Elecciones presidenciales en Uruguay: el Frente Amplio se juega su continuidad

25 de octubre, 2019

El Frente Amplio, que gobierna el país desde hace catorce años, intentará evitar el balotaje en las elecciones presidenciales de Uruguay que se llevarán a cabo el domingo próximo, en coincidencias con las argentinas. El candidato del oficialismo es Daniel Martín, exintendente de Montevideo y dirigente del Partido Socialista, que parte con ventajas según la mayoría de las encuestas publicadas. Enfrentará a los candidatos de los dos partidos tradicionales del país: Luis Lacalle Pou, por el Partido Nacional, y Ernesto Talvi, del Partido Colorado. Si ninguno de los espacios supera el 50% de los votos, la segunda vuelta se realizará el 24 de noviembre próximo.

 

El presidente Tabaré Vázquez tiene mandato hasta el 1º de marzo de 2020 y completará tres gestiones del Frente. Dos bajo su cargo, y una en manos de José Mujica. El espacio nació en 1971 y agrupa a sectores progresistas y de izquierda. Entre ellos, el Movimiento de Participación Popular, el Partido Comunista, la Alianza Progresista, la Vertiente Artiguista, el Nuevo Espacio y el mencionado Partido Socialista, entre otros. Martínez tiene 62 años, es ingeniero industrial mecánico y, además de intendente de la ciudad capital durante un período, fue senador nacional y ministro de Industria, Energía y Minería en la primera presidencia de Vázquez.

 

“Hoy estamos en una elección donde el Uruguay está entre una vuelta atrás a las incertidumbres, a modelos que han fracasado, o a seguir apostando al futuro con alegría”, sostuvo ayer Martínez, en su cierre de campaña. El Frente Amplio intentó, como estrategia de campaña, emparentan a la oposición con el oficialismo argentino de Cambiemos y observarse en el espejo de la crisis de nuestro país. “Te podrás equivocar pero tienes que tener como el norte generar riqueza pero distribuirla, igualdad ante todo, a diferencia de lo que pasaba antes, modelos que fracasaron, que dejaron a Uruguay en crisis y que hoy se han repetido en Argentina, en Ecuador y como lo sufre Chile”, sostuvo explícitamente el candidato, quien mostró sintonía con el candidato argentino del Frente de Todos, Alberto Fernández.

 

La opción opositora con más posibilidades de llegar a un eventual balotaje es el Partido Nacional. Lacalle es hijo del expresidente Luis Alberto Lacalle, que gobernó Uruguay entre 1990 y 1995. En 2014 perdió ante Vázquez en balotaje (13 puntos de diferencia) y, desde el Sanado, construyó su nueva candidatura. “Nos hemos preocupado por sembrar acuerdos, unión, porque entendimos que va a ser necesario convocar a otros partidos para gobernar en favor de la vida de los uruguayos, tomando decisiones firmes y con coraje”, sostuvo en el cierre de su campaña.

 

La tercera fuerza en discordia es el Partido Colorado que lleva como candidato al economista Telvi, sin experiencia en cargos ejecutivos ni legislativos. Tiene una agenda social más liberal que otros dirigentes de los partidos tradicionales, lo que le hizo espacio y triunfar en la interna de su partido.

 

El cuarto espacio es Cabildo Abierto, una agrupación nacida este año, de derecha, que lleva al exjefe del Ejército, Guido Manini Ríos, que intenta convertirse, según algunos analistas, en el Bolsonaro de la política uruguaya.

Dejá un comentario