El ataque turco contra la ciudad de los kurdos permite escapar a 950 detenidos de ISIS

13 de octubre, 2019

Funcionarios kurdos sirios dijeron hoy que los enfrentamientos cerca de Ain Eissa, una ciudad clave controlada por los kurdos en el norte de Siria, permitieron a 950 simpatizantes del Estado Islámico escapar de un campamento para personas desplazadas cerca de una base de coalición liderada por Estados Unidos, informó AP.

 

Uno de los temores derivados de la retirada del presidente Donald Trump de las fuerzas estadounidenses del norte de Siria fue que un asalto turco obligaría a las fuerzas kurdas a abandonar los campos de prisioneros donde están recluidos unos 12.000 combatientes del ISIS y sus familias.

 

La administración liderada por los kurdos sirios dijo en un comunicado que los partidarios escaparon después de que atacaron a los guardias del campo y asaltaron las puertas.

 

Un oficial militar estadounidense le dijo a AP que el noreste de Siria se estaba “deteriorando rápidamente” y que las tropas estadounidenses en el terreno corren el riesgo de estar “aisladas” y de enfrentarse con las fuerzas sirias respaldadas por Turquía.

 

Un indicio de que el ejército turco espera más combates en la zona es que las autoridades de varias ciudades fronterizas decretaron el cierre de los colegios durante al menos tres días a partir de mañana, lunes, reportaron agencias internacionales de noticias.

 

En respuesta a los ataques turcos, unos 300 proyectiles de las milicias sirio-kurdas YPG han caído hasta ahora en diferentes puntos del sur de Turquía, causando 18 muertos y un centenar de heridos, todos ellos civiles, indicó Efe.

 

La ofensiva iniciada el miércoles pasado por el Gobierno turco apunta a desplazar a las fuerza kurdas del norte de Siria, la región fronteriza con Turquía, para crear una “zona segura” y trasladar allí a los más de tres millones y medio de sirios refugiados en ese país.

 

Los críticos del Gobierno turco alegan, sin embargo, que un traslado de población árabe siria cambiaría la demografía en esa región, habitada en gran medida por kurdos

 

Francia y Alemania anunciaron el sábado que dejarán de vender armamento a Turquía mientras continúe el operativo, calificado por la Liga Árabe como una “invasión” de un país soberano árabe.

 

Dejá un comentario