González Fraga: “El DNI del capitalismo es el título de propiedad”

1 de octubre, 2019

Banco Nación

El presidente del Banco Nación (BNA), Javier González Fraga, presentó ayer por la tarde el Programa de Inclusión Financiera para la Inclusión Social de la entidad que pronto cumplirá 128 años.

 

La presentación se hizo en la sede central de la entidad ideada por Carlos Pellegrini y El Economista estuvo presente. El banquero aprovechó la ocasión, también, para seguir promoviendo el “cambio cultural” que buscó imprimirle a la principal entidad bancaria del país para acercarlo a ese ideal pellegriniano, repasar su gestión y agradecer a los que lo acompañaron desde inicios de 2017 en el BNA. “No somos un banco más”, dijo. “Debe ser inclusivo y federal”, agregó.

 

  • “La inclusión financiera es una herramienta para combatir la pobreza y el BNA es también una herramienta de cambio social muy importante”, dijo González Fraga. En esa línea, el funcionario repasó las diversas acciones realizadas durante su gestión. “Hemos ofrecido viviendas únicas y permanentes para la clase media, y no la casa del fin de semana. Hemos dado más de 50.000 créditos y tenemos con atraso a más de noventa días sólo 47 créditos: no llega a 1%. Son muy pocos los que han dejado de pagar por una cuestión económica, aunque cuesta pagar. Lo sabemos y la inflación fue mayor que la que todos esperábamos. Sé que hay familias que han tenido que cambiar el colegio de los hijos y se han hecho grandes esfuerzos, pero el instrumento es bueno, aunque a lo mejor se puede perfeccionar, pero no hay que matarlo porque es muy bueno. También hay un tema cultural que nos falta a los argentinos porque pagar las viviendas en cuotas es algo interiorizado en el resto del mundo, que no sucede acá”, detalló González Fraga.

 

  • “La inmensa mayoría está contenta por haber tomado los créditos UVA”, dijo el economista. “En Argentina, adonde el bien no transable por excelencia es el inmueble y cotiza en dólares, la persona que se endeudó para una casa en abril de 2018 hizo una muy buena diferencia, porque su cuota habrá subido 55%, pero el valor de su inmueble subió más del 100%. Entonces nos encontramos que al comienzo debían el 80% o 75% de la casa, y después de un esforzado año y medio deben menos del 50% y ya son dueños de más de la mitad de la casa. Esta gente ya no vuelve atrás y pasan a ser propietarios. Ese es el enorme desafío del capitalismo, incluir a la gente a través de la vivienda. El DNI del capitalismo es el título de propiedad. En la medida que sigamos jugando al capitalismo, distribuir títulos de propiedad es el desafío más grande que tenemos. Implica incorporarlos al sistema para que dejen de ser parias que pagan alquileres”, señaló y agregó: “Mi preocupación por cuidar el instrumento no es solo por los 50.000 sino por el millón que todavía no accedió a una solución habitacional”.

 

  • Fraga también se refirió a los planes de microcréditos para emprendedores en el marco de Nación Emprende, el programa que capitanea Jorge Lawson. Se otorgaron 42.000 créditos en el marco de ese programa y eso significó 28.000 nuevos clientes para el banco que, además, tienen “baja incobrabilidad”. A varios de esos nuevos clientes, dijo González Fraga, “los fuimos a buscar y convencer, nosotros”.

 

  • En otra línea, resaltó el desafío que enfrenta el país respecto a la formalización y la educación financiera. “Según organizaciones especializadas, en Argentina hay cuatro millones de microemprendedores y sólo el 3% esta bancarizado. Ese último 1% gracias a la acción del Banco Nación en el último año y medio”, sostuvo y dijo que el 28% de los emprendedores de Chile está bancarizado. “Nuestra bancarización es bajísima en ese segmento”, agregó y sugirió que se deberían flexibilizar algunos requisitos para que crezcan más.

 

  • Por último, el presidente del BNA resaltó el rol de la Fundación Banco Nación y su nueva vocación para trabajar para mitigar la marginalidad, en lugar de orientarse a tareas culturales “para quedar bien con algún amigo”. González Fraga agregó: “El BNA debe estar comprometido por aquellos que más necesitan”. En ese ámbito, mencionó el apoyo a la Fundación Espartanos, que busca integrar mediante el rugby a la población carcelaria o a la Casa Justina (en referencia a Justina Lo Cane, quien murió sin haber recibido un corazón que necesitaba) para igualar el acceso de los jóvenes a los trasplantes de órganos.

 

  • De ese modo, Fraga repasó los logros de su período al frente del Banco Nación, aunque reconoció que “queda mucho por hacer” en educación y cultura financiera. “El Banco Nación debe marcar la cancha para las otras entidades y construir una sociedad más igualitaria es un desafío que nos debería interesar a todos”, sostuvo el banquero, quien cree que la rentabilidad es importante, pero no es la única variable a mirar. “Debemos ser un banco testigo”, agregó y también ponderó los esfuerzos realizados en el área de sustentabilidad ecológica, pero también social. “Debemos avanzar hacia una sociedad igualitaria”, concluyó Fraga.

Dejá un comentario