Kicillof tiene dudas sobre cuentas en la PBA

7 de octubre, 2019

Kicillof

El candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el Frente de Todos, Axel Kicillof, planteó ayer una serie de dudas sobre el estado de las cuentas bonaerenses. Lo hizo al pedir que la gobernadora María Eugenia Vidal explicite los números de la deuda y de las cuentas públicas que dejará como hipotética herencia, si el 7 de octubre se confirma la victoria que Kicillof obtuvo en las PASO. Ante los embates de Kicillof por los números de la provincia, el que solía retrucarle con cifras era Hernán Lacunza, ahora trasladado al Ministerio de Hacienda de la Nación.

 

El exministro señaló que tiene sudas “tanto sobre la deuda como sobre las cuentas públicas de este año”. Remarcó que se trata de “temas que hace falta que el gobierno provincial explicite y que actúe en consecuencia”.

 

En declaraciones a Radio 10, Kicillof puntualizó números en rojo en la provincia de Buenos Aires. “Estimamos un faltante de caja para el cierre de este año de entre 50 mil y 80 mil millones de pesos”, calculó. Y puntualizó que, en los cuatro próximos años, habrá vencimientos de deuda “por alrededor de 9.000 millones de dólares”.

 

“Está a la vista la situación que dejan en Buenos Aires, con los indicadores de vulnerabilidad social y pobreza con un aumento sideral, un desempleo que creció a valores altísimos, al igual que la inflación y el cierre de empresas”, dijo el candidato del Frente de Todos.

 

A diferencia de sus cuestionamientos económicos a la gestión provincial de hace meses, cuando el por entonces ministro de Economía bonaerense Lacunza le respondía desde su cuenta de la red social Twitter, esta vez no hubo contrapartida desde el gobierno de Vidal.

 

“Estoy trabajando más en los planes que en los nombres que van ocupar los ministerios”, definió el candidato del FdT.

 

En otro pasaje de sus declaraciones radiales, Kicillof evitó dar nombres de un probable gabinete encabezado por él. “Estoy trabajando más en los planes que en los nombres que van ocupar los ministerios”, definió. “No sé si hay una expectativa de mejora inmediata por la gravedad de la situación, pero se va a notar rápidamente un cambio de aire”, arriesgó al describir el clima ante un eventual triunfo nacional y bonaerense del espacio político que integra.

 

Una caravana “errática” Kicillof también criticó la campaña del “Sí, se puede”, que encabeza el presidente Mauricio Macri. Para el candidato bonaerense, las visitas que realiza el Jefe del Estado en distintas ciudades del país conforman una estrategia proselitista “errática”.

 

“Deberían estar ocupándose de eso exclusivamente (por la crisis económica) y no de una recorrida por el país errática y difícil de entender. Esta actitud complica un poco la contención de la situación”, consideró Kicillof.

 

Para el candidato a gobernador por el Frente de Todos, la gestión de Cambiemos está agotada. “Hay una percepción de que el Gobierno no tiene más para dar y la gente está esperando que venga una transformación y otro tipo de políticas”, opinó.

Dejá un comentario