Furia en Ecuador: Lenín Moreno ordenó toque de queda y las calles de Quito son una batalla campal

13 de octubre, 2019

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ordenó ayer el “toque de queda y la militarización” total de Quito y sus alrededores a causa de la violencia en las marchas multitudinarias contra el ajuste iniciadas hace 11 días .

 

“He dispuesto el toque de queda y la militarización del DMQuito y valles. Empezará a regir a las 15:00. Esto facilitará la actuación de la fuerza pública frente a los intolerables desmanes de violencia”, dijo el mandatario en Twitter. En un mensaje televisado para explicar su decisión el mandatario agregó: “son los traficantes, los narcotraficantes, los Latin kings criminales y los correistas los que están dedicados a los actos vandálicos. Los indígenas ya los han detectado y están separándolos de sus filas.”

 

 

En tanto, el dirigente indígena ecuatoriano Yaku Pérez afirmó a horas de que la Confederación de Nacionalidades Indigenas del Ecuador (Conaie) aceptara dialogar con el presidente Lenín Moreno, que el gobierno “necesariamente tiene que al menos suspender el levantamiento de los subsidios, de otra forma no hay posibilidad de acuerdo”.

 

El anuncio de Moreno de llevar adelante una serie de medidas de ajuste en el marco del acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para un prestamos de US$ 10.000 millones, fue el detonante junto al decreto 883 que quitó el subsidio a la gasolina con su consecuente aumento desde la estación de servicio hasta el plato de comida.

 

La tensión y escenas de violencia llevan diez días y han escalado en masividad popular y represión estatal. Primero fueron los transportistas, luego el movimiento indígena,  y en los últimos días se ha vuelto más amplia: a las marchas se sumaron jóvenes, pandillas, y trabajadores.

 

Las reacciones del gobierno tuvieron que ver con negación a dar marcha atrás primero a través de un decreto avanzó con el estado de excepción y luego el toque de queda. En el medio, Moreno se desplazó de la ciudad de Quito a Guayaquil (en este momento no se sabe donde se encuentra.

 

Por si esto fuera poco, el ex presidente Rafael Correa desde Bélgica y acusado de múltiples delitos, llamó a realizar elecciones generales anticipadas. “La Constitución del 2008 estableció en sus artículos 130 y 148 que en caso de ‘grave política o conmoción interna’ la Asamblea o el presidente podrán anticipar elecciones generales, ¿entonces a qué esperan?”, escribió en Twitter.

 

Por el momento el bloque de poder que sostiene a Moreno no ha dado señales de quitarle el respaldo. Cuenta que ese apoyo para sostener una posición de dureza, pero enfrenta una conmoción interna que no tiene horizonte de finalización dentro de esta espiral ascendente de movilización y represión que no disuade a los manifestantes, sino que agudiza la confrontación.

 

Diálogo con indígenes 

 

Por cadena nacional, el presidente de Ecuador, anunció nuevas resoluciones entre las que se encuentra mantener el toque de queda en Quito “hasta el próximo aviso” y la primera reunión con los indígenas este domingo en Quito.

 

“Confiamos en la buena voluntad de todos para establecer una diálogo de buena fe y encontrar una pronta solución a la compleja situación que vive el país”, señaló la ONU en un comunicado conjunto con la Iglesia católica publicado en Twitter.

 

En segundo lugar, Lenín Moreno prometió “analizar y revisar, conforme al pedido que han hecho organizaciones indígenas y sectores sociales, el decreto 883 para estudiar sus efectos, para asegurar que los recursos lleguen al campo, para que las comunidades y los beneficiarios manejen sus propios recursos”.

 

Además, propuso introducir “un bono de US$ 20 mensuales que pagarán las empresas privadas a sus empleados”.

 

 

Faurie ratificó el apoyo a Lenín Moreno y habló de la agitación del correísmo

 

El canciller Jorge Faurie afirmó ayer que el gobierno argentino “respalda la institucionalidad que representa el presidente Lenín Moreno en Ecuador”, consultado en Radio Mitre sobre el recrudecimiento de las protestas del movimiento indígena.

 

Expresó además que los gobiernos de la región respaldan a Moreno e instan a “que haya un proceso de diálogo que permita encontrar soluciones, pero quitando los factores de agitación como son los agitadores de del correísmo (en alusión al ex presidente Rafael Correa) financiados por el madurismo” (por Nicolás Maduro) de Venezuela.

 

“Tenemos en claro que en la situación interna de Ecuador se ha dado una combinación de factores: primero, un gran activismo de lo que son seguidores del ex presidente Correa, que están procurado evitar todas las acciones de investigación que ha llevado adelante la justicia ecuatoriana, que lo afectan a Correa y también al ex vicepresidente”.

 

Dejá un comentario