Dólar frenado, con bonos y acciones recuperando

7 de octubre, 2019

dólar mercado incertidumbre

Por Luis Varela 

 

Mientras el grueso de los ahorristas e inversores argentinos sigue huyendo despavorido, tomando posiciones en dólares y sacándolos del sistema, yéndose al colchón, a cajas fuertes, o al exterior, algunos pocos valientes siguen entrando con los dientes apretados, por lo que los precios de las acciones y los bonos siguen activándose.

 

Desde la sorpresa entregada por las PASO, el 11 de agosto pasado, el movimiento del dólar, de las acciones y de los bonos tuvo pulsos diferentes:

 

  1. El dólar tuvo un gran salto inicial, de $ 44 a $ 61, luego retrocedió hasta $ 55 y de ahí en más se colocó en un plano levemente ascendente, que lo llevó hasta $ 58 mayorista y $ 60 minorista.
  2. Los bonos se desplomaron 43% en agosto, pero en lo que va de septiembre y octubre repuntaron 9%.
  3. Y las acciones se derrumbaron 58% en agosto pero lograron recuperar 33% en septiembre y lo que va de octubre.

 

Hoy el dólar está 32% arriba de lo que valía el día anterior a las PASO. Y para recuperar la cotización que tenían el 9 de agosto las acciones tendrían que subir otro 80% y los bonos deberían repuntar 60%, cifras inimaginables en este momento.

 

Con esta foto, dólar muy firme y acciones y bonos recuperándose, la Argentina se encuentra a veinte días de la elección presidencial del 27 de octubre. Faltan apenas quince días hábiles, hasta hace poco parecía una eternidad, ahora parece un tiempo un poco más manejable.

 

La presente condición del dólar, de los bonos y de las acciones se está dando porque el mercado está absolutamente convencido de que el ganador de la elección presidencial será Alberto Fernández.

 

Pero, atención: en el medio están los dos debates presidenciales, con discusión entre Alberto Fernández, Mauricio Macri, Roberto Lavagna, Nicolás del Caño, Juan José Gómez Centurión y José Luis Espert. Y la consecuencia de esos dos encuentros puede ser importante. El primer debate será el domingo que viene y el siguiente se desarrollará el 20 de octubre. Casi nadie espera un balotaje, pero si llega ocurrir, el 17 de noviembre habrá un último enfrentamiento, hipotéticamente entre Alberto Fernández y Mauricio Macri.

 

Y la respuesta del mercado puede ser sorpresiva. El resultado de las PASO obligó a Macri a hacer cosas que nadie imaginaba. Hizo un cepo parcial del mercado cambiario, reperfiló el pago de la deuda corta (Letes, Lecap y Lecer) y publicó con nombre y apellido la lista de la gente que compró más de US$ 10.000.

 

Además de dejar de pagar deuda fundamentalmente en pesos, Macri también inició una lenta baja de tasas de interés. Bajó las Leliq del 86% al 75% anual, y con eso las tasas de los plazos fijos se estabilizaron: el viernes los bancos pagaron 57% anual por plata chica y 62% anual por plata grande.

 

La decisión de no liberar los pagos de la deuda en pesos fue tomada para evitar que toda esa montaña de pesos terminara alimentando al dólar. Con el salto de $ 44 a $ 60 que tuvo el dólar por las PASO, la inflación de septiembre volvió a estar claramente arriba del 5% mensual, en el 55% anual.

 

Con este peligroso aumento en los precios internos, el dólar sigue colocado en Argentina en la cumbre de todos los aumentos. La semana pasada, con un mundo en gran tensión por las disputas comerciales de Estados Unidos con China y con Europa, el dólar subió 0,9% en Argentina y avanzó 0,5% contra el franco suizo y 0,4% contra el yuan. Pero el billete verde bajó contra el resto de monedas principales: cedió 0,3% contra la libra, 0,4% contra el euro, 1% contra el yen, 1,6% contra el chileno y se desplomó 2,6% en Brasil, al bajar de 4,16 a 4,05 reales.

 

Y atención: el dólar no subió más porque el Banco Central está vendiendo reservas a dos manos. Desde las PASO estuvo vendiendo US$ 453 millones s promedio por día. Pero la semana pasada vendió menos: se desprendió de US$ 152 millones por rueda, y el viernes se fueron a penas US$ 80 millones.

 

Tanto el jueves como el viernes la presión sobre el dólar amainó por dos razones. Una, el BCRA se animó a usar dólares que tenía guardados para casos de emergencia, y con eso demostró que le alcanzan claramente para llegar al 10 de diciembre. Y también se vio que en agosto Argentina tuvo un gran superávit comercial, y según se afirma septiembre viene todavía mejor.

 

Así, el viernes pasado el dólar oficial minorista bajó 13 centavos hasta $ 60,09, el blue subió 25 centavos hasta $ 61,25 y el dólar mayorista quedó sin cambios, a $ 57,73.

 

Con el dólar aún firme pero un poco más controlado, las condiciones también inestables del mundo están haciendo que mucho del dinero global esté cambiando de posición. La semana pasada, por ejemplo, se dio una verdadera locura. En el exterior se observó una baja de precio para los bonos y las Bolsas, mientras que en Argentina las acciones y los títulos públicos fueron para arriba.

 

Mientras la carrera local del dólar parecía un poco más controlada, la semana pasada tuvo en Argentina una suba del 3,6% para los títulos públicos y un gran salto del 9% para la Bolsa de Buenos Aires. Mientras esa ebullición se observó en nuestro mercado, hubo un alza del 1,3% de las Bolsa de México y una mejora del 0,5% para el Nasdaq de Nueva York, pero el resto de las bolsas tuvo un balance semanal negativo: el Dow Jones de Wall Street cedió 0,9%, Santiago de Chile achicó 0,9%, Tokio -2,1%, Madrid -2,4%, San Pablo -2,4%, Frankfurt -3% y Londres -3,6%

 

La gran suba que tuvieron en las últimas cinco ruedas los papeles argentinos está basada en la política de protección del mercado local que piensa aplicar Alberto Fernández. Esta idea hizo que en lo que va de octubre haya subas del 10% al 20% en compañías como Mirgor, Holcim, TGN, Patagonia, Ausol, Pampa E, Loma Negra, TGS, Capex, Morixe, Central Puerto, Indupa, Galicia, Telecom, Gas Natural, Transener y Costanera.

 

Y también hay especuladores que creen que Alberto realizará un canje de deuda con estiramiento de plazos, pero sin quitas. Por eso, en un país que está prácticamente quebrado, en lo que va de octubre, cuatro ruedas, hubo subas explosivas en algunos bonos: el PUM21 saltó 39,1% y hubo alzas del 6% al 12% en papeles como AM20, DIA0, PUO19, A2E7, DICA, A2E2, AY24, AA37, PARY, DICY, AC17, PARP y BPMD.

 

Veremos qué pasa a partir de hoy y en los dos debates presidenciales que todo el mundo estará mirando este domingo y el próximo. Hoy se pagan varios títulos. Paga renta el bono de la provincia de Rio Negro (RN20) y las ON de John Deere (JHCIO), de Sáenz (SSC1O), de Ribeiro (RICNO, RIP2O, RIP1O, RIQ1O y RIQ2O), de GPAT (GPWBO). Y mañana paga renta el bono Bonar 2020 (AO20), es decir el último bono emitido por Cristina Kirchner, por el que pagó una tasa del 8% anual en dólares. El mercado irá midiendo cuanto del dinero que se paga se sigue yendo al dólar y cuanto se va reinvirtiendo. En tiempos difíciles como estos es bueno recordar frases famosas del millonario Warren Buffet. Primero, hay que ser codicioso cuando otros sean miedosos y temeroso cuando otros sean codiciosos. Y luego, dos reglas. Regla número 1: nunca pierdas dinero. Regla número 2: nunca olvides la regla número 1.

Dejá un comentario