Estiman que el dólar oficial estará a $70 a fin de año

11 de octubre, 2019

casa rosada dólares dólar

A dos semanas de las elecciones presidenciales, el dólar se mantiene relativamente estable, aunque con intervenciones del Banco Central para controlar la suba en su cotización, que ronda los $ 60 en el segmento minorista, luego de la fuerte devaluación del 30% que se generó tras la contundente victoria en las PASO del candidato del kirchnerismo, Alberto Fernández, que además llevó a la duplicación del riesgo país y a los desplomes de hasta 60% de las acciones de empresas argentinas y de casi 40% en la bolsa porteña.

 

Desde la consultora EcoGo estiman que en diciembre el dólar oficial estará en $ 70. Sin embargo, esta proyección está basada en un escenario relativamente positivo, sin incertidumbres ni tensiones. “El impacto sobre el dólar va a estar muy determinado por lo que ocurra a nivel político, fundamentalmente en torno a certezas sobre como se va a manejar el programa fiscal y monetario, cual va a ser el tratamiento de la deuda, como se van a bajar la inflación, como van a crecer las exportaciones, entre otros”, dijo en diálogo con El Economista Martín Vauthier, director EcoGo.

 

“El mercado va a estar esperando eso, lo cual no va a suceder antes de las elecciones”, afirmó Vauthier, que reiteró que noviembre deberá ser un mes de transición donde esas certezas empiecen a estar, que haya colaboración entre el Gobierno y la oposición. “Si está ese escenario, podríamos empezar a ver una disminución del riesgo país (quizás gradual), una menor presión cambiaria y sin necesidad de reforzar los controles cambios. En ese caso, el dólar oficial podría tener un movimiento acotado y una brecha cambiaria que también sería corta”, agregó.

 

El especialista señaló que, en cambio, si estas señales políticas no empiezan a aparecer y continúa la incertidumbre o si el mercado toma en forma negativa las señales que se estén dando, la cotización del dólar oficial podría tener más recorrido o se podrían reforzar los controles cambiarios si en este escenario el ritmo de pérdidas de reservas se acelera. En ese caso, el impacto se vería un impacto mayor sobre la brecha cambiaria.

 

En línea similar, desde la consultora EconViews indicaron a este diario esperan que la cotización oficial de la moneda estadounidense se ubique a fin de año en $ 68. Además, estiman que la brecha entre el oficial y el paralelo, que actualmente es muy corta, sea mayor, aunque señalaron que esto dependerá de los controles cambiarios que estén en ese momento y de las tasas.

 

“Por los controles de capitales introducidos recientemente, las eventuales presiones se verían reflejadas principalmente en el tipo de cambio implícito en las cotizaciones de los activos financieros”, señaló a El Economista Adrián Yarde Buller, economista jefe del Grupo SBS. “Si se cumple la expectativa y Alberto Fernández termina confirmando el triunfo que tuvo en las primarias, la atención pasará a estar posada sobre las señales que pueda dar en materia económica”, agregó.

 

Yarde Buller resaltó que “por la delicada situación financiera, Fernández probablemente tendrá que apurarse a hacer algunos anuncios que puedan estabilizar un poco la economía y ayudar a moderar la caída de las reservas”. En este sentido, el especialista se refirió a “señales relacionadas con la política fiscal y la necesidad de recuperar un ancla nominal sobresalen como prioridades más allá del anuncio de los nombres que conformarían un eventual gabinete”.

 

“Asumiendo que la oposición gane las elecciones en primera vuelta, que la trayectoria no sea explosiva dependerá de las primeras medidas que anuncie el próximo Gobierno en sus primeros anuncios poscomicios”, afirmó a este diario Jorge Bertolino, economista y asesor de inversiones, que además dijo que “no hay margen para excesos populistas ni para medidas irresponsables que vuelen todo por los aires. La realidad obligará a que los anuncios sean medidos y tendientes a llevar calma a los mercados”.

 

Para Bertolino, seguramente habrá algunos anuncios “grandilocuentes pero poco sustanciosos”, con la intención de conformar a los sectores más radicales del kirchnerismo que apoyan a Fernández. “Veo un discurso populista pero un ajuste importante, culpando al Gobierno actual de la necesidad de llevarlo a cabo. El ajuste será duro y de entrada. El fracaso del gradualismo de Macri servirá de lección para no ir por el mismo camino”, agregó Bertolino.

 

“En este marco, un mercado de cambios desdoblado debería mostrarnos un dólar relativamente controlado aunque con brecha en alza, posiblemente mayor a la actual. Imagino también algún plan consistente para acabar con las Leliq, pero sin cancelación vía emisión monetaria, ya que sería suicida”, afirmó Bertolino.

 

Dejá un comentario