Pese a las medidas de Piñera, continúa el conflicto en Chile

21 de octubre, 2019

El Gobierno chileno renovó ayer el toque de queda para varias ciudades entre las 19 de anoche y las 6 de hoy. Con esa medida, el presidente Sebastián Piñera buscaba restablecer el orden en las calles tras varios días de protestas que dejaron al menos ocho muertos, más de 200 heridos, cientos de detenidos y severos daños materiales. Sin embargo, la normativa no fue acatada por completo y el conflicto continuó anoche. Además, se prevé que seguirá, pese a que Piñera anunció la suspensión del alza de las tarifas del metro, el gatillo lo que había desatado la oleada de protestas.

 

Más de media hora después de la entrada en vigencia del toque de queda, las calles de las principales ciudades chilenas seguían pobladas de manifestantes y también de vecinos que se organizaron para evitar ser víctimas de saqueos, con el fondo de cacerolazos constantes, según pudo verse por medio de la transmisión televisiva en vivo y reportaban los principales medios de comunicación chilenos.

 

En ese contexto, las actividades normales estaban seriamente alteradas y se vislumbraba que así seguirán durante el día de hoy. Ayer por la mañana, al levantarse el toque de queda, las calles desiertas de las principales ciudades del país mostraban los destrozos que dejaron los manifestantes que desafiaron a las fuerzas de seguridad durante la noche del sábado, cuando reinó el caos y la violencia.

 

“No tenemos ninguna posibilidad de operar en forma normal en estos días, hasta contar con la posibilidad de las líneas de metro”, afirmó ayer la ministra de Transportes, Gloria Hutt. El presidente del Metro de Santiago, Louis De Grange, aseguró que el diagnóstico del estado de la red “es catastrófico” y advirtió que al menos dos líneas “es probable que estén meses paralizadas”.

 

 

La infraestructura de los subterráneos quedó seriamente dañada en los últimos días de la semana pasada, con trenes incendiados y estaciones destruidas. Asimismo, un medio televisivo chileno reportó que al menos cuarenta vuelos fueron demorados o cancelados. Además, existe la posibilidad de que las entidades financieras no abran hoy sus sucursales, señaló el presidente de la Asociación de Bancos, José Manuel Mena.

 

En tanto, la ministra vocera del Gobierno, Cecilia Pérez, aseguró que “la mayoría de las familias está en su casa y respeta el toque de queda”. “Volver a pararnos va a costar, porque vamos a tener que abordar no solamente la reconstrucción de la infraestructura, sino también la reconstrucción del alma de nuestro país”, subrayó Pérez.

 

Por su parte, Piñera intentó dar una señal de unidad en la defensa de la institucionalidad al reunir en el Palacio de la Moneda a los líderes de los poderes Legislativo y Judicial. “La democracia no solamente tiene el derecho, y la obligación de defenderse usando todos los instrumentos que entrega la propia democracia y el Estado de Derecho para combatir a los que quieren destruirla”, afirmó el Mandatario chileno, según consignaron fuentes periodísticas de ese país.

 

Paralelamente, el hallazgo de cinco cadáveres entre los escombros de una fábrica textil incendiada en el noroeste de Santiago, que fue confirmado por el cuerpo de Bomberos de Santiago, elevó a ocho la cantidad de víctimas mortales registradas en el contexto de estas protestas. Más temprano, la intendenta de la región metropolitana de Santiago, Karla Rubilar, anunció que tres personas murieron ayer por la madrugada a raíz del incendio de un supermercado del sur de la capital.

***

Ganó Evo, pero deberá ir a balotaje

Ayer hubo elecciones presidenciales en Bolivia y, como ya es costumbre, se impuso Evo Morales (MAS) por sobre Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana). Con el 90% de las mesas escrutadas, Morales obtenía 45,28% de los votos, cerca de 2,3 millones mientras que Mesa obtenía 38%, cerca de 2 millones de votos. Como Morales no llegó a 50%, la elección se dirimirá en una segunda vuelta a realizarse en el plazo de los próximos 60 días.

Dejá un comentario