¿Para qué sirven los debates?

13 de octubre, 2019

debates Macri Scioli

En un formato de debate cerrado, como el que se realizará hoy en Santa Fe, no cabe esperar ninguna alteración importante en el rumbo que tiene la campaña y en las preferencias electorales ya manifestadas en las PASO. El que más debería aprovechar esta oportunidad es Mauricio Macri para intentar acortar la diferencia que hoy lo separa de Alberto Fernández.

 

Pero es difícil que en este tipo de debate se pueda generar algún hecho impactante. Los debates presidenciales pueden considerarse un aporte más para la información de los ciudadanos, pero también merecen algunos cuestionamientos. En el debata de hoy, por ejemplo, confrontará Fernández con candidatos que obtuvieron poco más del 2% de votos, lo que no tiene mucha lógica política.

 

Por otro lado, habrá poco debate y los candidatos irán con sus discursos armados. De estas instancias, muchas veces se recuerdan cuestiones anecdóticas como los saludos que recibieron de sus respectivas parejas Macri y Daniel Scioli al final del su debate de 2015, pero pocas cosas sustanciales.

 

Hay también escepticismo entre los ciudadanos porque muchas de las cosas que se dicen en los debates pocos tienen que ver con la gestión de gobierno posterior del que resulta electo.  Además, en los debates puede salir mejor parado el que tiene más habilidad discursivo o mayor soltura antes las cámaras, pero que no son las aptitudes que se requieren para gobernar.

 

Al término de los debates, la pregunta habitual es quién ganó, dándole así un tono casi deportivo. Que haya debate no está mal, pero no hay que sobredimensionarlos y esperar que ocurra algo trascendente.

Dejá un comentario