacionaria de shock para bajar la inflación lo más rápido posible y volver a crecer”, añadieron.

 

Mediante un informe, la consultora afirma que la propuesta de Matías Kulfas, uno de los principales referentes económicos de Fernández, que consiste en lograr un acuerdo social para tener una inflación de 2% mensual, “va contra la teoría económica y la evidencia empírica, condenándonos a más inflación y más fracaso”. Economía & Regiones señaló que una inflación de 2% mensual “no es otra cosa que +26,8% en términos anualizados, es decir; la misma inflación que teníamos en diciembre 2017 (+26,7%); diciembre 2015 (+28,1%); diciembre 2013 (+25,3%) y diciembre 2011 (+23,5%); previo a las devaluaciones de 2014/2016 y 2018, y antes del cepo de 2012”.

 

“Concretamente, el objetivo de política antiinflacionaria de Kulfas no es otra cosa que más de lo mismo, lo cual nos asegurará probablemente más inflación y mayor destrucción de riqueza a futuro. De hecho, con esos niveles de inflación sólo se logró que el PIB real cayera y el PIB per cápita se desplomara fuertemente cuando se compara 2019 contra 2015 (-8,9%) y 2011 (-12,6%)”, afirmó el análisis.

 

El análisis, además, justifica su argumentación en base a las declaraciones de Kulfas, el que ha afirmado que “la inflación no monetaria, sino multicausal” y que no descarta “la posibilidad de financiar el Tesoro con fondos del Banco Central”.

 

“En este escenario, pensamos que lo más sensato es descontar más de lo mismo, y que la inflación no va a bajar ‘en serio’ y en forma sostenida y permanente a lo largo de 2020. Por el contrario, pensamos que la tendencia alcista de la inflación proseguirá”, indicó el informe, que remarcó que esto “terminará significando también peor nivel de actividad y más caída del PIB per cápita en 2020”.

 

De acuerdo con las estimaciones de la consultora, “a nadie le podría sorprender” que para el próximo año el PIB tenga una variación negativa de entre 5,5% y 6,0%. Además, prevén que es “casi una certeza que el default” se extienda durante 2020 y alertan con que hay riesgo de hiperinflación.

Dejá un comentario