Ley de Economía del Conocimiento: una gran oportunidad para el país

22 de octubre, 2019

El Gobierno Nacional avanzó en la reglamentación de la Ley 27.506 de Promoción a la Economía del Conocimiento, sancionada este año por el Congreso, con amplio consenso político. Tras el Decreto y la Resolución oficial, la AFIP deberá dictar normas complementarias. El régimen de promoción prevé beneficios para empresas exportadoras de tecnología y servicios.

 

A partir de ahora, las empresas del sector que realicen actividades promovidas cuya facturación, proveniente de una o de la sumatoria de ellas, represente al menos el 70% de los ingresos totales, tendrán acreditado el desarrollo de actividad principal y serán elegibles para aplicar al Régimen de reducciones e incentivos fiscales para empresas de software, informática, biotecnología, servicios profesionales exportables e industrias del entretenimiento y creativas, entre otras.

 

Para obtener la inscripción en el aludido Registro deberán dar cumplimiento de los requisitos previstos en los últimos 6 meses inmediatos anteriores a la fecha de la solicitud.

 

Las empresas podrán acceder a los beneficios cuando al menos el 70% de la facturación anual se genere en una de las actividades antes mencionadas.

 

Así lo estableció la reglamentación oficializada el miércoles pasado a través del Decreto 708/2019 publicado en el Boletín Oficial con las firmas del presidente Mauricio Macri; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y los ministros de Hacienda, Hernán Lacunza, y de Producción, Dante Sica.

 

Para Vivian Monti, socia a cargo de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones (KPMG Argentina), “es saludable que el Decreto Reglamentario haya recogido la experiencia de la Ley de Promoción de Software 25.922, antecesora de esta nueva ley, en cuanto a la forma de cómputo del requisito de mantenimiento de personal, aportando precisiones en dicho cálculo y umbrales cuantitativos y cualitativos para que cada beneficiario pueda adecuar su nómina y recomponerla sin ser excluido del Régimen Promocional”.

 

Y agregó que “como también lo es que, entre otras cosas, la Resolución de SEyPyME hubiere precisado el mecanismo de traspaso de los beneficiarios de la Ley de Promoción de Software al nuevo régimen. Destacamos que el plazo para ejercer la opción de traspaso caduca el 31 de diciembre de este año y deberán realizarse los ajustes a las exigencias del nuevo régimen antes del 30 de junio próximo”.

 

Por último, Monti remarcó la importancia de que esta ley comience a tener vigencia práctica: “es estratégica para el país esta ley de promoción para impulsar la ciencia y tecnología, así como el arte y las exportaciones de servicios basados en el conocimiento. Se espera que los beneficios impositivos den estímulo a la economía de conocimiento-intensiva cuyos trabajadores son los que cuentan con mayor potencial de crecimiento, y así pueda generar inversiones y exportaciones que el país necesita”.

 

En mayo pasado el Congreso Nacional sancionó la llamada Ley de Economía del Conocimiento (LEC) que, entre otros temas, prevé una continuidad hasta diciembre de 2029 de beneficios fiscales para las empresas de software y servicios informáticos y los amplía a otras industrias como las de producción y posproducción audiovisual, biotecnología, bioeconomía, biología, bioquímica, microbiología, bioinformática, biología molecular, neurotecnología e ingeniería genética, con lo que se estima que podrá generar más de 200.000 puestos de trabajo.

 

Contempla menores costos laborales y tributarios, estabilidad fiscal, fomento de nuevas firmas para actividades que se caracterizan por el uso intensivo de tecnología y que requieren de capital humano altamente calificado a fin de competir a nivel global.

 

De acuerdo a estimaciones realizadas en el mercado la nueva ley podría impulsar exportaciones por US$ 15.000 millones de exportación hacia 2030.

 

Dejá un comentario