El comercio mundial crecerá 1,2% este año

2 de octubre, 2019

comercio

Según la OMC, el comercio mundial crecerá sólo el 1,2% este año, mientras que en 2018 lo había hecho al 3%. Para 2020 pronostica una suba de 2,7% pero lo condiciona al “retorno de relaciones comerciales más normales”. Está claro que la guerra comercial entre Estados Unidos y China está complicando cada vez más el panorama global. El intercambio entre ambos se redujo considerablemente y el espacio que dejó no fue reemplazado por otros países. En los primeros siete meses del año, las importaciones de Estados Unidos crecieron 3,6% mientras que en el mismo período de 2018 habían subido 9,1%. En el caso de China, las importaciones caen 2,3% este año. Y el sector industrial es el que en todas partes aparece más afectado por esta desaceleración del comercio.

 

En Estados Unidos, el índice que elabora ISM sobre la actividad manufacturera mostró una caída desde 49,1 puntos en agosto a 47,8 puntos en septiembre, su nivel más bajo desde junio de 2009. Sólo tres de los dieciocho sectores considerados registraron un comportamiento positivo.

 

Apenas conocido el dato, irrumpió Donald Tump vía Twitter y afirmó que “Jay Powell y la Reserva federal permitieron que el dólar se hiciera demasiado contra todas las demás monedas y así nuestros productores se vieron afectados”. A juicio del Presidente, las altas tasas de interés en comparación a las que tienen otros países es lo explica la suba del dólar. Pero la mayoría de los economistas no comparten esa visión porque entienden que es consecuencia del mejor desempeño que tiene la economía estadounidense con relación al resto de las desarrolladas. Los países ricos crecen a menos de la mitad que Estados Unidos, y hasta que no se modifique, el dólar tendrá un recorrido ascendente. Los datos de la zona euro (ver aparte) anticipan que demuestran que su recuperación será lenta.

 

En el caso de Brasil, la producción industrial subió en agosto 0,8% con relación a julio pero acumula una caída de 1,7% en los últimos doce meses. Según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística, se registró una expansión en la producción de bienes intermedios y una contracción en el caso de los durables.

 

La pregunta que se hacen muchos analistas es si la retracción que está mostrando la industria se irá extendiendo o no a otros sectores.

 

Los conflictos comerciales impactan en la actividad económica y por eso tanto el FMI como la OCDE recortaron recientemente sus pronósticos de crecimiento para 2019.

 

La respuesta a esta situación fue encabezada por los bancos centrales que están bajando las tasas de interés (ayer fue el turno del Banco de Australia) y poniendo en marcha política de estímulo monetario. Por su parte, los mercados financieros reaccionaron negativamente al cúmulo de indicadores que muestran a la economía global en desaceleración y sin indicios de poder revertir esa tendencia en el corto plazo.

Dejá un comentario