El optimismo moderado como envión final

22 de octubre, 2019

El objetivo de mínima propuesto cuando se reformuló la campaña de Juntos por el Cambio parece haber alcanzado: el presidente Mauricio Macri modificó parcialmente su perfil de candidato derrotado y en retirada anticipada, le insufló a sus adherentes mayores dosis de consustanciación y se mantuvo activo y en campaña. Pero el objetivo de máxima parece lejos. Demasiado. En Casa Rosada lo saben, a pesar del optimismo creciente que sobreactúan hacia afuera y el optimismo moderado que se permiten hacia adentro.

 

La marcha del “Sí, se puede” en el Obelisco, que ayer tuvo su capítulo jujeño, y el debate del domingo, en el que Macri mantuvo la ofensiva, contribuyeron a sumar elementos. Aunque no haya encuesta (en poder del Gobierno, o de la oposición) que sitúe a la fórmula que el Presidente comparte con Miguel Angel Pichetto cerca del balotaje. En la reunión de gabinete de ayer se analizó el cuadro de situación y se hizo saber, deliberadamente, de ese optimismo.

 

En el encuentro con sus principales funcionarios, Macri dijo que apuesta a una “rebelión” de los que “no quieren volver al pasado”, a la “impunidad” ni a los “corruptos”, en consonancia con sus últimas intervenciones públicas. A pesar de la dura realidad que “se empecina” en hacerse visible en todos los indicadores socioeconómicos, en caída libre durante los últimos meses. Según contó el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, el Presidente habló del “impacto emocional que vivió el sábado” y de las expectativas para el próximo domingo. “La gente quiere el cambio en la Argentina, más allá del enojo de las PASO”, fue la interpretación del ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro.

 

En San Salvador de Jujuy, Macri tuvo otra puesta en escena importante, acompañado del gobernador radical reelecto Gerardo Morales. “Desde cada rincón de la provincia, los jujeños se trasladaron hasta la ciudad capital. Están unidos defendiendo todo lo logrado y por el futuro de nuestra provincia”, escribió el mandatario a través de las redes sociales, antes del acto. En Humahuaca había sido el cierre de campaña de Macri ante el balotaje pasado, el 19 de noviembre de 2015. “No puedo creer estar acá, voy a dejar lo que tengo y lo que no tengo para que los argentinos tengan mejores oportunidades. Los verdaderos héroes de la Patria no son un grupo de iluminados, somos todos nosotros. El domingo cuento con ustedes”, había dicho Macri en aquella ocasión, luego de hablar de las bondades del Plan Belgrano que prometía desarrollar y que, en los hechos, dejó mucho saber amargo entre los jujeños.

 

Camino a la veda, el jefe de Estado estará hoy en Rosario, con caravana incluida, y mañana será el turno de Mar del Plata, lugar donde el día después cerrará Alberto Fernández y el Frente de Todos.

Dejá un comentario