La agenda exterior del presidente electo, con México a la vista y frente abierto con Bolsonaro

30 de octubre, 2019

México y Brasil aparecen en la agenda internacional de Alberto Fernández, por motivos diferentes. El presidente electo tiene previsto visitar la semana próxima a Andrés Manuel López Obrador, el Presidente mexicano con el que apuesta por tener un vínculo estratégico. Al mismo tiempo, Fernández tiene un frente abierto cada vez más convulsionado con Jair Bolsonaro, el presidente brasileño que ayer volvió al ataque tras las elecciones del domingo.

 

El lado agradable del escenario internacional será para Fernández la foto con AMLO, como se conoce por sus iniciales al presidente mexicano. Es un objetivo que persigue desde la campaña, pero que no pudo concretar en la previa a su triunfo electoral porque el mandatario de México decidió recibirlo cuando se concretara la victoria. Fernández debió conformarse solamente con encuentros con los presidentes de Bolivia y Perú, Evo Morales y Martín Vizcarra. La cumbre con AMLO sería el lunes o martes de la semana que viene.

 

Fernández pretende forjar una alianza política con AMLO, a la luz de las complicaciones en el horizonte con Brasil.

 

La relación con el presidente mexicano es vista como fundamental por el Frente de Todos. Fernández pretende forjar una alianza política que tenga al mandatario mexicano como actor clave, a la luz de las complicaciones que aparecen en el horizonte con Brasil, el principal socio comercial argentino.

 

Bolsonaro volvió al ataque ayer para mostrar su disconformismo con la elección de Fernández como próximo presidente, pero también criticó a Macri. Desde Arabia Saudita, donde realiza una visita oficial, Bolsonaro remarcó: “Nos preparamos para lo peor por lo que fue anunciado hasta ahora en el plan económico del presidente electo, con una receta que también fue adoptada en el pasado en Brasil y no tiene cómo tener éxito”.

 

El mandatario de Brasil subrayó que en Argentina “está volviendo Cristina Kirchner”. Además, volvió sobre su incomodidad con el programa económico que estima que aplicará el presidente electo. “Esta es nuestra preocupación, sabemos que su receta económica no dio resultado en ningún lugar del mundo. Algunas se intentaron aquí en el pasado y fracasaron. Escuchamos que Fernández podría tener un plan de congelamiento de precios y aumento de salario por decreto. Esto fracasará, sería muy fácil la economía así, no existe ese milagro”, advirtió.alberto fernández

 

“Nos preparamos para lo peor por lo que fue anunciado en el plan económico del Presidente electo”, dijo Bolsonaro.

 

El jefe de Estado brasileño ya había mostrado su disgusto con el resultado electoral argentino el lunes, cuando desde Abu Dhabi lamentó el triunfo del Frente de Todos. “Lo lamento. No tengo la bola de cristal, pero entiendo que Argentina eligió mal”, resaltó.

 

Pero, lejos de quedarse únicamente en el rechazo a Fernández, Bolsonaro criticó a Macri, ,su aliado y a quien apoyó en la contienda electoral. “No hizo las reformas que debería haber hecho en el pasado, hizo una media reforma y se aproximó a banderas de izquierda contra el conservadurismo”, describió, y consideró que “quien se queda a mitad de camino, más tarde o más temprano no tiene cómo ir adelante y sufre una derrota”.

Otra visión brasileña

 

Fernández tiene un aliado en Brasil, el expresidente Lula da Silva, actualmente detenido y a quien el presidente electo argentino visitó durante la campaña. Es el contrapeso brasileño de Bolsonaro para el exjefe de Gabinete kirchnerista. Con una carta, Lula lo felicitó por la victoria.

 

“Querido amigo Alberto Fernández, felicitaciones por la elección en Argentina y un abrazo grande para la compañera Cristina y para todo el pueblo”, escribió el líder del Partido de los Trabajadores (PT) en la misiva.

Dejá un comentario