En agosto, las ventas en supermercados cayeron 7,3%

24 de octubre, 2019

consumo

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), en agosto los supermercados registraron ventas por $ 24.344 millones, que representa una suba de 3,2% frente a julio y una caída de 7,3% interanual a precios constantes. De esta manera, durante los ocho primeros meses del año se acumuló una caída de 12,1% en términos reales.

 

Con los resultados de agosto, el desempeño de este sector acumula catorce meses consecutivos con caída en las ventas. Sin embargo, se observa una desaceleración respecto a la contracción del mes anterior. Además, agosto tuvo la menor baja del año, dado que los meses anteriores cerraron todos con cifras negativas de dos dígitos, con las ventas de marzo en primer lugar, cuando registraron un retroceso de 14,5%.

 

“Esto se explica por la menor base de comparación, ya que a partir de agosto de 2018 comienzan las caídas más pronunciadas, como consecuencia de la recesión que comenzó a atravesar la actividad desde entonces”, señalaron desde la consultora LCG.

 

En tanto, las ventas en autoservicios mayoristas en agosto, a precios constantes de diciembre de 2016, sumaron un total de $3.897 millones, lo que representa un incremento de 1,9% respecto del mes anterior y una contracción de 10% respecto al mismo mes del año pasado. Durante los primeros ocho meses del año, acumularon una caída de 13,7% respecto al mismo período de 2018.

 

Por su parte, las ventas en centros de compras o shoppings fueron 14,6% menores a las de julio y disminuyeron 6,7% respecto a los registros de agosto del año pasado. En este caso, la contracción también fue muy inferior a lo evidenciado en julio.

 

“De todas formas, la principal explicación viene por el lado del empeoramiento en las bases de comparación, dado que en agosto de 2018 empezaron las caídas más fuertes. A este efecto, se suman las medidas tomadas por el Gobierno, como la extensión del programa Ahora 12, que pueden haber influido marginalmente en el rubro”, indicó LCG.

 

Los datos oficiales muestran que el ticket promedio de compra en los supermercados fue de $ 775, mientras que en los autoservicios mayoristas el valor de la compra promedio ascendió a $ 3.279. Por otra parte, las ventas totales en supermercados se realizaron en un 33,1% con pagos en efectivo; 26,9% mediante tarjetas de crédito; 36,5% con tarjetas de débito y 3,5% se efectuaron con otros medios de pago. Además, las ventas con tarjetas de crédito aumentaron 55,6% interanual en los supermercados y 68,2% interanual en los autoservicios mayoristas.

 

Perspectivas

 

“No esperamos que estos indicadores poco alentadores reviertan su tendencia en el futuro cercano. La devaluación de agosto tuvo un fuerte impacto en los precios, que repercute en el consumo local. Si bien el Gobierno ha anunciado un paquete de medidas fiscales para paliar la situación social y mejorar el poder adquisitivo, lo cierto es que estos efectos serán marginales como para promover el mercado interno”, estimaron en LCG.

 

En su análisis, esta consultora argumenta que la economía presenta tasas de interés altas y aún persiste la inercia inflacionaria. Además, afirma, a esto debe sumarse el contexto electoral, “en el que no se descarta algún escenario disruptivo que altere las expectativas de mercado”.

Dejá un comentario