Macri obligado a construir la idea de que el balotaje es posible

15 de octubre, 2019

Las marchas del “Sí, se puede” son eso: intentos de aglutinar al núcleo duro, revertir el clima de derrotismo que se había instalado en Juntos por el Cambio y, desde entonces, pelear el voto desencantado, descontento con la gestión de Mauricio Macri. De ahora en más, el Presidente está obligado a construir la idea de que el balotaje es posible. La concentración del sábado 19, en el Obelisco, buscará instalarla. “Hay gato para rato”, “Sí, se puede” y “Se da vuelta”, fueron algunas de las pancartas de ayer en Paraná que luego se convirtieron en cánticos de la marcha, ya con Macri presente.

 

“Cada día somos más los que no nos resignamos y creemos en lo que estamos haciendo. Nos une querer cuidar nuestra democracia, querer vivir en paz, la honestidad, querer vivir en libertad, respetar al otro, querer construir y no destruir, nos une el no a la impunidad”, señaló Macri en su discurso, en consonancia con sus últimas intervenciones en esta clase de actividades y como anticipo del que dará el sábado en la Plaza de la República, que el Gobierno espera que desborde. El día después será el segundo debate presidencial, para el cual esperan a un Macri “más jugado” para acortar distancia.

 

El día después del acto en el Obelisco será el segundo debate. Se espera un Macri “más jugado” para acortar distancia.

 

La marcha del “Sí, se puede” volvió a reunir a miles de personas, esta vez en el Monumento a Urquiza de Paraná, donde estuvo junto al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y al senador Alfredo De Angelis. “Salgamos con la convicción de que la vamos a dar vuelta… ¡y la vamos a dar vuelta! Algunos hablan de transición… Minga transición”, dijo el también dirigente ruralista para recibir al Presidente, el primero de los oradores en Paraná.

 

“Hay muchos que están enojados, pero los escuché, los comprendí, por eso estamos todas estas medidas, el foco está puesto en todos ustedes. Ahora viene la creación del empleo y la mejora del salario”, señaló luego Macri, en referencia a un hipotético segundo mandato. Y recuperó parte del debate del día anterior. Sobre todo, los contrapuntos que tuvo con el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández. “¿Nuestros abuelos tienen celulares? No los escucho. Claro que tienen celulares. También tienen corazón y fuerza, todo eso tienen los abuelos”, afirmó Macri, luego de que el postulante opositor dijera que los abuelos “no tienen celulares” para recibir las recetas médicas.

 

Macri también comparó su gestión nacional con las que hizo antes en Boca Juniors y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, al señalar que aquellas también tuvieron dificultades en sus primeros años. “En Boca al principio ganaba siempre mi amigo Ramón Díaz (técnico de River en aquel momento) pero después ganamos 17 campeonatos. En Capital pasó lo mismo, hoy es una de las mejores ciudades del mundo pero los primeros cuatro años (de su gestión porteña) fueron muy difíciles”, señaló en una comparación que ya utilizó varias veces en campaña.

 

La marcha del “Sí, se puede” continuará hoy, a las 18:30, en el distrito bonaerense de Pergamino, junto a la gobernadora María Eugenia Vidal, y el miércoles en Río Cuarto y Villa Carlos Paz, provincia de Córdoba.

Dejá un comentario