Polémica por un periodista detenido al cuestionar a policías tras un robo en un supermercado chino

31 de octubre, 2019

La Policía de la Ciudad detuvo ayer por la tarde al periodista Martín Rodríguez por cuestionar el accionar policial y calificarlo de excesivo en la detención de un joven acusado de entrar a robar en un supermercado chino ubicado en Suipacha y Tucumán, pleno microcentro porteño.

 

Según Rodriguez, quien en Twitter es conocido como @Tintalimon, cuando se acercó a consultar por la forma en la que estaban operando con el arrestado, lo esposaron y lo llevaron demorado a la Comisaría 1 en Lavalle 451, donde permaneció varias horas.

 

El hecho se viralizó fuertemente en las redes sociales a partir de una foto de su detención y consiguió la rápida solidaridad de varios colegas.

 

Un abogado del CELS se hizo presente en la comisaría para asistirlo legalmente. También lo acompaña el diputado Horacio Pietragalla, vicepresidente segundo de la Comisión de Derechos Humanos y Garantías de la Cámara baja.

 

“Expresamos nuestra solidaridad con el colega Martín Rodríguez. Esposado y detenido tras interceder ante el uso desmedido de la fuerza por parte de autoridades policiales. Exigimos su inmediata liberación y repudiamos su apresamiento arbitrario”, se solidarizó el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba).

 

 

 

 

Anoche, fue el propio Rodriguez quien realizó su descargo en Twitter donde dejó en claro que no lo detuvieron por ser periodista. “Hola a todos, agradezco un montón la solidaridad. Hubo una pelea en la calle entre tres hombres por un supuesto robo. Me acerqué cuando había intervenido un policía que ya tenía detenido a uno que se estaba peleando. Los otros dos eran, presumo, dueños de un supermercado chino”, explicó.

 

 

“A mi juicio, y en este episodio, los policías son trabajadores excedidos por una orden de imponer autoridad que los desborda. No hay rencor hacia ellos, están sobreexplotados. No me detuvieron por trabajar de periodista”, escribió.

 

También informó sobre qué había sustraído el joven detenido del supermercado. “Supuestamente el que la policía detuvo se había robado un sachet de yogurt, un desodorante, un shampoo y un paquete de galletas. A los dos minutos había dos patrulleros, dos motos, por lo menos ocho policías”.

 

“Vi la situación, no estaba claro si había robado, le dije a uno de los policías por qué lo trataban así. Contestó mal. Le volví a preguntar y me contestó peor. El flaco estaba esposado, en el piso. Insistí y la discusión escaló. No hubo empujones ni nada. Me terminaron esposando”, detalló sobre su reacción.

 

Y por último, se refirió a la situación de Sebastián Alberto Tobares, que sigue detenido. “Con menos recursos para recibir las garantías y la solidaridad como la que gracias a Dios recibí de amigos, familia y compañeros. Pedimos a la Defensoría que lo represente”.

 

Dejá un comentario