Grave: 2020 será el tercer año seguido de estanflación

3 de octubre, 2019

BCRA, reservas

El resultado de las PASO trajo consigo el deterioro de todos los indicadores económicos y el empeoramiento de las expectativas de lo que viene en el corto y mediano plazos. Tras los comicios, los analistas consultados en el Relevamiento de las Expectativas de Mercado (REM) que elabora mensualmente el Banco Central (BCRA) corrigieron todos sus pronósticos hacia el terreno negativo y durante septiembre continuaron ajustando sus proyecciones en casi todos los rubros hacia un panorama menos favorable.

 

De acuerdo con el informe publicado ayer por la entidad monetaria, los participantes del REM estiman que la inflación en septiembre habría sido de 5,8% mensual, lo que habían previsto en la encuesta publicada a principios de septiembre, y proyectan que este año cerrará con un alza de precios de 54,9%, con un componente núcleo de 57,8%.

 

Para el mes en curso, los analistas consultados esperan una inflación de 4,4% mensual, lo que implica una alza de 0,1 puntos porcentuales respecto al relevamiento anterior, y prevén que se retome una trayectoria descendente, alcanzando 3,6% mensual en diciembre de este año y de 3,3% en febrero y marzo de 2020.

 

En tanto, de acuerdo con los datos del estudio, la mediana de las previsiones de los analistas del mercado para el nivel general de inflación para los próximos doce meses se ubicó en 48% interanual, que implica un retroceso de 0,3 puntos porcentuales respecto del relevamiento de agosto, mientras que el promedio se redujo desde 48,9% a 47,4% en términos interanuales en relación al trabajo previo.

 

 

Para el próximo año, la expectativa de los analistas sobre el nivel general de inflación se ubicó en 40,5% interanual, lo que implica una suba de 2,4 puntos porcentuales respecto al REM de agosto, y en 39,7% para la inflación núcleo, que representa un incremento de 2,2 puntos porcentuales sobre la misma comparación.

 

Para los próximos veinticuatro meses, la mediana de las proyecciones del mercado en cuanto a inflación acumulada desde octubre de 2020 hasta septiembre de 2021 se elevó 0,5 puntos porcentuales hasta ubicarse en 30,5% interanual, en tanto que el promedio se redujo desde 32,4% hasta 32,3% interanual respecto al relevamiento anterior.

 

Para 2021, las previsiones de inflación de los analistas del relevamiento se ubicaron en 28,8% interanual para el nivel general de precios y en 26,9% interanual para el componente núcleo, lo que indica una suba de 0,4 puntos porcentuales y una baja de 0,7 puntos porcentuales en relación con la encuesta anterior, respectivamente.

PIB

 

Por otra parte, respecto al Producto Interno Bruto (PIB), para este año los participantes del REM prevén una variación real negativa de 2,9%, lo que implica una caída de 0,4 puntos porcentuales mayor a lo que pronosticaban durante agosto. A su vez, ajustaron hacia terreno negativo la misma proporción (0,4 puntos porcentuales) la contracción de la actividad económica del próximo año y la ubicaron en 1,5%. Para 2021, redujeron la expectativa de crecimiento, que en la encuesta de agosto era de 1,9% y ahora es de 1,6%.

 

Asimismo, mantuvieron la estimación de retracción de la actividad económica para el tercer trimestre de este año (-0,7%), al tiempo que redujeron sus expectativas de variación trimestral sin estacionalidad del PIB para el último trimestre del año (de -0,7% a -1,1%). Para el primer trimestre del próximo año, los analistas esperan una caída de la actividad económica de 0,5% sin estacionalidad.

 

Para el próximo año, los analistas estiman que la inflación general será de 40,5% interanual, lo que implica una suba de 2,4 puntos porcentuales respecto al REM de agosto, y de 39,7% para la inflación núcleo, que presenta un alza de 2,2 puntos porcentuales sobre la misma comparación.

 

Dólar, Leliq y déficit

 

En este informe, los participantes del REM mantuvieron sus proyecciones sobre la tasa de interés de política monetaria. Para octubre, prevén una tasa promedio de Leliq en pesos de 79%, al igual que en la encuesta anterior, y un sendero descendente hasta alcanzar 73% en diciembre de 2019, lo que indica un retroceso de 0,16 puntos porcentuales en relación con al relevamiento de agosto.

 

La proyección de los analistas del tipo de cambio nominal promedio para octubre descendió a $59,3 por dólar, que presenta $ 3,5 por dólar menos que lo estimado en la encuesta anterior (antes de que se implementara el control de cambios), con un camino creciente hasta alcanzar un valor en diciembre de este año de $ 65 por dólar, lo que implica $1,7 por dólar menos que en lo proyectado en el relevamiento de agosto.

 

Respecto a las cuentas públicas, los participantes del REM proyectaron un déficit fiscal primario para 2019 de $162,5 miles de millones, que significan $ 19,9 miles de millones adicionales de déficit respecto a la encuesta de agosto, y un déficit de $100 mil millones para 2020, que representa un déficit de $14,5 miles de millones inferior al proyectado en el relevamiento previo.

 

***

“Pinchazos” costosos en la recaudación

 

El martes, la AFIP informó que la recaudación nominal creció 42,7% en septiembre. Es decir, los ingresos cayeron 8% en términos reales. Según el economista Joaquín Waldman (Ecolatina), “las medidas poselectorales (de Mauricio Macri) explican buena parte del deterioro del mes”. En la jerga, esa práctica se conoce como “pinchar” la recaudación.

 

La recesión y la Corte Suprema explican el resto del deterioro de la recaudación. Waldman explicó: “Por un lado, la bonificación de aportes a los trabajadores registrados hizo que los ingresos de la seguridad social cayeran 18% interanual. Estos (principal fuente de recursos de las asignaciones, pensiones y jubilaciones) caen ininterrumpidamente desde hace un año y medio. Por otra parte, la quita del IVA a algunos productos hizo que este impuesto recaudara 12% menos que en septiembre de 2018 (deflactado). Además, las retenciones ya no crecen a un ritmo tan acelerado, por el efecto de una mayor base de comparación.

 

A la hora de pensar las metas fiscales nacionales, hay algo todavía más preocupante: la proporción de la recaudación que va a hacia Hacienda es cada vez menor, por la devolución a provincias del 15% que detraía la Anses. Si sumamos que el Gobierno probablemente deba compensar a las provincias por la pérdida de recursos que causaron las medidas (por el fallo de la corte, también de ayer), alcanzar -0,5% de resultado primario anual se ve cada vez más lejano”.

 

También dio en el clavo el periodista Esteban Rafele: “Lo más inexplicable de las medidas económicas de campaña que promete Macri en caso de ser reelecto es que suponen una asignación de recursos que no está contemplada en el proyecto de Presupuesto 2020 que su gobierno mandó al Congreso hace dos semanas”. Con el país sin acceso a los mercados y poco dinero en la caja, parece una estrategia temeraria que permite explicar la frustración de varios de chocar con la misma piedra una vez más. “Vamos a defaultear con el mundo inyectando liquidez a lo loco y tasas negativas en todo el mundo desarrollado. Merecemos que no nos presten más guita por 30 años”, dijo @AxelCardin de Bull Market Brokers en Twitter.

 

 

Dejá un comentario