Macri y los empresarios: una decepción mutua

4 de octubre, 2019

macri-empresarios-638x400

Mauricio Macri no pasó de una empresa a la Casa Rosada. Lo hizo desde el Gobierno de la CABA al que llegó de la mano, en gran medida, de la popularidad obtenida durante sus años en Boca. Pero fue el primer Presidente de Argentina surgido del mundo empresario. “Llegó uno de los nuestros”, pensaron muchos empresarios que lo votaron masivamente en 2015. “Conmigo en el Gobierno, los empresarios se van a decidir a invertir sin temores”, decía Macri. Los conocía a todos porque se crió entre ellos. Lo mismo ocurría con muchos políticos que se le acercaban. Macri no accedió al poder el 10 de diciembre de 2015, porque siempre formó parte de él.

 

El mejor momento de esa relación fue a fines de 2017, porque la situación económica mejoraba y en las elecciones legislativas el Gobierno demostró que la continuidad de su proyecto era posible. La política le dio a los mercados lo que esperaban. Paolo Rocca le dijo por ese entonces a El Economista que “hay problemas, pero lo que se está haciendo es muy importante”.

 

Pero hoy la situación cambió. Macri y buena parte del mundo empresario están decepcionados el uno con el otro. En este momento, las críticas del sector privado, en particular el vinculado a la actividad productiva e industrial, se hace escuchar. Miguel Acevedo, de la UIA se convirtió en su principal vocero.

 

¿Hicieron los empresarios todo lo que debían considerando que, si Macri terminaba mal, podrían pasar mucho tiempo hasta que alguien con origen en su sector volviese al Gobierno? ¿Pudieron haber invertido más? ¿Moderar la suba de algunos precios? La respuesta de Macri a esos interrogantes muestra su decepción.

 

Muchos empresarios, por su parte, creen que al Presidente le faltó una estrategia de aliento a la producción. Consideran que con inestabilidad cambiaria, tasas de interés estrambóticas, elevada presión tributaria y caída del consumo no se les podía pedir más. En su visión, la responsabilidad fue del Gobierno.

 

El final, si se confirman los resultados de la PASO, no será el deseado. Esperaban más el uno del otro.

Dejá un comentario