Macri en el Obelisco ante una multitud: “Tiene que ser la elección de mayor asistencia desde 1983, por eso, todos a votar!”

20 de octubre, 2019

Finalmente llegó el día y la militancia de Juntos por el Cambio logró copar la avenida 9 de Julio con estimaciones oficiales que rondan las 800.000 personas. El acto tuvo como único orador al presidente Mauricio Macri que brindó otro discurso encendido como viene haciendo en las sucesivas marchas del #SíSePuede por todo el país.

 

El presidente, apenas comenzó a hablar ante la multitud repleta de banderas argentinas, saludó a “los compañeros venezolanos que nos acompañan, que defienden los valores que en su país perdieron”.

 

Luego afirmó que “Juntos tenemos futuro y vamos a dar vuelta la elección”, acompañado en el escenario por su esposa, Juliana Awada, que se mostró más activa en el último tramo de la campaña, y el candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Pichetto.

 

El presidente insistió en que “el domingo 27 es la elección real”, y manifestó que “no es cualquier elección, porque define nuestro presente y futuro en muchos años”.

 

En ese sentido, pidió “salir a convencer a los que todavía están dudando”, y “decirles a los que están enojados o que estén dudando que los necesitamos, no yo como persona, sino todos los argentinos”, porque “se define la Argentina en la que queremos vivir”. “Tiene que ser la elección de mayor asistencia desde 1983, por eso, todos a votar!”, expresó.

 

En el acto llamó la atención que la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, se mantuvo distante del escenario principal al igual que el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aunque este último subió en un primer momento para dar la bienvenida junto a su esposa Bárbara Diez y el  vicejefe de Gobierno del a Ciudad, Diego Santilli.

 

View this post on Instagram

#19o #SíSePuede

A post shared by Mauricio Macri (@mauriciomacri) on

 

Aunque ya trascendió que Juntos por el Cambio va tener más de 150.000 fiscales en todo el país, Macri, pidió enfáticamente “fiscalizar” los comicios.

 

Al igual que en las marchas por las provincias, prometió que “se viene una etapa de crecimiento, de mejor trabajo y de alivio para los argentinos”.

 

“Somos una mayoría que muchas veces miramos en silencio, a veces hasta con miedo, creyendo que la política era algo que había que mirar de lejos, que mejor no meterse porque nunca iba a cambiar”, afirmó.

 

View this post on Instagram

Supimos conseguir.

A post shared by Mauricio Macri (@mauriciomacri) on

 

“Y sin darnos cuenta fuimos regalando espacios, dejando el país en manos de unos pocos que se creyeron dueños del Estado y de lo público, que fueron por todo y hasta por nuestra libertad”, advirtió ante los manifestantes que cantaban consignas como “justicia” y “sí, se puede”.

 

En ese sentido, destacó que “por suerte fuimos despertando, juntándonos, alzando la voz y diciendo basta”, y dijo que “así se van formando las revoluciones, con pequeñas rebeliones de gente que se va juntando. Esta es la rebeldía de la gente en paz y no queremos violencia, pero no estamos dispuestos a dejarnos llevar por encima una y otra vez”.

 

“Estamos acá para decir que no nos vamos a quedar callados viendo como nos roban el futuro. No nos vamos a quedar callados por más que pensemos distinto. Ya lo vivimos muchas veces, con deditos, con atril, con canchereadas, con soberbia”, manifestó.

 

En el final, luego de dar su discurso, bajando del escenario, alguien del equipo de Juntos por el Cambio le preguntó al presidente Macri cómo lo había vivido: “Me va a explotar el corazón”, dijo.

 

 

Los actos por la marcha “Sí, se puede” comenzaron el 28 de septiembre en Barrancas, barrio porteño de Belgrano, con la propuesta de extender la movilización a 30 ciudades del país y finalizará el 24 de octubre en Córdoba.

 

Dejá un comentario