Larreta evitó el balotaje en Ciudad: ganó con el 55,8% y seguirá siendo el Jefe de Gobierno

27 de octubre, 2019

Larreta

“Hoy hicimos una elección histórica. Muchas gracias a todos ustedes. Gracias por tanto cariño. Me llena el alma de felicidad y emoción recibir su apoyo por el trabajo que venimos haciendo en la Ciudad para que todos vivamos mejor”.

 

La frase pertenece al jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, quien ayer hizo historia al evitar por primera vez la segunda vuelta en una elección porteña obteniendo el 55,8% de los votos.

 

“Juntos, vamos a lograr que los vecinos vivamos mejor. Vamos a encarar más y mejores obras. Vamos a hacer una Ciudad más igualitaria y con más oportunidades. Ahora, más juntos que nunca, sigamos haciendo de Buenos Aires un gran lugar para vivir”, arengó Larreta en el final de su discurso desde el escenario, en donde estaba acompañado por Diego Santilli, y las cabezas de las listas legislativas, Martín Lousteau, Maximiliano Ferraro y Diego García.

 

De esa manera, Larreta quedó en una posición inmejorable para ser el referente de la oposición a partir del año próximo en un panorama en donde tanto Mauricio Macri como María Eugenia Vidal no lograron obtener sus respectivas reelecciones.

 

 

A su vez, Larreta no evitó enviar señales hacia sus socios políticos: “Gracias Mauricio y María Eugenia porque este camino lo empezamos juntos y la transformación de la Ciudad también tiene su huella, su esfuerzo y su trabajo”, sostuvo en tono de elogio a sus socios políticos.

 

El jefe comunal de la ciudad más importante del país, superó holgadamente las ambiciones del candidato del Frente de Todos, Matías Lammens, quien a pesar de hacer una buena elección en comparación a la anterior del peronismo (cosechó el 35%) no pudo forzar una balotaje, el cual era su principal objetivo.

 

Si bien Lammens logró volver a imponerse en el sur, el margen fue menor que en las PASO, lo que no le permitió mejorar sus guarismos.

 

El equipo de campaña de Juntos por el Cambio sacó a un grupo de militantes para distribuir la boleta puerta a puerta. Eso le permitió mejorar su performance en las comunas sureñas (4 y 8), en donde por primera vez se había impuesto la oposición.

 

En tercer lugar quedó el hombre de Consenso Federal, Matías Tombolini (denunció ayer públicamente problemas con las boletas de Consenso Federal) al obtener el 5%, y último el de Frente de Izquierda, Gabriel Solano, quien sacó el 4%.

 

Tal como contó este diario la clave con la que el oficialismo porteño obtuvo un triunfo tan rutilante fue el trabajo territorial que desplegó la estructura de Juntos por el Cambio, para explicar barrio por barrio que había una “elección a intendente”.

 

Los resultados de las primarias encendieron las alarmas en las filas del oficialismo, lo que los obligó a desarrollar un segundo tramo de campaña “cuerpo a cuerpo” en cada una de las comunas. Sobre todo teniendo en cuenta que el calendario porteño, estaba pegado por primera vez a la contienda nacional.

 

Al mismo tiempo, en las comunas del norte, en donde el PRO y Juntos por el Cambio suele sacar mejores guarismos, el nivel de participación se incrementó lo que le posibilitó a Larreta a mejorar su performance respeto de las primarias. El nivel de participación en toda la Ciudad estuvo en el orden del 79%.

 

En las comunas del norte, como la 14 o 13, Larreta rozó el 70%. Lammens intentó infructuosamente desplegar una campaña nacional, ligando los problemas de la economía a las problemáticas porteñas.

 

Sin embargo, al campaña localista de Larreta, (a pesar de mostrarse en más de una ocasión con Macri), logró contrarrestar el ola azul triunfalista que se extendió en el país, tras las primarias de agosto.