Los distritos en los que Kicillof pasó el 60% y un pedido para Vidal

29 de octubre, 2019

kicillof confirmó

Puesta bajo una mirada detallada, la victoria que el domingo consiguió Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires tuvo como fundamento central su desempeño en los distritos del conurbano bonaerense. Si se repasan los números, se puede concluir que el espaldarazo fundamental para el gobernador electo fueron once municipios del Gran Buenos Aires en los que superó el 60% de los votos y dejó a María Eugenia Vidal a 40 puntos de distancia.

 

Kicillof ganó en la primera, en la segunda y en la tercera sección electoral. En la primera y la tercera, la que aglutina el conurbano bonaerense, logró sus victorias más amplias, que se apoyaron en la contundencia de los números que obtuvo en partidos que gobierna el peronismo. En la segunda, con distritos mayormente del interior provincial, consiguió un ajustad triunfo sobre Vidal por un punto.

 

La mejor performance del candidato del Frente de Todos estuvo en Presidente Perón, donde llegó al 68,7% de los votos y aventajó a Vidal por más de 46 puntos. Florencio Varela le dio al gobernador electo la segunda mejor elección a nivel local, con 67,3% y 45 puntos de distancia sobre la mandataria. El podio lo completó José C. Paz, que premió a Kicillof con 66,6% de los sufragios y más de 43 puntos de diferencia sobre la gobernadora. En los tres distritos gobierna el peronismo: Blanca Cantero es la nueva intendenta de Presidente Perón, mientras que Andrés Watson y Mario Ishii consiguieron sus reelecciones en Florencio Varela y en José C. Paz.

 

Para Kicillof, otros siete distritos del conurbano resultaron claves para la victoria que consiguió. Estuvo por encima del 60% en Merlo, Moreno, Marcos Paz, La Matanza, Malvinas Argentinas, Ensenada y Ezeiza.

 

Con respecto a lo sucedido en las PASO, Kicillof no pudo repetir las victorias obtenidas en la cuarta y en la octava sección electoral (cuyo único distrito es La Plata, sede del gobierno provincial e intendencia que retuvo Julio Garro para Juntos por el Cambio). Vidal ganó en la capital bonaerense y en secciones electorales del interior de la provincia como la cuarta, la quinta, la sexta y la séptima.

 

El FDT gobernará 71 distritos y Juntos por el Cambio 61

 

El desempeño electoral de Juntos por el Cambio en las municipalidades de la provincia de Buenos Aires fue mejor que el que anunciaban las PASO. Si bien retrocedió en el número de intendencias que maneja, esa baja no fue drástica y pasó de controlar 68 a 61. Con el corte de boleta como bandera, los jefes comunales oficialistas retuvieron distritos importantes del conurbano como Lanús, Tres de Febrero y La Plata. En 14 distritos, perdieron el poder a manos del Frente de Todos, que avanzó en su cosecha y dominará 71 municipios. Consenso Federal gobernará Chivilcoy, mientras que partidos vecinalistas harán lo propio en Tres Arroyos y Villarino. El escenario legislativo para Juntos por el Cambio quedó con 44 diputados bonaerenses y 26 senadores.

 

 

***

 

Radiografía para la transición

En una conferencia de prensa que brindó con su compañera de fórmula, Verónica Magario, el gobernador electo de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, le pidió al Gobierno de María Eugenia Vidal que le brinde una “radiografía” de la situación de la administración provincial. No obstante, destacó que no aspira a un “cogobierno”. Kicillof pidió armar “una suerte de radiografía de la provincia”. En su presentación ante la prensa, en la sede del Frente Nacional Peronista, en La Plata, señaló que Vidal lo llamó y se puso a disposición para comenzar el camino de la transición bonaerense.

 

“No vamos a cogobernar la provincia, pero sí vamos a pedir hacer un trabajo de transición para conocer absolutamente toda la información y poder dársela a conocer a la sociedad”, afirmó el exministro de Economía, quien el domingo, tras confirmarse su victoria, dio un discurso en el búnker del Frente de Todos en el que aportó cifras sobre la situación económica de la provincia, que caracterizó como “tierra arrasada”.

 

Tras señalar que encabezará un “gobierno de gestión y no de marketing”, subrayó que los números son “todos muy malos y muy preocupantes, a nivel nacional y a nivel provincial”. Exigió, además, que “en este mes y medio se gobierne con mucha responsabilidad”.

 

Kicillof enfatizó en la conferencia de prensa sobre la deuda que durante los últimos cuatro años contrajo la provincia en dólares, y habló sobre los vencimientos a afrontar. Pidió “saber cómo el gobierno provincial tenía previsto” hacer frente a esos pagos.

 

Además, el  gobernador electo se refirió al nuevo “cepo cambiario” que permite la compra de 200 dólares mensuales. “Nos enteramos de que los analistas concluyeron que era una buena medida. Entonces, me pregunto qué pasó con los US$ 23 mil millones que se fueron desde las PASO hasta hoy, por qué no se tomó antes”, recriminó.

 

Kicillof dijo que su gestión “no va a ser un gobierno de agravios”, ni de “persecución” y que buscará que la Justicia recupere “la confianza de los ciudadanos”. A su lado, Magario remarcó que “hay que terminar con esta grieta, esta pelea y estos odios que separan a los bonaerenses y a los argentinos”.

 

“Vamos a dejar que la Justicia actúe. La Justicia de la provincia de Buenos Aires tiene que tener total respaldo para recuperar la confianza de los ciudadanos. Para que nadie crea que se usa la Justicia sobre los adversarios”, dijo Kicillof en otro tramo de su mensaje.

Dejá un comentario